Cada siete horas un guerrillero se entrega a la Fuerza Pública en Colombia

Marzo 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Colprensa

Tres integrantes de las Farc y uno del ELN depusieron las armas voluntariamente en Nariño, Risaralda y Antioquia, en las últimas horas, según el Ministerio de Defensa.

Como resultado de operaciones ofensivas realizadas por el Ejército, en las últimas horas, tres integrantes de las Farc y uno del ELN depusieron las armas voluntariamente en Nariño, Risaralda y Antioquia. Una vez comprobada la veracidad de la información, los cuatro ingresarán al Grupo de Atención Humanitaria al Desmovilizado, liderado por el Gobierno Nacional. En un primer caso, un hombre que dijo pertenecer a la columna ‘Daniel Aldana’ de las Farc fue acogido por soldados de la Fuerza de Tarea Pegaso, en Tumaco (Nariño), mientras que en el área rural de Pereira, un integrante del ELN también se presentó ante la Octava Brigada. Otros dos hombres que aseguraron haber delinquido en el Frente 18 de las Farc llegaron hasta Yarumal (Antioquia) y manifestaron su deseo de dejar las armas a soldados de la Cuarta Brigada. Estos hechos son la más reciente manifestación de la estrategia de la Fuerza Pública que, en el último año, ha causado que mil guerrilleros abandonen las filas de las organizaciones subversivas. De acuerdo con el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, cada día se entregan voluntariamente a las autoridades tres miembros de esas organizaciones. En otras palabras, cada siete horas un insurgente abandona las armas. “Eso demuestra la efectividad de las Fuerzas Armadas, porque son los soldados y policías de Colombia los verdaderos constructores de la paz”, aseguró Pinzón durante el lanzamiento de una nueva campaña del Grupo Humanitario de Ayuda al Desmovilizado, del Ministerio de Defensa, en el fuerte militar de Tolemaida, en Melgar (Tolima). La campaña busca motivar la desmovilización de guerrilleros a través del fortalecimiento de las instituciones militares y de policía, entregando como opción de vida el abandono de las armas. “La presión militar que ejercemos sin descanso, las constantes operaciones en todas las regiones de Colombia, la presencia permanente de nuestras Fuerzas Militares y de Policía en los antiguos corredores de movilidad de la guerrilla los ha llevado a reconocer que ya no hay lugar seguro donde puedan estar, y por eso ven la desmovilización como una opción de vida”, agregó Pinzón. Informó, además, que en los últimos dos años han abandonado las filas de la guerrilla 1.800 personas, de las cuales 82 por ciento eran de las Farc. Del total, 24 por ciento son mujeres y todas ellas (432) denuncian la violación sistemática de sus derechos. “Ejemplos como los de alias ‘Héctor 44’, mano derecha del ‘Mono Jojoy’ y con 14 años en la guerrilla, o el de alias ‘Efrén Caracho’, que estuvo más de 22 años en las Farc, quienes al desmovilizarse aseguraron que las armas ya no son la vía para llegar al poder, demuestran la efectividad de las políticas de desarme, desmovilización y reintegración”, recalcó el Ministro. Como ellos, más de 200 guerrilleros con mando se han presentado en los últimos meses para desmovilizarse y otros 342 abandonaron las armas, tras más de 10 años en la insurgencia. Finalmente, Pinzón resaltó que el 17 por ciento de los que han dejado la guerrilla son menores de edad. “Esto demuestra que los niños siguen siendo un objetivo para estos grupos, que los seducen por medio de engaños para que tomen las armas”, concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad