Cae alias Picante, el miembro de 'los Rastrojos' que se volvió el terror de Tuluá

Septiembre 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cae alias Picante, el miembro de 'los Rastrojos' que se volvió el terror de Tuluá

'Picante', miembro de los ‘Rastrojos’ es investigado por 32 homicidios, la mayoría en Tuluá, donde el año pasado se presentaron varios casos de descuartizados.

Este jefe de los ‘Rastrojos’, detenido por las autoridades, es investigado por 32 homicidios. En una finca torturaba y decuartizaba personas.

Alias Picante, señalado por el propio Director de la Policía como un delincuente cruel y sanguinario, fue detenido en una finca de Dagua en un operativo entre la Dijín y la Fiscalía especializada de Cali. El miembro de los ‘Rastrojos’ es investigado por 32 homicidios, la mayoría en Tuluá, donde el año pasado se presentaron varios casos de descuartizados. El miércoles empezó una audiencia de control de garantías, en la que la Fiscalía le imputó los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir y tráfico de estupefacientes.La captura de este individuo se realizó en Dagua, donde fue encontrado en una casa. Otros 16 presuntos miembros de su organización fueron detenidos en Tuluá, Buga, Andalucía y Cali. Entre ellos se encuentran los alias de El Zarco, Chagualo, Chinga y El Tuerto, sicarios del grupo. También están seis mujeres, una de ellas la jefe de varias ‘ollas’ de un barrio de Tuluá, otra encargada de cobrar las extorsiones y las otras le hacían vigilancia a las personas que los sicarios iban a matar.El general Roldofo Palomino aseguró que la frialdad en el accionar delictivo de Picante contradice la cobardía con la que fue detenido, pues “uso como escudo a su propia madre, que se encontraba con él”.Asimismo, cuando los uniformados llegaron a la finca un familiar de ‘Picante’ abrió fuego contra ellos. En el intercambio de disparos éste resultó herido. En el lugar hallaron una camioneta Hilux blindada.En la operación realizada el miércoles las autoridades también allanaron una finca en zona rural de Tuluá, la cual era usada por ‘Picante’ para descuartizar y torturar a sus víctimas. Al lugar llegaron expertos de criminalística de Bogotá, quienes recogieron muestras de material biológico, como sangre.¿Quién es Picante?Las autoridades habían estado tras la pista de ‘Picante desde hacía un año. A este hombre, de 36 años y natural de Cali, que empezó como sicario de los hermanos ‘Comba’ (herederos del Cartel del Norte del Valle y actualmente presos en Estados Unidos) se le responsabiliza de estar al mando del microtráfico en Tuluá y Palmira.Una fuente de la Policía explicó que la información que manejan es que el apodo de ‘Picante’ o ‘Pica Pica’ se lo dieron sus jefes los ‘Comba’. “Cuando ellos lo mandaban a llamar decían que venga el que pica, porque mataba a las personas y picaba sus cuerpos, y así le pusieron ese apodo”, explicó.Con la entrega de los ‘Comba’ y la captura de Diego ‘Rastrojo’ y el resto de lugartenientes, este hombre fue escalando posiciones. En marzo del 2012, la Policía lo capturó en una finca de Bugalagrande, donde estaba en una reunión con los ‘Urabeños’ (su banda enemiga). En ese momento fue detenido, pero un juez de Cali lo dejó en libertad.‘Picante’, según información de inteligencia de la Policía, habría estado librando una guerra con alias Porrón en varios municipios del Valle por el control del microtráfico. Ambos harían partes de dos facciones de los ‘Rastrojos’ que desde el 2012 estarían en disputa.De acuerdo con informes de las autoridades, ‘Porrón’ y ‘Picante’ solían ser socios pero este último quiso apoderarse del control de Tuluá -una ciudad estratégica para los grupos del narcotráfico- y empezó una guerra con su antiguo socio.El general Jorge Hernando Nieto, director de la Dijín, explicó que entonces ‘Picante’ empezó a cometer una serie de homicidios en Tuluá. Mataba desde jíbaros que no trabajaban para él hasta personas que no pagaban su extorsión.El año pasado fueron descuartizadas cinco personas en esta población. Partes de cuerpos eran encontradas en bolsas abandonadas en barrios y en el río Tuluá.Para la Policía estos crímenes fueron cometidos en medio de la guerra entre ‘Picante’ y ‘Porrón’. Cada uno estaba enviando un mensaje y así ganar el control de la ciudad.Al final, ‘Picante’ se quedó con el control de las ‘ollas’ del vicio y de las extorsiones en el municipio, aseguraron las autoridades.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad