Capturan en Santander de Quilichao al padre de niña que iba a ser usada como 'mula'

Noviembre 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Según informó la Policía, el hombre se encontraba escondido en casa de unos familiares en el municipio de Santander de Quilichao, en el Cauca. La audiencia de legalización de captura se realizará este sábado.

Las autoridades capturaron en la tarde de este viernes al padre de la menor que fue obligada a ingerir 104 cápsulas con cocaína en Cali, hecho por el cual se encuentra internada en la Unidad de Cuidados Intensivos de una clínica de la ciudad.Así lo confirmó el comandante de la Policía de Cali, general Hoover Penilla, quien indicó que el hombre se encontraba escondido una vivienda de uno de sus familiares en el municipio de Santander de Quilichao, Cauca."Hubo un intento de asonada contra la Fuerza Pública porque el hombre se amotinó junto a sus acompañantes en la vivienda para no ser capturado", afirmó el uniformado.Penilla aseguró que la captura se logró gracias a las informaciones proporcionadas por la comunidad a raíz de la recompensa de $20 millones ofrecida por la Policía las cuales fueron cruzadas con información de una fuente técnica. Además, agregó que en el momento de la captura al hombre no se le encontró droga."Estamos con la Fiscalía adelantando los trámites y esperamos que esta persona pueda responder los interrogantes que se tienen en este aberrante caso", puntualizó.Por último Penilla expresó que con la captura de este hombre se pueda dilucidar si este hecho fue indepndiente o detrás existe una banda criminal dedicada al narcotráfico.De acuerdo con fuentes de la Fiscalía, el hombre sería acusado por los delitos de narcotráfico agravado e instrumentalización de menores. La audiencia de legalización de captura se realizará en la mañana de este sábado.El caso de la pequeña de 11 años y residente del barrio San Judas se conoció el pasado martes, luego de que fuera ingresada de urgencias a la Clínica Valle del Lili por fuertes dolores en el estómago.A la niña le realizaron varios exámenes y los médicos encontraron que había ingerido 104 cápsulas con 500 gramos de cocaína, por lo que le realizaron una cirugía de emergencia para extraerlas.En la noche del miércoles, la pequeña despertó de la cirugía y actualmente es acompañada por una defensora de familia, pues su custodia pasará a manos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad