Centro de seguridad del Distrito de Aguablanca aún no despega

default: Centro de seguridad del Distrito de Aguablanca aún no despega

La iniciativa que en octubre del 2010 anunció el presidente Juan Manuel Santos, como la gran estrategia para disminuir la violencia en el Distrito de Aguablanca, hoy parece haber quedado en el olvido.

Centro de seguridad del Distrito de Aguablanca aún no despega

Mayo 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción
Centro de seguridad del Distrito de Aguablanca aún no despega

En Octubre del 2010 el País realizó una visita al área de la estación de Policía Los Mangos, donde se iba a ubicar el centro.

La iniciativa que en octubre del 2010 anunció el presidente Juan Manuel Santos, como la gran estrategia para disminuir la violencia en el Distrito de Aguablanca, hoy parece haber quedado en el olvido.

A pesar de que desde hace cinco meses en una de las áreas de la estación de Policía Los Mangos debería estar funcionando un Centro de Intervención para la Seguridad Ciudadana, hoy aquel sitio luce desolado. Incluso los cuartos en donde se iban a adecuar las oficinas de unos 20 funcionarios, ahora están ocupados por archivadores y cientos de documentos de la estación. Aquella iniciativa que en octubre del 2010, en una de sus primeras visitas a la capital del Valle, el presidente Juan Manuel Santos anunció como la gran estrategia para disminuir la violencia en el Distrito de Aguablanca, hoy parece haber quedado en el olvido.“Cali tendrá un centro para la seguridad y la convivencia. Este modelo ya funciona en la Comuna 13 de Medellín y ha permitido una disminución de los homicidios. El centro trabajaría en seguridad, programas sociales y un enfoque preventivo”, fueron las palabras del presidente Santos hace seis meses. Una semana después, la Administración Municipal celebró la propuesta y afirmó que en unos 30 días (es decir para noviembre del 2010) el centro ya estaría abierto a la comunidad. El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, calificó la estrategia como “una de las mayores apuestas del Gobierno local y nacional para frenar la delincuencia”.Explicó que la propuesta consistía en crear un sitio, donde las entidades se unieran para trabajar políticas de seguridad. “Que, además de la Fiscalía, contemos con el Ejército, el DAS, la Defensoría del Pueblo, la Personería, el Icbf, el Sena y todas las secretarías: Gobierno, Salud, Educación. Todo esto para sancionar los delitos y también prevenirlos”.Por su parte, la Policía Metropolitana de Cali aseguró que ya había dispuesto un área de unos 30 metros de ancho y otros 60 de largo, para adecuar el centro. Y que el Gobierno Municipal tendría que facilitar $100 millones para realizar unos arreglos al sitio. Sin embargo, a la fecha, no hay quién responda por la inversión.“Nosotros dispusimos el espacio para que la Alcaldía comenzara a gestionar los recursos, pero el tema quedó allí. Por el momento el centro no arranca, pero estamos a la espera de que inicie”, declaró el Comandante de la estación de Policía de Aguablanca, quien no quiso dar más información al respecto.Por su parte, la secretaria de Gobierno, Eliana Salamanca, explicó que el tema se discutió con el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, en la cumbre de seguridad que se hizo hace un mes en la ciudad. “Con él decidimos que lo mejor era integrar el centro a la Casa de Justicia de Aguablanca, donde ya tenemos parte de la infraestructura que necesitamos”. Al ser consultado por este tema, el alcalde Ospina se limitó a decir que “el centro no sólo depende de la Administración. Fue una propuesta de la Presidencia y uno de sus objetivos era el fortalecimiento de la justicia, es decir que la Fiscalía también debía aportar”.Una promesa másAl defensor del pueblo del Valle, Andrés Santamaría, parece no sorprenderle que el centro de integración en el oriente de Cali se haya quedado sólo en anuncios. “Esto es una muestra más de las falencias que tiene la ciudad por no contar con una política pública de seguridad, que defina un mapa y unos plazos para cumplir las estrategias. Es por eso que se anuncian iniciativas, como este centro, que no terminan en nada, por falta de recursos o por lo que sea”, declaró.A esta crítica se sumo el presidente del Concejo de Cali, Jaime Gasca. “Este proyecto es muy importante, porque es un lugar donde toda la comunidad puede acceder a la justicia y también a la resolución de conflictos. Le pido a la Alcaldía que no le dé muerte lenta y que lo saque adelante”, sentenció. Y es que no es la primera vez que en la ciudad se anuncian proyectos contra la violencia, que luego no se culminan. En ese sentido, el ex concejal Rodrigo Guerrero dijo que espera que “no suceda lo mismo con el resto de estrategias de seguridad que se han propuesto en los últimos días en la capital del Valle”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad