Cali tiene claro el camino en seguridad: Alto consejero Francisco Lloreda

Cali tiene claro el camino en seguridad: Alto consejero Francisco Lloreda

Marzo 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cali tiene claro el camino en seguridad: Alto consejero Francisco Lloreda

Francisco José Lloreda Mera, Alto Consejero para la Convivencia y Seguridad Ciudadana de Colombia.

El Alto consejero para la Seguridad y Convivencia denunció que la criminalidad en las principales ciudades del país se ha sofisticado.

Francisco José Lloreda Mera, alto consejero para la Seguridad y Convivencia, aseguró que si bien es entendible la zozobra de muchos ciudadanos en Cali, por los crímenes ocurridos en los últimos días, la ciudad tiene claro el norte en materia de seguridad, y no se debe bajar la guardia. Señaló que la seguridad en las principales ciudades, en general, ha mejorado, que la criminalidad en el país se ha sofisticado. Asimismo descartó que se vaya a retirar del Gobierno para emprender una candidatura al Congreso.¿Cómo va la seguridad en Cali?El 2012 fue mejor que el 2011. Se logró revertir la tendencia al alza en los homicidios y se le dio un golpe al hurto, en especial de vehículos. El 2013 arrancó regular. Esperamos que en los meses por venir, mejore.Los ciudadanos, en general, están preocupados, tienen miedo…Es entendible luego de los asesinatos en los centros comerciales. Cali, como lo dijo el Alcalde, se ha convertido en patio de ajustes de cuentas de criminales foráneos. Esos hechos, siendo preocupantes y dolorosos no deben opacar los logros en seguridad; ni llevar a los ciudadanos a encerrarse. Eso es precisamente lo que quieren los delincuentes: que la gente sienta miedo y que no salga, para que les dejen el espacio libre.No es la primera vez que ocurren esos ajustes de cuentas…Es cierto. Pero en razón a su modalidad y el sitio donde ocurren, cuando pasan dejan a todo el mundo, y con razón, pegado del techo. Subestimar su gravedad e impacto es absurdo. Lo importante es contrarrestarlo y en eso estamos trabajando.¿Que se está haciendo para contrarrestar esas bandas? El Gobierno Nacional está comprometido, al igual que la Alcaldía y la Policía, con la seguridad. A inicios de enero llegaron mil policías nuevos a Cali y al final de ese mes 665 del la Unidad de Intervención Policial. El jueves llegaron 40 más del Grupo Interinstitucional Contra Objetivos de Alto Valor, que equivale a un Bloque de Búsqueda, para perseguir esas estructuras.Hasta cuándo estarán porque a veces llegan policías y luego se los llevan de a poquitos…Los mil policías nuevos que llegaron en enero son permanentes. Los 705 que llegaron luego, no. Pero no hay fecha prevista para su retiro. El Alcalde Guerrero ha solicitado que permanezcan en Cali hasta luego de los Juegos Mundiales y hasta que cumplan su misión de desarticular las bandas. Cali no puede darse el lujo de un revés en seguridad en víspera de un evento tan importante que reclamará además, seguridad especial. No dudo que el Director General de la Policía examinará esa solicitud.¿Los mil policías sí son permanentes?El Presidente ha escuchado quejas de alcaldes que dicen que una vez llegan nuevos policías, cuando se necesitan en otra parte, se los llevan. Ha dicho que eso es un engaño y dado instrucción para que no suceda. La permanencia de los mil policías ha sido garantizada por la Policía.El año pasado hubo un plan de choque similar ¿fue efectivo?Sí. Cumplió su objetivo de revertir la tendencia al alza de los homicidios.¿Qué otras medidas se han tomado?Hay que distinguir dos tipos de inseguridad: la relacionada con delitos del día a día como hurtos y lesiones personales, propios de la seguridad ciudadana, y los relacionados con el narcotráfico y la delincuencia organizada. Para los primeros, el Gobierno diseñó una política integral que al tiempo en que contrarresta el delito apunta a superar sus causas a través de medidas como el fortalecimiento de la Policía y estrategias para prevención social, el mejoramiento de entornos y el fortalecimiento de la participación ciudadana. Frente a los segundos, el Ministerio de Defensa con la Policía ha desarrollado estrategias tácticas, en el marco de la Seguridad Nacional.¿Y para Cali?En el Consejo de Seguridad convocado por el Alcalde la semana pasada, además de reforzar el trabajo de la Unidad de Intervención Policial con un Grupo Elite se tomaron medidas para mejorar la seguridad en centros comerciales, complementando la seguridad privada.El Secretario de Gobierno de Cali dijo que la política criminal está fallando. ¿Es así?Entendí diferente su apreciación. El Gobierno tiene claro el desafío de las estructuras criminales. De ahí la creación de grupos élite, de unidades anti-bacrim y para delitos especializados en la Fiscalía. Son respuestas de Estado para ajustarse a una criminalidad cambiante. En algunas ciudades las características del homicidio han variado. En Cali, por ejemplo, la mayoría de homicidios ocurrían por intolerancia; la violencia instrumental, expresada en ajustes de cuentas, era menor. Ello requiere permanente innovación. Mayor inteligencia, por ejemplo.Pero los problemas de seguridad no son sólo de homicidios…Los homicidios en números absolutos y comparado con otros delitos, son pocos. Aunque cada vida es única y debe protegerse. Pero hay delitos de más frecuente ocurrencia en las ciudades como los hurtos, las lesiones personales, el micro-tráfico y la micro-extorsión, entre otros. Y dependiendo de la ciudad hay modalidades delictivas específicas, como el caso del robo a personas desde motocicletas. Ello llevó al Presidente a solicitarle a Policía de Cali una propuesta para doblegar este flagelo, iniciativa que está en marcha y que ha contado con la asesoría nuestra.¿Y, ese plan contra el hurto desde motos está funcionando?Sí. Los primeros resultados del Plan Semáforo, aunque preliminares, son promisorios. Se procedió a identificar alrededor de 50 intersecciones, y a definir una intervención en seguridad de las mismas, empezando por una presencia policial permanente. En solo tres semanas que lleva la medida se han impuesto 400 comparendos y 169 motos fueron inmovilizadas. Y empiezan a bajar las denuncias por hurto desde motos en semáforos. Se decidió además intervenir de manera integral esas intersecciones, con carriles exclusivos para vehículos separados de las motos, recuperación de andenes, demarcación de las vía, poda de árboles e iluminación. El Alcalde ha dispuesto que ese ordenamiento vial se inicie este mes. ¿En definitiva Cali es la ciudad más violenta del país?No lo es. La seguridad de una ciudad no se mide solo por los homicidios. La encuesta de victimización en hogares realizada el año pasado por el Dane y llamada a complementar los registros que lleva la Policía, indica que tiene el mismo nivel de victimización que el promedio nacional: 20%. Bogotá, por ejemplo, tiene una mayor victimización que Cali: 24.5%. Y si lo comparamos con ciudades a nivel mundial, estamos mejor. La de ellos es 21.7% y 28.6% para ciudades en vía de desarrollo como las nuestras. Afirmar que es la ciudad más insegura es mentiroso. Eso no significa que no haya problemas y que no sean delicados. Todo en su debido lugar. Hablemos de las otras ciudades del Valle con problemas de violencia…Trabajamos también con Palmira, Tuluá y Buenaventura, donde hemos encontrado total compromiso con la seguridad. Las tres ciudades ya cuentan con Planes Integrales de Seguridad y con Acuerdos de Seguridad entre sus gobiernos y 18 entidades nacionales. En estas ciudades ha habido temporadas buenas y malas. Lo importante es distinguir los delitos que afectan la seguridad ciudadana de los de seguridad nacional y evitar estigmatizar las ciudades. Una cosa es decir que una ciudad cuenta con presencia de estructuras criminales y otra que esas estructuras mandan en la ciudad como a veces lo dice incluso la misma autoridad. Las generalizaciones no suelen ser afortunadas.¿Cómo terminó el año 2012?Mejor que el 2011. En las 24 ciudades priorizadas se logro una reducción del 10% en homicidios, del 17% en hurto a vehículos, del 14% en hurto a residencias, y del 7% en hurto a personas. Crecieron el hurto a motos y dependiendo de la ciudad la micro-extorsión aunque focalizada en unos sitios. En resumen, el 2012 fue un mejor año que el 2011. La tendencia a la baja el año pasado es clara, en especial en las ciudades priorizadas. Esperemos que el 2013 sea mejor, para lo cual es necesario hacer más. Pero la percepción de la gente es distinta...Así es. La encuesta de victimización que hizo el Gobierno Nacional el año pasado en 20 ciudades del país muestra una victimización el 20%, es decir, ese porcentaje dice hacer sido víctima de un delito o varios en un período de tiempo. Mientras tanto, la percepción de inseguridad en esas mismas ciudades, en el agregado, es del 61%. Dicho de otra manera, nuestras ciudades son más seguras de lo que la gente percibe. Incluso si lo comparamos a nivel internacional, nuestra victimización es inferior.¿Va a aspirar al Senado?Lo consideré seriamente pues se requiere una política decente y el Valle debe pisar duro en Bogotá. Se ha perdido liderazgo. Decidí sin embargo continuar en el Gobierno, ayudando al Presidente. No me pareció responsable dejar a media marcha una labor crucial para el país como es el tema de la seguridad en nuestras ciudades, aunque la Consejería no es responsable de la ejecución de las políticas. Continuaré sin embargo vinculado y presente en Cali y el Valle, trabajando por ellos.Finalmente, ¿qué opinión le merece que el ex senador Martínez esté a punto de salir preso por vencimiento de términos?Sería vergonzoso que por vencimiento de términos cesaran contra él las investigaciones que se le siguen por narcotráfico. Y preocupante por la transparencia en los procesos electorales. Contrario a lo que se cree, la Registraduría paralela que montaron para parar a Guerrero no es de ahora. Viene de atrás. Cosa distinta es si lo van a investigar o no, pues muchos se han beneficiado de esa corrupción, y desean echarle tierra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad