Cinco estafas con las que lo pueden 'tumbar' en Cali

Cinco estafas con las que lo pueden 'tumbar' en Cali

Enero 22, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera | Reportera de El País
Cinco estafas con las que lo pueden 'tumbar' en Cali

null

No todos los delincuentes  roban a mano  armada. Muchos hampones son más sutiles, e inducen a sus víctimas al engaño, al error, hasta hacerlas caer en una trampa que les sale bien cara. Lea también: Cuidado con la modalidad de extorsión 'tío-tía', así funciona. Gangas de casas o apartamentos en  remate, tentadoras ofertas de carros o cupos de taxis en venta que nadie se quiere perder, falsas vacantes  para taxistas desempleados y bellas mujeres que hacen delirar a hombres casados y con hijos, son modalidades inventadas por los estafadores para robar a incautos e ingenuos. A estas  se suman  la develada la semana pasada por la  Sijín de la Policía, el CTI y la Estructura de Apoyo de la Fiscalía, sobre los falsos paquetes vacacionales con los que fueron engañadas  63 personas en todo el país, por una red delictiva identificada como los ‘Getaways’, quienes usaban tarjetas de crédito robadas para comprar planes vacacionales, que revendían. Cuando el comprador llegaba al hotel o al avión, su plan había sido cancelado. Una investigadora de la Dirección del Grupo Antiestafa de la Fiscalía de Cali advierte que un indicador común en este delito son los bajos costos de  las ofertas. “Esos precios muy económicos, en vez de ser la voz de alerta para la gente, son el atractivo por el que la víctima cae”, señala. Lea también: Capturan a 58 personas por extorsionar a través de llamadas telefónicas. Una fuente  de la Sijín advierte que las redes sociales se han convertido en la plataforma ideal para estos timadores.  Como la modalidad ‘Tío-tía’ ya es muy conocida,  está surgiendo una nueva forma a través de  perfiles falsos de mujeres atractivas, que contactan a hombres con un perfil muy definido: profesionales, con cierto poder adquisitivo y preferiblemente casados y con familia, y empiezan a seducirlos. “El hombre cae fácil en esa trampa, entra en contacto con ellas y cuando él muestra su interés en conocerla, ella le responde que  vive en Medellín o Cartagena, y que necesita que le mande dinero para comprar los tiquetes aéreos. Claro, el tipo va y le consigna de inmediato y después la supuesta mujer desaparece de Facebook y el hombre no denuncia para que no se enteren su esposa ni su familia”, dice la fuente policial de la Sijín. Esas y más   formas de timar incautos las tienen identificadas las autoridades. Y parece que para cada tipo de fraude, hay un crédulo que es víctima. Casa en el aireVer en redes sociales, internet o por WhatsApp que rematan casas o apartamentos a muy bajos precios, pero que nunca las muestran personalmente,  es una oferta en la que muchos creen que se les apareció la Virgen. Pero detrás no hay ningún santo ni milagros, sino unos timadores haciéndole creer que para “pisar” el inmueble tiene que consignar lo más pronto posible una suma de dinero determinada. Después le piden para los papeles, para los trámites, hasta que la víctima termina entregándoles hasta el 50 % del valor del supuesto inmueble. “Una variable es que muestran los inmuebles con un listado en el que se ve que sí están en remate – no sabemos cómo los consiguen, pero tienen hasta las llaves–, y empiezan a pedirle al comprador dinero para los trámites, para esto, para lo otro y luego desapare- cen”, revela la agente de la Fiscalía. Lo insólito es que “hay dos o tres que no desaparecen, saben de leyes y descaradamente le alegan a la Fiscalía que se trata de un supuesto  incumplimiento del contrato”. Pero al ser una conducta habitual de una persona, la nueva ley contempla la ‘asociación de estafa’, que permite hacerle todas las imputaciones en el menor tiempo posible y así no haya la excusa de vencimiento de términos. Timador sobre ruedasCon la misma modalidad de la vivienda, se presentan muchos casos de “ofertas halagadoras” de remates de vehículos a muy bajo precio. “Ese es el error de la víctima, que en vez de dudar de la ganga, va más rápido hacia ella”, insiste. Los agentes han establecido que varios estafadores actúan amparados en  un concesionario.   “Primero le piden una cuota inicial, bastante alta, hasta del 50 o 60 % del valor total,  que es con la que se queda el estafador; luego lo enredan con que todavía no le pueden entregar el carro porque faltan unos papeles, y le piden más plata. Al final le dicen que no se pudo realizar el trámite, pero que  está disponible esta camioneta, pero que como vale más, debe entregar  más dinero. La víctima, ya cansada, acepta, pero al final todo desaparece y no le resulta ni carro ni camioneta ni plata ni nada”, cuenta la fuente de la Fiscalía. Así fue capturado un timador de vehículos que llevaba 38 estafas a igual número de víctimas desde 2008. Otra variable es que el delincuente toma un carro en alquiler y lo vende a una, dos y hasta a cinco personas y luego desaparece. “Allí hay doble víctima: quien  alquila los carros y los compradores engañados que le van a reclamar al primero”, comenta otro investigador. Empleo para taxistasAprovechando que hay tanto desempleado, los estafadores ponen un clasificado ofreciendo, por ejemplo, que un médico –siempre es un  profesional– tiene un taxi que lo quiere poner a trabajar y está buscando quien lo conduzca. Muchos taxistas contactan al supuesto intermediario del médico y este le pide a cada uno $200.000 para el papeleo, o para el estudio de su hoja de vida, como garantía (caución) porque él es un desconocido. “Al final le dicen: lo espero el viernes a las 2:00 p.m. afuera de la clínica tal que el médico le va a entregar el carro, pero allá le salen con que el doctor no fue a trabajar ese día, que vuelva y le dilatan la entrega hasta que desaparecen y se quedan con el dinero de muchos aspirantes al cargo”, cuenta uno de los investigadores del equipo de la Fiscalía. Una variante es cuando ofrecen en venta el cupo del taxi y hacen fiestas con esa estafa. Hay casos en la que un vehículo aparece hasta con tres dueños. La estafa de los taxis no ha tenido ninguna captura porque todo lo hacen a través de Whatsapp, las consignaciones no se hacen en entidades bancarias, sino en puntos de pago de juegos de azar y cada tres meses borran toda la información de los que ofrecieron los taxis en alquiler. El falso sobrino También conocido como la llamada millonaria, en esta estafa participan cuatro personas: un supuesto sobrino que llama desesperado a la tía, con idéntico acento del sobri- no verdadero y le dice que fue detenido por la Policía o el Ejército, porque arrolló a una persona, o porque chocó un carro. “Actúan con tal dramatismo que hacen llorar a la tía y le piden un millón de pesos para arreglar el lío o quedará en la cárcel”, dice la investigadora de la Fiscalía. Luego llama el segundo actor, un supuesto sargento que intimida a la tía o quien sea la víctima, diciéndole que para arreglar la situación debe entregar dicha suma de dinero. En una tercera llamada, pasa un supuesto teniente que le exige dar más dinero porque se ha enterado de que están haciendo ese soborno, pero que eso es ilegal, que se le va a colaborar al sobrino, pero pide más plata. Y la cuarta persona es un cobrador que va a la casa a recibir el dinero, para lo cual tienen una red muy grande en todo el país. Una fuente de la Sijín afirma que también utilizan redes de giros y envíos. Al final, esta conducta fue tipificada como extorsión. “El mayor éxito fue desarticular la banda Los Sobrinos, con 16 capturas, que ya fueron condenados y se logró indemnizar a  las víctimas”, dice la fuente de la Sijín. Empleada o hijo víctimaTodavía hay empleadas domésticas inocentes que siguen cayendo en la llamada millonaria, pese a ser una modalidad bastante divulgada, dice una fuente de la Sijín. “Ellas creen cuando las llama el supuesto abogado de su patrón o patrona, que está en un aparente problema y pide que le manden las joyas y la plata”, dice una fuente de la Sijín. Pero lo más insólito es que han atendido denuncias en las que el mismo hijo es la víctima. “Niños de 12, 13 años que reciben  la presión por telefóno de que su padre está en problemas, entonces entregan todo”, revela el investigador de la Sijín de la Policía Metropolitana de Cali. Pero el nivel de descaro de los estafadores está en el ‘tengo una urgencia, regáleme un minutico por favor’, dice. El delincuente se retira dos o tres metros con el celular de quien le hace el favor y busca allí un contacto de la pareja o un hijo al cual llama y le dice: tenemos secuestrado a su esposo (a) o papá o mamá. Este familiar, al reconocer el número desde el cual lo están llamando, cree en la farsa y accede a entregar el dinero o lo que le piden. “No es la más utilizada, pero se presentan casos en los que lo estafan con su propio celular y al frente suyo”, dice la fuente de la Sijín, que recomienda simpre estar alerta. 

Para tener en cuenta: 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad