Capturan a tres policías por extorsión a un comerciante de Candelaria

Noviembre 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Los uniformados exigían hasta $30 millones al dueño de una panadería, a quien amenazaron con una investigación en su contra por tráfico de estupefacientes.

El Gaula del Ejército capturó a tres miembros de la Policía Nacional que serían los presuntos responsables de una extorsión contra el propietario de una panadería del corregimiento de Villagorgona, en Candelaria. Según la investigación, apoyada por la Fiscalía, los uniformados pedían $30 millones al comerciante a cambio de no iniciarle una investigación por ser el supuesto jefe de una red de tráfico de estupefacientes en el municipio.Uno de los uniformados detenidos era el comandante de la subestación de Policía de Villagorgona, de 40 años; otro era un sargento de la Sipol, de 35 años, y el último un patrullero de la Sijín de Cali, de 21 años. Durante las capturas les fueron decomisadas dos pistolas, con dos proveedores y 30 cartuchos."El comandante de la Policía de Villagorgona fue el intermediario. Él contactó al dueño de la panadería y le dijo que los otros dos policías iban a iniciar la investigación en su contra, que los llamara", contó un investigador del caso. El propietario, quien se sintió amenazado pues anteriormente había sido condenado por porte ilegal de armas, ya que al comprar la panadería adquirió un revólver sin papeles, se comunicó con los dos policías, quienes le exigieron inicialmente $30 millones y luego acordaron no investigarlo si pagaba $15 millones. Sin embargo, el comerciante denunció el caso, que fue investigado por el Gaula de la Tercera Brigada del Ejército, el cual hizo seguimiento en el momento en el que supuestamente la víctima iba a entregar el dinero a los policías.A la cita, según se constata en un video de 30 minutos que realizaron los agentes del Gaula, acudieron los tres policías, uno de los cuales (el de Villagorgona) estaba con su uniforme oficial.De acuerdo con la investigación, aunque los tres policías pertenecían a diferentes unidades, se conocían porque habían trabajado juntos en Buenaventura.El caso pasó a manos de una Fiscalía de Cali y en la mañana de este jueves un juez legalizó la captura de los detenidos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad