Cali, en medio de la de guerra entre 'los Urabeños’ y 'los Rastrojos’

Cali, en medio de la de guerra entre 'los Urabeños’ y 'los Rastrojos’

Marzo 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cali, en medio de la de guerra entre 'los Urabeños’ y 'los Rastrojos’

Este es el momento en el que las autoridades capturan al presunto autor de un ataque sicarial dentro de un centro comercial del norte de Cali.

El asesinato de cuatro personas el 28 de febrero pasado en Cali es una de las evidencias que tienen las autoridades para creer que el crimen está cruzando las fronteras locales con un único objetivo: el control total de la región.

La guerra entre las bandas criminales de los ‘Urabeños’ y los ‘Rastrojos’, que ha venido dejando una estela de cadáveres en Cali, es una suerte de red de araña, que tiene interconectados varios municipios igual que si fueran circuitos.El asesinato de cuatro personas el 28 de febrero pasado en Cali es una de las evidencias que tienen las autoridades para creer que el crimen está cruzando las fronteras locales con un único objetivo: el control total de la región.La Policía lo sabe. Como si se tratara de una empresa en expansión, delincuentes miembros de uno u otro bando son movidos por sus superiores a diferentes ciudades con el fin de aumentar las ganancias del microtráfico y de las extorsiones, que aunque no sea una cifra oficial, pueden dejar hasta $15.000 millones cada mes en el departamento.Ese es un botín suculento. Por eso el objetivo es hacerse al Valle y sacar de acá tanto provecho como sea posible.En este momento la joya de la corona es Cali, seguida por Buenaventura y Tuluá, explican miembros de inteligencia de la Policía.El comandante de la Policía del puerto, coronel Óscar Gómez, dice que hasta allá se han movido cabecillas de los ‘Urabeños’ para controlar de manera definitiva el narcotráfico en la zona. Un miembro de esa organización asegura que hoy los ‘Urabeños’ son quienes tienen nexos cercanos con el cartel de Sinaloa, en México y que necesitan la ruta marítima para trasladar dinero y drogas hacia el norte del continente.Él mismo asevera que alias el Negro Orlando, quien fuera un antiguo aliado de los ‘Rastrojos’, es el contacto directo con narcotráficantes mexicanos y se ha conventido en el principal proveedor de cocaína después de que Héctor Mario Urdinola, alias ‘Chico’ cayera en manos de las autoridades, cuando estaba escondido en una finca en Villavicencio. Sin embargo, el comandante Gómez dice que él desconoce la presencia del ‘Negro Orlando’ en el Puerto.Lo que sí admite es la presencia de los ‘Urabeños’, y explica que libraron una cruenta batalla en contra de ‘la Empresa’, una oficina de cobro que delinquió en esa zona por casi 20 años y que llegó a tener hasta 150 personas armadas en sus filas.Gómez asegura que sí hubo algunos delincuentes caleños que se trasladaron a Buenaventura para apoyar a la ‘Empresa’ en su ya perdida guerra contra la banda de Urabá.“Hicimos labores de inteligencia durante 14 meses y se pudo determinar que los nexos de la ‘Empresa’ con ‘Rastrojos’ de Cali y Tuluá, además con bandas delincuenciales de Palmira consistían en brindar apoyo logístico para cometer ilícitos. En enero logramos 18 capturas y acabamos con estructuras delincuenciales al servicio de ‘La Empresa’.Se supone que algunos ‘Rastrojos’ fueron llevados a Buenaventura el año pasado, pero el refuerzo no sirvió demasiado, ya que no solo se perdió la guerra con los ‘Urabeños’ sino que hubo capturas importantes. Gómez dice que, en parte, esa presión ejercida por las autoridades sobre las bandas y las capturas de enero, sumado a la violencia generada por los ‘Urabeños’ obligó a algunos hombres del puerto a moverse a Cali.Se supone que en barrios de esta ciudad como El Vergel, Mariano Ramos y El Retiro hay una suerte de protección a quienes vengan de otras ciudades.Un habitante de El Vergel explica como se da ese asilo. Dice que las relaciones entre bacrim y pandillas ya es conocida y antigua. De las 134 pandillas identificadas en Cali, al menos 66 sirven como extensiones que usan las bandas delincuenciales para cometer ilícitos en cuerpo ajeno. Hay unos jefes de pandillas que son quienes hacen los contactos regularmente con las bacrim para ofrecerles los servicios de sicariato, cobro de extorsiones y control del microtráfico. Es a ellos a quienes se ubica en primer lugar son los contactos en Cali, y son quienes ofrecen el resguardo a quienes vienen de fuera. Normalmente se alquilan casas en el sector de Aguablanca, Siloé o Terrón Colorado. Pero, otros barrios de estratos más altos también sirven de refugio. Eso depende de quién sea la persona que busca ocultarse y cuánto dinero puede pagar. El precio por la protección varía si se e proveen armas. Se habla de pagos de hasta $20 millones a las pandillas.Y eso funciona al revés también. De Cali o de otras ciudades también pueden esconderse en Buenaventura.El coronel Gómez dice que recientemente se identificó que la banda La 300, que delinque principalmente en Palmira, está haciendo presencia en el Puerto. Dice que se determinó que llegaron a esa ciudad diez hombres en octubre pasado, al parecer como apoyo a la ‘Empresa’. El uniformado agrega que este año se han capturado delincuentes de Candelaria, El Cerrito, Zarzal y Santander de Quilichao. Este año van doce detenidos de zonas diferentes a Buevaventura. Entre ellos a alias Amauri, miembro de los ‘Urabeños’, que es oriundo del departamento de Bolívar. Pero, en este momento el problema es, principalmente para Cali. Muchas veces esos ‘refugiados’ de las bacrim traen a rastras la violencia de la que huyen. Hasta febrero de este año, nueve bonaverenses habían sido asesinados en Cali. Todos fueron víctimas de sicarios. Entre ellos, incluso, había un concejal de Buenaventura.También fue asesinado alias Chimpa, un supuesto cabecilla de la ‘Empresa’, quien perdió la vida junto a otro hombre cuando lo atacaron en su vehículo. El hijo de ‘Chimpa’, según la Policía de Cali, habría estado presente en la reunión de hombres de los ‘Rastrojos’ que se llevó a cabo a inicios de marzo en el sur de la ciudad y que terminó con la muerte a bala de dos hombres. Uno de ellos exmiembro de ‘los Comba’.Una hipótesis de las autoridades en Buenaventura es que el hijo de ‘Chimpa’ podría haber estado entre los blancos de los sicarios, por su supuesta relación con la ‘Empresa’ y los ‘Urabeños’.Una fuente cercana a las bandas criminales asegura que en en medio de la guerra entre ‘Rastrojos’ y ‘Urabeños’ se ha puesto precio a la cabeza de todos lo que hayan salido de sus ciudades para refugiarse en Cali. Incluso, se habla de que hay un fuerte interés de los ‘Urabeños’ en desmantelar negocios usados por sus rivales para lavar dinero.El hombre jura que en el Sur, en barrios como Nápoles, Meléndez, Buenos Aires Ciudad Jardín hay compañías fachadas de ‘los Urabeños’ y de la ‘Empresa’. Ese sería el motivo de que muchos de crímenes ocurridos este año se hayan situado en esa zona. Y en parte, explica la violencia que azota a Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad