Capturado ex jefe paramilitar vinculado en masacre de campesinos

Agosto 31, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Efe

Las autoridades colombianas capturaron a Luis Francisco Robles Mendoza, alias Amaury, acusado de participar en una de las peores matanzas de la historia reciente del país, en la que murieron más de 100 campesinos en febrero de 2000.

Las autoridades colombianas capturaron al ex jefe paramilitar Luis Francisco Robles Mendoza, alias Amaury, acusado de participar en una de las peores matanzas de la historia reciente del país, en la que murieron más de 100 campesinos en febrero de 2000.La captura de 'Amaury' se produjo el pasado fin de semana en una zona rural del departamento del Cesar (norte), informó la central estatal de inteligencia (Departamento Administrativo de Seguridad, DAS), en un boletín difundido este martes en su página web.Robles Mendoza tiene 12 órdenes de captura vigentes y 25 investigaciones por concierto para delinquir, homicidio múltiple agravado, hurto calificado y agravado, reclutamiento ilÍcito y desplazamiento forzado, entre otros delitos.Según el DAS y la Fiscalía General, 'Amaury' participó activamente en la masacre de El Salado, un humilde poblado del norte de Colombia que fue tomado por los paramilitares entre el 15 y el 20 de febrero de 2000, al parecer con la colaboración de las fuerzas militares de la región.Los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), grupo de ultraderecha armada, entraron en El Salado y mataron a más de 100 campesinos, a quienes acusaban de ser guerrilleros o de colaborar con los rebeldes.'Amaury' también está acusado del crimen de cinco detectives del DAS que fueron torturados y asesinados en Magangué (Bolívar) en el año 2002.Reclutado por el ya fallecido Carlos Castaño, fundador de las AUC, 'Amaury' llegó a ser cabecilla de varios frentes del grupo armado que operaban en el norte del país, con más de 250 hombres a sus órdenes.Las AUC se desmovilizaron entre 2003 y 2006 en virtud de un proceso de paz con el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010) y lograron desarmar a más de 30.000 hombres.No obstante, el ex jefe paramilitar no se acogió al plan de desmovilización ofrecido por el Gobierno y, según informes de inteligencia, estaba organizando la creación de una nueva banda criminal en el departamento del Cesar, donde fue detenido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad