Capturan a jardinero acusado de nueve abusos sexuales en Valle y Quindío

Capturan a jardinero acusado de nueve abusos sexuales en Valle y Quindío

Julio 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Las autoridades iniciaron las pesquisas en 2013 luego de que se denunciara la violación de dos menores cerca al estadio de Jamundí.

Un jardinero de 30 años fue capturado por el CTI en Tuluá, señalado de ser el presunto responsable de nueve abusos sexuales cometidos en el 2013 y 2015, en zona rural de Jamundí, Valle, y La Tebaida, Quindío. 

Las autoridades establecieron que este hombre abusó sexualmente de ocho mujeres en el 2013, entre ellas dos menores de edad en hechos ocurridos el 12 de septiembre de ese año en un callejón cercano al estadio de Jamundí. 

Investigadores del CTI afirmaron a Elpaís.com.co que las dos niñas víctimas del ataque sexual, así como el testimonio de una universitaria que también fue abusada, fueron claves para reconocer a este hombre que fue detenido el 15 de septiembre de ese mismo año por porte ilegal de armas de fuego.

Por este delito estuvo privado de la libertad hasta 2015, año en el que según las autoridades continuó con su conducta delicitiva y agredió sexualmente a una mujer en La Tebaida, Quindío.

Según indicaron los investigadores a El País, una vez quedó libre el jardinero, padre una hija de tres años y otra de seis, se vio involucrado en el robo a una finca en las afueras del vecino municipio, de donde se hurtó un revólver calibre 38 con el que continuó cometiendo los asaltos sexuales.

¿Cómo operaba el detenido?

El agresor se movilizaba en una motocicleta Yamaha de color negro y se acercaba a las víctimas con el pretexto de que le dieran información sobre alguna dirección o en algunos casos les pedía un vaso con agua para ganar su confianza.

"Aprovechaba que las personas de fincas o casas campestres de estas zonas lo conocían por trabajar en la decoración de jardines y cascadas artificiales", contó la Fiscalía.

De acuerdo con las autoridades habían dos características que las víctimas recordaban del agresor: un tatuaje en uno de sus antebrazos con el nombre de Jessica y una cicatriz en el ombligo producto de una operación que le habían practicado. 

"Entre las nueve mujeres que fueron abusadas habían en total tres menores de edad, una de ellas de trece años, estudiante de colegio", relató un investigador del CTI. 

La investigación fue llevada desde 2013 por investigadores del CTI en Jamundí pero este año se sumaron otros funcionarios de la seccional de Cali para lograr asociar información y así identificar a las nueve víctimas. 

Este sábado el Juzgado 13 Penal Municipal, con funciones de control de garantías, le dictó medida de aseguramiento en la cárcel de Villahermosa y la Fiscalía le formuló cargos por el delito de acceso carnal violento, el cual no fue aceptado por el detenido. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad