'Cerrachorros': apodo de apartamenteros colombianos en Argentina

'Cerrachorros': apodo de apartamenteros colombianos en Argentina

Octubre 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Patricia Lee | Corresponsal de El País Buenos Aires
'Cerrachorros': apodo de apartamenteros colombianos en Argentina

A los colombianos también les dicen en Argentina ‘copia-llaves’ y, según las autoridades, prefieren ese país a Brasil, por ejemplo, porque en Brasil las leyes son muy duras.

Los apartamenteros colombianos ya son tan conocidos en Buenos Aires que les tienen apodo propio. En los últimos años, 250 colombianos han sido detenidos acusados de robar apartamentos en Argentina.

En los últimos años, 250 colombianos han sido detenidos acusados de robar apartamentos, en una nueva modalidad delictiva que preocupa a las autoridades argentinas. Las bandas de colombianos, que viajan a este país austral especialmente para dedicarse a este delito, tienen asolados barrios de clase media y alta de la ciudad de Buenos Aires, como Belgrano, Núñez, La Recoleta y Palermo.Los delincuentes no son, en general, violentos: operan en grupos e ingresan a los apartamentos por medio de copias de llaves de las puertas de entrada de los edificios realizadas con parafina o forzando puertas con barretas.Las bandas, incluso, han optado por instalar negocios de cerrajería, que anuncian en las calles con avisos y volantes. No pocas de las víctimas han reconocido que llamaron a estos lugares y que realizaron copias. En argentina a los ladrones les dicen chorros, a los que utilizan esta modalidad, muchos de ellos colombianos, entonces los llaman ‘cerrachorros’.En septiembre cuatro colombianos fueron detenidos. Uno de ellos, herido de un balazo tras una persecución en el barrio porteño de Villa Devoto. En la ciudad de La Plata, a 50 kilómetros de Buenos Aires, se está realizando el juicio oral a cuatro colombianos acusados de integrar una banda: Edith Yasmín Ávila Garzón, Ricardo José Aranda Castro, Wilson Alejandro Arias González y José Manuel Sánchez Parada, acusados de robo triplemente calificado.Los cuatro fueron detenidos el 20 de mayo en la terraza de un edificio al cual habían ingresado para desvalijar apartamentos. Primero entraron al apartamento de un hombre que fue maniatado y luego pasaron a otro para robar dinero y artículos electrónicos. Fueron descubiertos por una vecina.Preocupación oficialEl Secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, señaló que los colombianos son los autores de la mayoría de casos de robo de apartamentos. “En los últimos tres meses detuvimos a 40. A uno de los últimos que capturamos, lo apresamos diez veces en el último año y medio”.Según Javier Miglino, de la ONG Defendamos Buenos Aires, “los ladrones son en su mayoría colombianos que ingresaron al país con ese propósito”. Los delincuentes encontraron en Argentina un lugar ideal, debido al poder adquisitivo de una ciudad como Buenos Aires y a la benigna legislación que aquí existe.El licenciado en Seguridad Pública Luis Vicat, coincide en esa última razón: “acá tienen la posibilidad de ir a juicio en libertad, cosa que en Colombia es más difícil. Si es su primera condena, la pena puede quedar en suspenso, lo cual hace que sea fácil delinquir y quedar indemne”.Vicat dice que la sociedad bonaerense no estaba preparada para ciertas prácticas: el uso de parafina para copiar llaves, por ejemplo, ha sido un asunto como salido de una película.“Aquí hay una gran concentración urbana de clase media y siempre va a haber algo para robar. Se llevan televisores de plasma, computadoras, cosas que hay en cada hogar”, agrega. Pero hay un detalle por el cual algunos creen que el fenómeno se ha agravado en los últimos años: mucha gente tiene cierta desconfianza en el sistema bancario desde lo que pasó en 2001, cuando el gobierno impuso el “corralito” que impedía sacar dinero de las cuentas. Y a ello se suma que cada tanto, los bancos son objeto de robos en las cajas de seguridad donde la gente guarda sus pertenencias, por lo cual muchos han optado por mantener sus joyas o cosas de valor en guardados en la casa. Por eso las viviendas comenzaron a ser blanco de los hurtos, cosa absolutamente exótica hace cinco o seis años en Argentina.El licenciado en Seguridad Pública, Luis Vicat, hace una precisión: no cree que estas bandas estén relacionadas con el narcotráfico, aunque en muchos casos ciudadanos de origen colombiano vinculados con ellas o miembros de éstas, hayan tenido nexos con algunos grupos de narcotraficantes. “En general, se trata de delincuentes comunes, aunque se han detectado algunos ex miembros de las Bacrim o desmovilizados de algún grupo ilegal”.Para Vicat, sin embargo, estos casos hacen parte de un aumento general de la criminalidad en Argentina. “El delito viene teniendo un aumento del 20% anual en comparación con los últimos años”.La apreciación de Vicat es confirmada por el informe del Observatorio Hemisférico de la Organización de los Estados Americanos, según el cual hay un promedio: en Argentina ocurren 973 delitos por cada 100.000 habitantes.Esa cifra sitúa al país por encima de Brasil. Incluso, duplica la tasa del promedio general en toda América Latina, donde se registran 456 delitos por cada 100.000 habitantes.El dato es para tener en cuenta: varios de esos delitos son hurtos a apartamentos. Varios de esos hurtos, son cometidos por bandas colombianas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad