Caleños piden presencia policial permanente en monumento de Cristo Rey ante inseguridad

Caleños piden presencia policial permanente en monumento de Cristo Rey ante inseguridad

Febrero 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Caleños piden presencia policial permanente en monumento de Cristo Rey ante inseguridad

Al estar Cristo Rey ubicado en lo alto de una loma, los delincuentes aprovechan para escapar por los senderos y evadir fácilmente a las autoridades, según dicen los habitantes del sector.

Habitantes del sector y turistas dicen que en ocasiones son víctimas de los atracadores. Denunciaron que el último robo se registró el pasado miércoles cuando encapuchados asaltaron a cerca de 15 personas.

Una presencia policial permanente es el llamado de la comunidad para garantizar la seguridad de los visitantes del monumento de Cristo Rey, que en ocasiones son víctimas de los atracadores. El último robo se registró el pasado miércoles hacia las 6:30 p.m., cuando alrededor de siete hombres encapuchados asaltaron a cerca de 15 personas que visitaban la estatua y contemplaban el paisaje."Nosotros éramos cinco personas y habíamos subido al mirador. Cuando ya nos devolvíamos llegaron los tipos y de una nos dijeron 'quietos todos o sino los estallo'", contó una de las víctimas del atraco. Agregó que los delincuentes requisaron a todos los visitantes del sitio y a algunas mujeres las tocaron de manera indebida para comprobar que no tuvieran escondido el celular. "Se llevaron celulares, relojes, cadenas, todo lo que encontraron", afirmó la víctima. Un testigo del hecho informó que se dio cuenta del robo porque una mujer gritó y "alcancé a ver a tres cuando huían por la loma como hacia Terrón. Uno de ellos, ante el escándalo, sacó su arma e hizo un tiro al aire". El grupo de hombres fue visto por otra persona del sector cuando daba la vuelta por una de las lomas, hacia la salida a Siloé. Ambos coinciden en que, si bien hay un puesto de Policía ubicado sobre la vía a pocos minutos del monumento, los uniformados tardaron en llegar al lugar. "La comunicación desde acá a través del celular no es muy buena, por las antenas la señal tiene interferencia, entonces la demora comienza incluso al informar a las autoridades", dijo un hombre que trabaja en este sitio turístico y que reconoce que falta una presencia permanente de los uniformados. En lo anterior coincide una vendedora que permanece en el monumento y que asegura que la Policía "viene más que todo los fines de semana, los domingos. Pero entre semana arriman muy de vez en cuando a la estatua". Para Alejandro López, guía turístico del lugar, es importante que los uniformados estén permanentemente entre las 8:00 a.m. y las 8:00 p.m., que es el horario permitido para los visitantes."Los robos son en promedio dos veces al mes, llega una pareja o un grupo y atracan al que vean mal parado. El problema es cuando la víctima es un turista, nacional o extranjero, porque inmediatamente se lleva una mala imagen de la ciudad y le cuenta eso a sus familiares y amigos", dice López.Según algunos habitantes del sector, para los ladrones es fácil cometer los atracos tanto en el monumento como en la vía, pues tienen muchas rutas de escape. Explican que, por medio de las lomas y los senderos, salen fácilmente a pie hacia sectores como Terrón Colorado, Bellavista, Siloé o el Mortiñal, por lo que es difícil que se les encuentre inmediatamente, así se utilicen vehículos para alcanzarlos.Afirman que las horas preferidas por los delincuentes son después de las 6:00 p.m., cuando comienza a anochecer y la oscuridad les permite camuflarse con mayor facilidad. "Para las autoridades es muy difícil controlar la montaña desde donde están ubicadas. Se necesita es la presencia permanente y ojalá hicieran un CAI forestal en el monumento", dice el guía. Ante estas denuncias, el comandante de la Policía de Cali, coronel Hoover Penilla, explicó que no hay registro del robo del miércoles, pero que sí se evaluará la posibilidad de una presencia o patrullaje constante en el mirador de Cristo Rey.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad