Capturan a guerrillero infiltrado en batallón del Ejército en el Cauca

Mayo 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

El hombre se habría infiltrado en las filas militares, aprovechando el programa de desmovilización que adelanta el Gobierno Nacional.

Funcionarios judiciales del CTI de la Fiscalía capturaron, dentro de las instalaciones del batallón José Hilario López de Popayán, a un integrante de la columna móvil Jacobo Arenas de las Farc.Según lo expuso la Fiscalía en las audiencias preliminares de legalización e imputación de cargos, ante un juez de Control de Garantías, el capturado, quien responde al nombre de Ovidio Dagua Escué, se infiltró en las filas militares, aprovechando el programa de desmovilización que adelanta el Gobierno Nacional.“El hoy imputado se entregó a una unidad militar en marzo de este año, manifestando su intención de dejar a un lado las armas. Desde ese momento inició el programa de reinserción a la vida civil, siendo ubicado dentro de las instalaciones militares para adelantar este proceso y beneficiario también de una línea celular”, sostuvo la Fiscalía.Aprovechando esta situación, Ovidio Dagua, conocido con el alias de ‘Eduardo’, empezó a suministrar información a su jefe, cabecilla subversivo conocido con el alias de ‘Jaime’. “Luego de un tiempo, Dagua Escué empezó a comunicar los movimientos militares a su jefe, a través de mensajes de texto. Uno de ellos, le comunica al líder subversivo que hay un sujeto en el municipio de Suárez y que se hace pasar como mensajero, pero hace labores de inteligencia, usando pequeñas cámaras de video”, agregó la Fiscalía. Estos y otros mensajes, donde avisa a los guerrilleros sobre operaciones en contra de ellos, fueron expuestos en la audiencia judicial. Ovidio Dagua, de 19 años de edad, aceptó el delito de rebelión imputado por la Fiscalía.No dejó de ser guerrilleroEn las audiencias preliminares, se conoció que este integrante de las Farc, nunca dejó de pertenecer a dicho grupo al margen de la ley. Posiblemente, usó la figura de desmovilizado, para ayudar a las tareas bélicas de dicha guerrilla, por lo que la Fiscalía General de la Nación le imputó también el delito de espionaje, pero Dagua Escué no aceptó esta última acusación. Todo esto se debe a los mensajes interceptados, de manera legal, que demuestran que la información entregada por este presunto infiltrado tenían como fin ayudar a los subversivos, ya que uno de los mensajes era sobre el desembarco de comandos especiales en Morales, Cauca, donde delinquen los miembros de la Jacobo Arenas de las Farc.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad