Caleños le abren la puerta de sus casas a los ladrones disfrazados

Caleños le abren la puerta de sus casas a los ladrones disfrazados

Junio 16, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Andrés Felipe Becerra | Reportero de El País
Caleños le abren la puerta de sus casas a los ladrones disfrazados

Calcomanías como estas de Emcali han sido decomisadas por la Policía y son las que utilizan los ladrones para ponerle a los carros a utilizar para los hurtos a las residencias.

18 casos por suplantación de la Policía y de empleados de empresas públicas y privadas para cometer hurtos se han reportado en Cali. Piden precaución.

El ingenio criminal ha llegado hasta tal punto que los delincuentes están suplantando no solo a los empleados de las empresas de servicios públicos, sino que también a la propia Policía para cometer hurtos en las residencias. Por lo menos eso fue lo que pasó hace tres meses en una unidad del barrio La Hacienda, en el sur de Cali. Según vecinos de ese sector, varios hombres llegaron un día en horas de la mañana hasta la portería de la unidad en una camioneta con logos de la Policía y diciendo que era un operativo, dos treparon la reja, amenazaron con armas a los guardas de seguridad, ingresaron hasta una de las viviendas donde se encontraba un hombre, su esposa, su hijo y la empleada y se robaron una suma considerable de dinero. Además, les dijeron que se fueran de una vez por todas de allí. Y es que no era la primera vez que a esa familia le ocurría algo parecido. A finales del año pasado, cuentan los mismos vecinos, tres hombres llegaron a dicha unidad en una camioneta a eso de las 10:00 a.m., esta vez con distintivos de las Empresas Municipales de Cali, Emcali, engañaron a los porteros diciendo que los habían llamado para una revisión, los amarraron y luego entraron a la misma vivienda para hurtar el dinero que el hombre tenía oculto en una caleta en el techo de la casa. Estos dos hechos, sin embargo, nunca fueron denunciados ante las autoridades por los vecinos porque, al parecer, eran consecuencia de malos negocios del propietario de la vivienda. Pese a que las autoridades no tienen reporte de estos dos casos, quizá por las circunstancias en que se presentaron, saben que estas modalidades de suplantación para cometer robos sí se vienen registrando en Cali. Así lo demuestran los resultados de la Policía Metropolitana: de los 432 hurtos a residencias que se han reportado en lo corrido de este año en la ciudad, 18 han sido con casos de suplantación de personas, de autoridades policiales, de empleados de empresas públicas y de servicios técnicos. El coronel (r) Germán Huertas, jefe de seguridad de Emcali, dice que tienen identificados cuatro grupos de suplantadores de la entidad que opera en toda la ciudad y que saben cómo proceden: llegan a las casas en carros con calcomanías de la empresa, van en grupos de dos y cuatro personas, portan herramientas, uniformes y carnés aparentemente oficiales. Huertas explica que, en ocasiones, para engañar a las personas y poder entrar a las viviendas a robar, los delincuentes, unos minutos antes, provocan daños en los sistemas de telefonía, agua o energía. Por lo menos así sucedió con los dos casos de robos por suplantación que Emcali tiene reportados este año en casas de los barrios Guabal y El Lido, en donde aparentes contratistas llegaron para un supuesto arreglo de la línea telefónica y salieron llevándose en ambas partes joyas y electrodomésticos. El jefe de seguridad de Emcali afirma que las investigaciones que han realizado en conjunto con la Policía arrojan que los delincuentes, preferiblemente, escogen los días viernes entre las 5:00 y las 6:00 p.m. para cometer este tipo de delito. Incluso, dice Huertas, se sabe que varios de los integrantes de las bandas fueron alguna vez contratistas de la entidad.Pero los casos de suplantación no solo pasan con la Policía o Emcali, también ocurren con empresas como Gases de Occidente. Según un vocero del área de seguridad, en lo que va del 2013 en la entidad hay reporte de cinco casos de ladrones disfrazados de empleados, uno de ellos en el barrio Nueva Floresta y otro en cercanías al municipio de Yumbo.Un investigador de la Policía cuenta cómo actuaron dos suplantadores en uno de esos casos reportados por Gases de Occidente: llegaron dos personas en carro y con uniformes de la entidad a la casa de un hombre de la tercera edad que se encontraba solo en ese momento. Le dijeron que estaba registrando mucho consumo de gas y que era necesario un cambio obligatorio del regulador. “Por el cambio de dicho elemento le cobraron al hombre $250.000, él les entregó la mitad del dinero y mientras fue a la cocina para prender la estufa para una supuesta prueba, los ladrones se volaron con la plata y unos pocos objetos que estaban en la sala de la vivienda”, explica el investigador.Pero el ingenio criminal de los delincuentes también los ha llevado a sacar provecho hasta de los brotes de dengue en la capital del Valle.Los ladrones se están haciendo pasar hasta por fumigadores. Llegan a los barrios diciendo que están adelantando una campaña para acabar con los zancudos que transmiten el dengue. La gente les cree y los dejan entrar a las viviendas, dice la Policía.Así le pasó a Claudia en el barrio San Fernando, en el sur de la ciudad: un hombre llegó con uniforme y carné de una supuesta empresa que presta servicios de fumigación, me habló de la campaña y entró a la casa con un recipiente que tenía un líquido el cual empezó a esparcir por toda la casa. “A cada cuarto que entraba miraba todo a su alrededor. Yo me asusté porque estaba sola y cuando caí en cuenta el hombre se había llevado unas joyas que tenía en un cajón”, relata Claudia. Al respecto, el secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín, dice que si bien en lo corrido de este año se ha reducido en un 10% el hurto a residencias en comparación con el mismo período del año pasado, hay que ponerle cuidado a los casos de suplantación que se están presentando en la ciudad.“Le pedimos a la ciudadanía que antes de dejar entrar a extraños a las casas, se cercioren de la identidad de esa persona. Deben de saber que antes de cualquier visita de los empleados de las empresas de servicios públicos hay que realizar citas previas o que se puede llamar a las líneas de teléfono disponibles en cada entidad ante alguna duda”, asegura Holguín.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad