Campamento bombardeado era centro de operaciones de las Farc

Marzo 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co
Campamento bombardeado era centro de operaciones de las Farc

Los indígenas de la vereda Gargantilla quedaron atrapados por el fuego cruzado entre Ejército y las Farc.

Catorce cadáveres de guerrilleros fueron recuperados por las tropas en zona rural de Tacueyó. Un insurgente fue detenido. En el lugar los insurgentes recibían instrucciones especiales.

Un total de 15 guerrilleros abatidos, 3 más heridos y la incautación de 14 fusiles y 20 granadas dejó como resultado el bombardeo realizado a un centro de operaciones especiales del Sexto Frente de las Farc en el corregimiento de Tacueyó, municipio de Toribío, en el norte del Cauca. En el lugar funcionaba el Centro de Operaciones Especiales de las Farc 'Dagoberto Ramos', donde en el momento del bombardeo había 25 guerrilleros que recibían instrucción a manos de alias Jairo o 'Barbaro', quien resultó herido, precisó la Policía. De acuerdo con información de inteligencia, alias Barbado daba orientaciones a los presentes para perpetrar acciones terroristas durante la campaña electoral. Está sindicado de ser un cabecilla encargado del reclutamiento de hombres y de efectuar inteligencia. Este subversivo y otros dos más fueron llevados heridos hasta el hospital de Santander de Quilichao. De los 14 fusiles incautados, 13 eran M16 y uno era Galil. Hacia las 2:00 a.m. de este sábado las Fuerzas Militares comenzaron la operación denominada Damasco en la vereda Gargantilla, donde estaba el centro de entrenamiento de las Farc. En la ofensiva participaron más de un centenar de hombres del Ejército, la Policía y la Fuerza Aerea Colombiana, FAC. De hecho algunos soldados fueron traidos de otros municipios del suroccidente colombiano para apoyar a las tropas especiales. Un año gastaron los investigadores de la Policía para dar con la ubicación de este centro de reclutamiento y entrenamiento de la guerrilla. Después de que se llevó a cabo la acción aérea, los soldados iniciaron el proceso de recuperación de los 15 cadáveres de insurgentes. Lo hicieron en medio de combates con los ilegales que les lanzaron 'tatucos' o explosivos artesanales. Los enfrentamientos se prolongaron hasta la noche de este sábado y sólo hasta las 2:00 a.m. de hoy domingo se logró la recuperación total de los cadáveres que fueron traidos a Cali para su identificación. Los insurgentes, vestidos con camuflado y pañoletas negras en el cuello, se movían entre las casas de Gargantilla y desde los matorrales, desde donde les disparaban con sus fusiles a las tropas. Además desde ahí lanzaron más de cinco 'tatucos'. El general Orlando Pineda, jefe de la Regional No. 4 de la Policía, calificó este golpe como uno de los más importantes en los últimos tres años en el Cauca. "Este es uno de los resultados más importantes contra el Sexto Frente de las Farc, una de las estructuras más activas del país responsable de acciones contra la población civil y la Fuerza Pública", puntualizó el general Pineda. Comunidad busca refugioLos disparos esporádicos que el domingo se escucharon en Tacueyó, y algunas veredas cercanas, determinó que unas 300 personas de las comunidades se refugiaran en la escuela de la vereda de Gargantilla, dijo el gobernador indígena José Miller Correa, quien mostró preocupación por el miedo que sienten campesinos y nativos.El líder indicó que no se sabe hasta cuando esas gentes, entre las que hay niños, ancianos y mujeres, van a permanecer en dicha asamblea permanente.De otra parte, el comandante de la policía del Cauca, coronel Carlos Ernesto Rodríquez, afirmó que los 15 cuerpos de los subversivos muertos en el paraje de El Culebrero, no han sido traídos a Popayán, y que se encuentran en Medicina Legal de Cali, donde se verificarán las diligencias de individualización y reconocimiento por los familiares.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad