Cifras de homicidios dejan un claroscuro balance a la seguridad en Cali

Diciembre 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Cifras de homicidios dejan un claroscuro balance a la seguridad en Cali

Retenes. Los controles que hace la Policía para evitar que delincuentes se muevan por las calles de la ciudad, han contribuido a disminuir algunos delitos en lo que va corrido de este año.

Los robos de vehículos y de residencias tuvieron una baja notable; los homicidios se redujeron 1% con respecto al 2011.

El cierre del 2012 en el tema de seguridad en Cali es en claroscuro. Mientras delitos de alto impacto como el robo de vehículos y los hurtos a residencias tuvieron una importante disminución, los homicidios parecen negarse a ceder de forma contundente, aunque, las cifras oficiales indican que sí hubo una reducción en las muertes violentas con respecto al año pasado.Al cierre de estos doce meses, las muertes violentas sumaban 1.755, un 1,4% menos que el mismo periodo del 2011, lo que ha sido calificado por el secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín, en diálogo con El País, como un logro que no puede tomarse a la ligera.“El año pasado fueron 199 homicidios en todo diciembre (este año van 120 hasta la fecha). Lo que significa que, de seguir así, podríamos tener una disminución de hasta 30 homicidios en diciembre respecto al año pasado”, explicó el funcionario.Holguín insiste en que desde la Administración se están tomando medidas para enfrentar los hechos de violencia criminal y que para eso se han destinado 900 policías más para que vigilen Cali en el final de año, de forma permanente.No obstante y según cifras de la Policía, en las últimas 24 horas fueron asesinadas nueve personas en la capital del Valle del Cauca. Las autoridades afirman que los homicidios en la ciudad son producto de la intolerancia, así como a ajustes de cuentas entre bandas criminales por el negocio del microtráfico. Una mejoría visibleAunque es innegable que los homicidios son el descabezadero de la Policía y demás autoridades de la ciudad, lo cierto es que sí hay logros qué mostrar.Entre lo más destacado están las disminuciones en robos a vehículos, celulares y en los hurtos a residencias y a comercio.La mayor reducción es la de hurto a carros, que entre enero y diciembre de este año bajó un 19% en toda la ciudad, con una diferencia de 350 automotores con respecto al 2011. Es decir que mientras el año pasado fueron robados 1.871 automóviles, la cifra de este año fue de 1.521.Para el alcalde Rodrigo Guerrero esto se logró gracias a que ha sido una prioridad de su administración y de la Sijín. Con esta reducción, la ciudad se pone por debajo de Bogotá en hurto de automotores.Por su parte, el robo a residencias bajó 13%, en igual porcentaje que los atracos a comercios. Esto último, según explican las autoridades, es producto de la labor de vigilancia por cuadrantes y por el apoyo de la ciudadanía, que reporta los movimientos extraños en su sector.La disminución en el robo de celulares también es uno de los logros de este año. De acuerdo con el licenciado en ciencias políticas Fernando Gómez, dos elementos se han conjugado para lograr una reducción del 1% en este tipo de robos. “El valor de los celulares ha ido bajando en el mercado y eso hace que sean menos buscados por los ladrones, además, parece que funciona bien la campaña del Gobierno de registrar el Imei (número de registro del teléfono) para controlar la reventa, haciendo que los castigos por comprar o vender celulares robados sean mucho más fuertes”, explica Gómez.Las deudas visiblesSin duda, la principal problemática de seguridad que afronta Cali es la de los homicidios y las lesiones personales.Fernando Gómez asegura que estos problemas son los de mayor complejidad porque en este último año se han conjugado factores como el microtráfico y la guerra de las bandas criminales que quieren controlar la droga.En Cali, opina Gómez, “no hay un modelo de seguridad claro, pensado para enfrentar a las bandas criminales que están usando pandillas para controlar las calles. Parece que eso supera a las autoridades en general”.Una postura similar tiene el académico Alberto Ramos, quien dice que en este momento la fórmula para combatir el microtráfico está en la legalización de las drogas, que es un debate que está dando el Presidente en escenarios internacionales.Por su parte, la veedora ciudadana, Luz Betty Borrero, piensa que no hay una verdadera conexión entre el Gobierno Nacional y las autoridades locales. “Es urgente que la ciudad cuente con un cuerpo policial de carácter metropolitano dirigido por el Alcalde, encargado de definir la política de seguridad en su territorio, porque la Policía recibe órdenes de las autoridades nacionales que poco o nada tienen que ver con el tratamiento de los asuntos de seguridad locales”.Andrés Santamaría, personero municipal, dice que una de las fallas en la lucha contra la violencia es la impunidad y la falta de confianza de los ciudadanos, por ejemplo, en la Rama Judicial.“No existe un mayor elemento que contribuya más al delincuente que no encuentre sanción judicial por sus acciones. Menos del 10% de los homicidios realizados en Cali tienen sanción. La falta de fiscales, investigadores complementan esta situación y la agravan”.De hecho, una encuesta del programa Cali Cómo Vamos, indica que al menos 38% de las personas consultadas piensan que las autoridades no hacen lo suficiente para combatir los crímenes en los barrios, frente a un 19% que considera que las acciones son suficientes.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad