Ciudad de México empieza a sufrir masacres por narcotráfico

Octubre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Por Margarita Solano l Corresponsal de El País México

Las masacres ahora tocaron la capital mexicana. Seis personas fueron asesinadas y una resultó herida, aparentemente por su relación con la venta de drogas al menudeo, luego del ataque de un grupo armado en la colonia Morelos, en Tepito.

La ola de violencia que sacude varios estados de México llegó ayer a la capital del país, que no había sufrido el derramamiento de sangre por las guerras entre los carteles de la droga. En el corazón de Ciudad de México, en el populoso sector de Tepito, seis jóvenes fueron asesinados en plena calle. Con este nuevo hecho ya son cinco masacres con 53 muertos en siete días. Los crímenes han ocurrido en Tepic, Ciudad Juárez, Tijuana y ahora el Distrito Federal. La mayoría de las víctimas son jóvenes entre los 13 y 23 años.La racha de muertes empezó en Ciudad Juárez, la urbe más violenta del país con más de 6.000 muertos atribuidos al crimen organizado en los últimos tres años, donde fueron asesinados a tiros 14 jóvenes. Al día siguiente, trece personas murieron en Tijuana en un centro de rehabilitación y una semana después, las autoridades federales de Tepic, al norte de México, tuvieron conocimiento de una matanza que reportó la muerte de quince personas y dos heridos, en el interior del Auto Lavado Gamboa.Las masacres ahora tocaron la capital mexicana. Seis personas fueron asesinadas y una resultó herida, aparentemente por su relación con la venta de drogas al menudeo, luego del ataque de un grupo armado en la colonia Morelos, en Tepito. Este sector del centro de Ciudad de México es una de las zonas más conflictivas de la ciudad, ya que allí se mueve desde el ‘menudeo’ de droga hasta la ‘piratería’.El procurador (fiscal) general de Justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, explicó que el crimen se pudo deber a una disputa entre vendedores de drogas, aunque también recordó que en ese barrio de la capital mexicana actúan varias bandas de robo de automóviles.El miedo llegó al DFEl Distrito Federal ya no es muy diferente a ciudades como Monterrey, Cuernavaca, Reynosa, donde la violencia trastoca la vida cotidiana.La capital mexicana es un constante escenario de ajustes de cuentas entre narcotraficantes. En febrero y marzo una inusual ola de crímenes pasó desapercibida por las autoridades y los medios de comunicación quienes consideraron los hechos como aislados. En uno de los sectores más exclusivos de la ciudad, la colonia Condesa, tres personas fueron acribilladas con rifles automáticos. Los jóvenes estaban vinculados con la líder priísta en el estado de Aguascalientes Elsa Landín. Días después fue asesinado en la segunda sección de Chapultepec, un parque de esparcimiento familiar, un militar miembro del Estado Mayor Presidencial para que horas más tarde aparecieran varias personas asesinadas en el populoso barrio de Iztapalapa.En Circuito Interior, una de las vías rápidas y más transcurridas de la ciudad, se encontró un ciudadano cubano muerto. Se trataba de Orlando Rodríguez Rodríguez, homónimo de un supuesto defensor de los derechos humanos en Cuba. En el mismo periodo aparecieron una pareja asesinada en Bosques de las Lomas, cuatro cadáveres encajuelados en la zona turística de Xochimilco, un par de decapitados también en Xochimilco y otros dos en la delegación Gustavo Madero.Estos asesinatos fueron atribuidos al Cartel de ‘La Familia’ de Michoacán, a la banda de narcos liderada por alias ‘La Barbie’ (narco detenido) y a una serie de grupos criminales que han operado durante mucho tiempo en la zona conurbada de la ciudad, en colonias que circundan a la capital como Ecatepec, Cuatitlán, Tlalnepantla o Chalco.Las autoridades capitalinas han respondido como la mayoría de los gobiernos locales, asegurando que la Ciudad de México es únicamente un lugar de tránsito del narcotráfico.Sin embargo, durante los últimos dos años, una serie de arrestos importantes se han dado al interior de la capital mexicana donde la presencia de los capos es una constante.Rey Zambada, uno de los miembros más importantes del Cartel de Sinaloa, fue detenido en Lindavista, un barrio residencial de clase media ubicado al norte de la ciudad.Los lugartenientes de ‘La Barbie’, quien peleaba el control a los hermanos Beltrán Leyva, fueron arrestados en Huixquilucan, un lujoso barrio residencial de la zona conurbada al Distrito Federal; incluso el propio Édgar Valdez Villarreal, ‘La Barbie’ fue detenido en un barrio de descanso ubicado a quince minutos de Ciudad de México.Líderes del grupo de ‘Los Zetas’ fueron arrestados cuando comían en un popular restaurante de mariscos ubicado en Avenida Insurgentes, arteria femoral de la Ciudad de México.La Ciudad de México es en realidad un punto neurálgico para el control del narcotráfico. Cuenta con una importante infraestructura que comunica a todo el país.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad