Capturan a alias Yepes, uno de los más buscados y socio del 'Clan Úsuga' en el Valle

Junio 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Capturan a alias Yepes, uno de los más buscados y socio del 'Clan Úsuga' en el Valle

Alias Yepes se escondía en una finca en el municipio de Copacabana, Antioquia.

Alias Yepes tenía su accionar delictivo en los municipios de Jamundí, Palmira y Cali. Le imputan cargos por seis homicidios cometidos en alianza con alias Guacamayo. Las víctimas fueron torturadas en una finca.

Alias Yepes, uno de los miembros de las bandas criminales más buscados del país, fue sorprendido cuando iba a jugar un partido de fútbol. Este hombre, señalado de controlar ‘oficinas de cobro’ en Jamundí, Cali y Palmira, se refugiaba en una finca alquilada del municipio antioqueño de Copacabana. 

Los investigadores de la Policía, que le seguían la pista desde el 2014, descubrieron que hacía cuatro meses había abandonado Jamundí para refugiarse en poblaciones de Antioquia, pues allá no corría peligro ya que es aliado del Clan Úsuga.  

Allí lo encontraron el martes pasado, luego lo trasladaron a Cali, donde entre el miércoles y ayer le realizaron las audiencias preliminares ante un juez de Control de Garantías. 

Durante la audiencia, un fiscal especializado le imputó los delitos de concierto para delinquir, homicidio y porte ilegal de armas. Luego, solicitó que   le dictaran medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

El proceso contra este hombre, de 36 años, y quien fue miembro del antiguo Cartel del Norte del Valle, se abrió en el 2013 con la información entregada por un ex miembro de su organización que le reveló a la Fiscalía como Guacamayo (Carlos José Robayo, uno de los jefes de la banda criminal de los ‘Machos) y alias Yepes ordenaron la muerte de la joven  Talina Paz, de 20 años; Juan Carlos Valencia, moto taxista de Jamundí; Edinson Chaparro, conductor de la esposa de ‘Guacamayo’; Rogelio Muñoz, concejal de Yumbo; Mauricio Herrera y Wiston Erick Vega.

 El testigo entregó la información de que los cuerpos de tres de ellos, entre ellos Talina Paz, estaban enterrados en una fosa en una finca de Jamundí. La joven, quien tuvo una relación con uno de los trabajadores de ‘Guacamayo’ fue víctima de violación y luego asesinada, en el 2012. Su cuerpo lo enterraron en la fosa, junto con el mototaxista y el conductor. 

El nombre de alias Yefferson Lasso Rivera, alias Yepes,  figura desde el 2014 en el cartel de los más buscados, junto con los de  Darío Antonio Úsuga alias ‘Otoniel’, jefe de ‘los Urabeños’ y sus principales hombres,  ‘Porrón’ y ‘Orejas’,  jefes de los ‘Rastrojos’.  Las autoridades ofrecían hasta $2800 millones como recompensa por estas personas, consideradas los jefes actuales de las bandas criminales en el país.

Alias Yepes ingresó al mundo delictivo a sus 22 años, cuando empezó a ser parte de ‘Los Machos’, organización delictiva que estuvo  primero al servicio del capo del Cartel del Norte del Valle, Diego Montoya, ‘Don Diego’. 

“Yepes era hijo de uno de los trabajadores de Pacho Herrera, jefe del Cartel de Cali, cuando matan a ese capo, entonces su papá se retira del negocio y el pelado empieza a trabajar desde muy joven para ‘Don Diego’. Como es de Jamundí, trabajaba para órdenes de Guacamayo, quien es extraditado y luego regresa al país. Siguen trabajando juntos, pero ya ‘Yepes’ tiene mucho poder”, explicó uno de los investigadores.

 Este hombre, amante del fútbol, de las mujeres y la ropa de marca, según las autoridades, inició una disputa en el 2013 con alias El Indio William, otro narco de influencia en ese municipio. Cuando este es capturado, ‘Yepes’ se queda con todo el poder en Jamundí.

Este año tuvo un enfrentamiento con  alias Chicho, hermano menor de ‘Guacamayo’ por  el control del territorio, pero, según fuentes de inteligencia, pactaron una tregua. 

Desde febrero pasado decidió refugiarse en Antioquia, donde, según el investigador, “trataba de manejar un perfil bajo y para ello no ostentaba lujos, cuando fue capturado vestía ropa deportiva, no portaba armas de fuego y se movilizaba en un automóvil Nissan Tiida, con dos hombres, una mujer y un perro salchicha”.

Los miembros de un grupo especial de inteligencia llegaron a él con la infiltración de una de las policías en un gimnasio. La joven conoció a uno de los trabajadores de ‘Yepes’ y empezó a salir con él hasta que éste le reveló que su jefe se encontraba en Copacabana.

“La primera información que tuvimos es que estaba en Antioquia, primero alquiló una finca en Guatapé y luego se trasladó a Copacabana. Teníamos un informante que nos dijo que estaba hacia el cerro. Entonces, empezamos unas vigilancias en las propiedades de esa zona, hasta que hace unos días lo vimos. Continuamos los seguimientos y el martes salió del lugar, entonces lo capturamos”, explicó el investigador.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad