Cifras de atracos callejeros bajan, pero el miedo de los caleños sube

Cifras de atracos callejeros bajan, pero el miedo de los caleños sube

Abril 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cifras de atracos callejeros bajan, pero el miedo de los caleños sube

De los 172 casos de raponazo registrados hasta abril, en la mayoría, los agresores se movilizaron a pie.

De los 1.911 hurtos a personas cometidos hasta el 19 de abril, 172 fueron raponazos.

Acababa de sacar la plata del banco para terminar de pagar su especialización en el exterior, cuando fue interceptado por unos atracadores. Los tipos le arrebataron el dinero y también la vida. Su padre, quien recibió tres impactos de bala en el hecho, murió unas semanas después.Las chicas caminaban por la calle trasera de un centro comercial ubicado en el sector del Valle del Lili. Un hombre en una bicicleta se les acercó y les exigió el teléfono celular. Un joven que veía la escena intervino para evitar el hurto y recibió un disparo en el tórax “por sapo”. El ladrón huyó.Otra señora recibió la mensualidad del alquiler de su apartamento en el sur e iba en busca de un taxi. Una joven la abordó y la intimidó con un revólver en el abdomen. La hizo caminar de su brazo unas cuantas cuadras hasta que se encontró con su cómplice. Le quitaron la plata y la insultaron por no tener un celular de última tecnología. Se salvó de recibir un tiro.Una mujer esperaba el cambio del semáforo en el cruce de Puerto Rellena sobre la Autopista Simón Bolívar. El vidrio de su carro estaba abajo porque tenía el aire acondicionado averiado y un niño que parecía limpiador de parabrisas le arrebató el blackberry por el que ella hablaba. Con el cambio de la luz a verde el rastro del menor se esfumó.Él escuchaba música en su teléfono celular, de repente el sonido se dejó de emitir. Mientras pasaba el umbral de la puerta del bus articulado del MÍO y la estación Torre de Cali le fue robado su aparato. No supo quién fue.¿Percepción?Aunque no lo crea, los hurtos a personas han disminuido en la capital del Valle del Cauca. Por lo menos, eso dicen las cifras del Observatorio del Delito de la Policía Metropolitana de Cali en el periodo enero 1 al 19 de abril de este año.Las estadísticas señalan que en este tiempo hubo 1.911 casos de robos a personas, mientras que en el mismo periodo de 2011 sucedieron 1.964. Es decir, se presentó una disminución de 53 hechos.Pero en la calle se vive otra realidad. Los habitantes de la que fue la Sucursal del Cielo caminan por la calle con los bolsos aferrados al pecho, dudando de cuanta persona se acerca con sigilo, escondiendo la plata entre las medias, dejando los documentos de identidad en la casa para, en caso de un robo, “no tener que volver a hacer vueltas”...La sensación de inseguridad no es nueva: De las personas consultadas para la encuesta de percepción ciudadana 'Cali Cómo Vamos' en el 2011, solamente el 25% dijo que se siente seguro. Y eso que únicamente el 16% fue víctima de un asalto.El subregistro —indican las fuentes judiciales— también es elevado. “Muchas personas dejan de venir a las estaciones a denunciar los robos porque consideran que el trámite es engorroso”, sostiene un uniformado de inteligencia policial.Melissa, una de las víctimas de los atracos, dice que prefirió quedarse callada para no involucrar a más gente. “La Policía quería saber quiénes eran las últimas personas con las que había conversado, cuál era mi relación con ellas. Era mejor dejar así porque, igual, no me iban a devolver la plata ni la tranquilidad”, insiste.Pero también hay quienes dejan de denunciar porque consideran que lo que les quitaron “tenía poco valor”. Así lo sostiene el 19% de las personas que participó en la encuesta Cali Cómo Vamos.La Policía Metropolitana de Cali ha capturado en lo que va corrido del año 937 personas por hurto a personas, 192 más que en el mismo lapso del año anterior. Pero esas cifras no dejan a la gente más tranquila, ni revive en ésta, la confianza en las autoridades. Mauricio Vásquez, coordinador de la encuesta, sostiene que el 64% de los ciudadanos considera que es baja la probabilidad de que un delito sea sancionado.También precisa que el 40% de los encuestados admite que no confía en las autoridades.RealidadSan Pedro, Granada, Obrero, Prados del Norte y Siete de Agosto son los barrios de Cali donde más se presentan atracos callejeros. Investigadores de la Policía sostienen que de 12:00 a 5:00 p.m. son las horas que aprovechan los delincuentes para cometer los ilícitos.En efecto, al mediodía fue que a la señora le robaron la plata del arriendo y a la mujer del carro le quitaron su blackberry.“A esa hora hay menos gente en la calle, muchos están haciendo la siesta o almorzando”, precisa la fuente policial.Según los datos suministrados por las autoridades, de los 1.911 hurtos cometidos a personas, 172 fueron en la modalidad de raponazo. Es decir, le arrancaron algún elemento de valor a la víctima.Las mayoría de delincuentes usaron armas blancas, armas de fuego, armas cortantes. Pero en 63 de los casos —la mayoría— usaron armas contundentes.El año pasado, los miércoles y domingos eran los días más vulnerables para los caleños. Pero este año, la situación cambió. Son los miércoles, jueves y viernes los días de la semana en los que parece estar prohibido salir a la calle.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad