‘Cerebros’ del secuestro de los doce diputados, muertos o en la cárcel

Abril 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Según información de inteligencia, si el plan de la falsa bomba hubiera fallado los guerrilleros tenían la orden de atrincherarse en la Asamblea.

Hace diez años las Farc hirieron el corazón de Cali: doce diputados de la Asamblea del Valle fueron secuestrados de la sede de la propia duma en pleno centro de la ciudad.A 10:30 a.m del 11 de abril del 2002 los insurgentes se hicieron pasar como militares del Batallón Numancia e irrumpieron a la sede de la asamblea por una falsa bomba. Convencieron a los asambleístas para que tomaran un bus que los trasladaría al Cantón Nápoles y se los llevaron hacia los Farallones de Cali.Una operación que celebraron con soberbia. Un video del momento en el que le comunican a los diputados que están en poder de los guerrilleros y una canción fueron reveladas en internet por las Farc. “Allá en Cali sucedió (...) A los doce diputados los guardo en los Farallones (...) La experiencia de los rurales, la visión de los urbanos (...) En el Bloque Móvil Franco, ‘J.J’ en la Cepeda se idearon la manera para pegar en el blanco”, dice la letra.“La ofensiva que desataron las autoridades luego del secuestro de los diputados hizo que el Frente Manuel Cepeda hubiera estado a punto de ser desmantelado”, explicó Frangey Rendón, consejero de paz del Valle del Cauca. En estos años dos de los cabecillas de este grupo han sido abatidos y otro capturado.Los dos jefes que planearon el secuestro están muertos. Milton Sierra, alias JJ, líder del Frente Manuel Cepeda Vargas fue abatido en junio del 2007 en un operativo de la Armada en el corregimiento de Cajambre, jurisdicción de Buenaventura. Ese mismo año, Obdulio José Peña, alias Franco Benavídez, comandante del Bloque Móvil Arturo Ruiz, murió en un enfrentamiento entre las Farc y el ELN.Los cerebros que durante ocho meses planearon el golpe fueron ‘Pablo Catatumbo’, actual miembro del Secretariado de las Farc; Milton Sierra, ‘JJ’, y ‘Santiago’, primero y segundo jefe del Frente Manuel Cepeda, y ‘Franco Benavídez, cabecilla del Bloque Móvil Arturo Ruiz. También participó alias Mincho, comandante del Frente 30.De los cinco ‘cerebros’ del secuestro, sólo está libre Catatumbo. ‘JJ’, ‘Franco’ y ‘Mincho’ están muertos, mientras ‘Santiago’ está recluido en la cárcel de máxima seguridad de Palmira.Asimismo, de los insurgentes que participaron en la acción el plagio, 19 han sido detenidos en los últimos años. Seis de ellos han sido condenados. Entre los sentenciados aparece Juan Pablo Beltrán Meneses, alias Murrapo, quien, según el fallo, fue quien mató al policía Carlos Alberto Cendales, quien prestaba seguridad en la sede de la Duma.Así se planeóUn fiscal delegado ante los Derechos Humanos ha sido el encargado de coordinar el proceso por el secuestro y posterior asesinato (once de los doce diputados fueron asesinados en junio del 2007). El fiscal del caso ha recibido versiones de varios desmovilizados que revelaron que el plagio fue cometido por hombres del frente Manuel Cepeda Vargas y del Bloque Móvil Arturo Ruiz, apoyados por integrantes del Frente 30. En un campamento, ubicado en el sitio La Pinera, en Peñas Blancas, se entrenaron durante dos meses. Ese sitio fue encontrado en la 'Operación Cali Libre', que efectuaron las Fuerzas Armadas después del secuestro.“Participaron tres comisiones del Arturo Ruiz con gente de los frentes Manuel Cepeda y 30. Los milicianos del Manuel Cepeda se encargaron de todas las labores de inteligencia en la asamblea. Capitalizaron la descoordinación que existía en ese momento entre la Policía y el Ejército”, explicó un investigador del Gaula.El uniformado reveló que cuatro días después del plagio, una comisión al mando de alias Sebastián, le entregó los diputados a miembros del Frente 60.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad