Cierre del DAS despierta temor por impunidad en Colombia

Noviembre 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Congresista Iván Cepeda teme que procesos como las 'chuzadas' queden en el limbo por la desaparición de ese polémico organismo de inteligencia.

La liquidación del Departamento Administrativo de Seguridad ,(DAS) despertó el temor de que las actividades ilegales de espionaje que desarrolló queden impunes, dijeron este miércoles varios analistas."Lamentablemente la disolución no implica un gran cambio en la situación, o al menos un cambio positivo, pues se corren riesgos de involucionar. La primera preocupación es que el cierre se convierta en un mecanismo de impunidad", dijo el congresista Iván Cepeda.El representante a la Cámara y uno de los fundadores del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) fue uno de los blancos de las escuchas y seguimientos del DAS.El pasado lunes el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, firmó la disolución del polémico organismo, que en los últimos de sus 58 años de vida fue centro de un gran escándalo al descubrirse que desde allí se tejió una "empresa criminal", incluso infiltrada por paramilitares, como la denominó la Fiscalía.Para Cepeda, además de los muchos interrogantes que flotan tras el fin de esa agencia que dependía directamente de la Presidencia de la República, hay otros motivos de gran preocupación."No sabemos qué destino tendrán los archivos que contienen información valiosa. Quién va investigar ahora los seguimientos. Nos preocupa que esos archivos puedan ser borrados o no tenidos en cuenta" en los procesos ante la Justicia, añadió el parlamentario.Asimismo, para Cepeda "es inquietante" no saber qué va a pasar con antiguos funcionarios y agentes del DAS que fueron incluidos en la nómina de la Fiscalía y que, a su juicio, "fueron capacitados para promover violación de derechos humanos y la intimidad" de funcionarios y personas investigadas.El parlamentario también cuestionó que de los 5.000 funcionarios que tenía el DAS, apenas "unos pocos" están encausados mientras centenares pasan ahora a otros destinos, e insistió en que "todo quedará en la impunidad".Finalmente, Cepeda cuestionó la creación de la Agencia Nacional de Inteligencia Colombiana (Anic), que reemplazará al DAS."Es la misma historia con distinto ropaje" , apuntó Cepeda quien también se preguntó "por qué Santos mantiene al director" (Felipe Muñoz).Tampoco el letrado Luis Guillermo Pérez, secretario general de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y miembro de la Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (CCAJAR), está conforme."No podemos decir que este proceso de liquidación ha sido transparente, pues se mantuvo a Felipe Muñoz como director, pese a que sobre él y sus subalternos se establecieron denuncias que lo vinculan en la destrucción de pruebas de las escuchas y los seguimientos" ilegales, dijo Pérez.Pérez también considera que "es poco transparente" que sea la Procuraduría la entidad que depure los archivos del DAS.En esos documentos, dijo Pérez, "hay pruebas de las persecuciones a muchos actores sociales, a políticos, a líderes sindicales, y hay que recordar que el procurador (Alejandro Ordóñez) ha sido proclive al uribismo".Así las cosas, añadió, "tampoco hay garantías de que esas investigaciones van a ser objetivas".Ante la perspectiva de un nuevo organismo de inteligencia estatal como Anic, el secretario general de la FIDH pidió al Gobierno de Santos "garantías" para que no se persiga como hasta ahora a opositores polÍticos, a trabajadores, a periodistas y a los defensores de los derechos humanos".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad