Cauca, el más afectado por la escalada de ataques de las Farc

Junio 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cauca, el más afectado por la escalada de ataques de las Farc

En el ataque murieron el subintendente Fabio Nelson Morales Chiquito y los patrulleros Edwin Fernando Ortiz y Ferley Uni Anacona.

Cuatro policías han muerto en atentados de la guerrilla. Hostigamientos han causado 700 desplazados en el Pacífico.

Desde que las  Farc rompieron la tregua unilateral, el pasado 22 de mayo, el Cauca ha sido el departamento más afectado por los atentados guerrilleros que han dejado cuatro policías muertos y 700 desplazados. 

En el  último hechos, ocurrido este jueves, tres policías murieron en Timbío. La Policía anunció que se entregará como recompensa hasta 100 millones de pesos para quien entregue información sobre el paradero de los responsables del ataque.

También se indicó que los policías adscritos a la Dirección de Tránsito y Transporte cumplían labores de control del tráfico y movilidad cuando fueron atacados por hombres armados que pertenecerían al Frente 8 de las Farc.

El hecho se presentó en la mañana de este jueves cuando los policiales hicieron la orden de pare a una camioneta, pero el conductor de ésta hizo caso omiso y abrió fuego contra los uniformados, dejando varios policías más heridos.

Los policías  fueron identificados como subintendente Fabio Nelson Morales Chiquito y los patrulleros Edwin Fernando Ortiz y Ferley Uni Anacona.

A este caso se le suma la muerte del soldado Diego Martínez, cometida por un francotirador de las Farc en Suárez.

A las Farc también se le atribuyeron dos atentados sobre la vía Panamericana ocurridos en los últimos diez días  en los que en dos puntos del municipio de El Patía instalaron cargas explosivas en alcantarillas. Esta vía también fue afectada el sábado pasado  por una explosión en Piendamó, entre Popayán y Cali.

El comandante del departamento de Policía Cauca, coronel Ramiro Iván Pérez, dijo que  la situación se presentó hacia la medianoche a 200 metros donde ocurrió el primer atentado la semana pasada.

Estos hechos se suman a un furgón que transportaba quesos  quemado en la misma vía.

En el Cauca delinquen varios de los frentes más beligerantes de las Farc, entre los que se encuentran el 6 y Columna  Jacobo Arenas, en el norte; el 8 en el centro, y los frentes 29 y 30, en el Pacífico.

Estas dos últimas agrupaciones están detrás de la serie de atentados contra la infraestructura eléctrica y los hostigamientos y ataques a poblaciones que han generado desplazamientos.

La mayoría de los atentados han ocurrido en la cordillera Central, en el corredor de movilidad hacia el Pacífico.

El ministro de Defensa,  Juan Carlos Pinzón,  al hacer referencia a esta escalada guerrillera que también afecta a Putumayo, aseguró que “los señores de las Farc tienen mentalidad de burro por realizar este tipo de acciones mientras todo el pueblo colombiano está a la espera de la paz”.

Por su parte, el Procurador  Alejandro Ordóñez señaló, durante su visita a Cali, que los recientes atentado de las Farc en Putumayo, Caquetá y Cauca  son la evidencia de “la ausencia de voluntad de paz de las Farc”. 

La escalada guerrillera también afectó al Pacífico caucano donde se han presentado 700 desplazados por los hostigamientos y combates registrados en el Pacífico caucano. En López de Micay desde el pasado 28 de mayo los hostigamientos contra la estación de Policía han sido permanentes. 

“Las comunidades que habitan cerca de la estación de Policía salen de sus viviendas buscando refugio ante el temor de terminar afectados por los disparos y artefactos que lanzan en contra de la fuerza pública“ señaló Adalberto Riascos, alcalde de la localidad.

 En López se contabilizan en total 91 familias desplazadas, algunas de las cuales han llegado provenientes de la zona rural cercana al casco urbano desde donde se ha identificado que la guerrilla está disparando contra los uniformados.

Lea también:Habitantes del Cauca sienten temor de una arremetida de las Farc

Las demás personas que abandonan sus viviendas, llegan hasta las casas de familiares que habitan en los barrios periféricos o algunas veredas ubicadas del otro lado del río.

Y el sábado 6 de junio lanzaron una granada contra la estación de Policía de Guapi, que dejó con lesiones  a un policía y afectaciones para la población.

 El Comité Internacional de la Cruz Roja había informado que “desde el pasado 21 de mayo, la población de las veredas aledañas al río Alto Guapi, ha sufrido drásticamente por la falta de alimentos debido a la suspensión de las actividades agrícolas, por temor a acceder a sus cultivos como consecuencia de los enfrentamientos en la zona”.

“La situación que en este momento afrontan nueve comunidades es preocupante debido a la  escasez de alimentos”, declaró la Delegada del CICR en la región, Alice Gadler.

Entre tanto, en el casco urbano permanecían 400 personas desplazadas para huir de estos enfrentamientos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad