Brutal agresión a joven de 22 años en Cali enciende alertas por violencia a la mujer

Noviembre 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Brutal agresión a joven de 22 años en Cali enciende alertas por violencia a la mujer

La Personería ha liderado varias iniciativas pedagógicas en la ciudad para disminuir los índices de violencia contra las mujeres.

La mujer recibió 25 puñaladas de su excompañero sentimental y se encuentra en la UCI del HUV. En lo que va de este año se cuentan 82 mujeres asesinadas.

Linda Lissette Ocampo, una joven de 22 años de edad, fue ingresada en la tarde de este martes a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario del Valle, luego de que expareja le propinara, de acuerdo con el hermano de la mujer, al menos 25 puñaladas. La joven, informaron las autoridades, fue hallada en el barrio La Floresta gracias a la alerta que dieron varios ciudadanos, luego de oír sus gritos cuando era agredida. En ese mismo barrio, la Policía detuvo al presunto agresor, de quien se ha informado era su exesposo, con quien ya no mantenía una relación sentimental pero era el padre de sus hijos. Los médicos del HUV informaron que las heridas fueron propinadas en el tórax y abdomen, por lo que tuvo que ser llevada a la UCI, en donde su estado es reservado debido a la abundante pérdida de sangre. El capturado quedó a disposición de la Fiscalía que, en la tarde de este miércoles, realiza el proceso de imputación de cargos por lesiones personales y tentativa de homicidio. El caso, denunció el personero de Cali, Andrés Santamaría, se suma a los múltiples actos de violencia contra la mujer en la ciudad que han dejado hasta la fecha 82 mujeres asesinadas. Entre lo pasional y las pandillas De acuerdo con las cifras que maneja el Observatorio Social de la Alcaldía de Cali, del total de homicidios de mujeres en Cali, un 15% aproximadamente está relacionado con problemas sentimentales. Es decir, de las 82 mujeres asesinadas este año, cerca de 15 casos fueron cometidos por el compañero o excompañero sentimental de cada víctima. Para la coordinadora municipal del proyecto de No Violencia Contra la Mujer, María Eugenia Betancourt, a pesar de que las anteriores cifras representan una disminución de los casos de homicidios de mujeres por líos pasionales respecto a los dos años anteriores, el número todavía es alarmante y es una muestra del machismo imperante en nuestra sociedad. "Con esta situación lo que encontramos es la confirmación de la idea de que los hombres se creen los dueños de las mujeres y se sienten con potestad de agredirlos en caso de que ellas no se comporten como ellos desean", afirmó la experta. Betancourt, por otro lado, agregó que el uso de la categoría "crimen pasional" para hablar de este tipo de homicidios debería eliminarse, pues "cuando utilizamos esa expresión, el efecto que se tiene es el de justificación del hecho. Por ejemplo, si un hombre asesina a una mujer y se dice que fue en un ataque de celos, entonces se empieza a justificar el crimen, se empieza a decir que la mujer no se portaba como debía, etc., y en últimas, lo que hay allí es un homicidio, una violencia contra la mujer que no se debe aceptar de ningún modo". De acuerdo con las estadísticas que maneja el Centro de Atención a Víctimas de Violencia Intrafamiliar de la Fiscalía, durante el 2013 se registraron un total de 6107 casos de violencia contra la mujer que iban desde golpizas con pies y manos hasta golpes con objetos contundentes y heridas con puñal. La cifra indica que, en promedio, en Cali son violentadas más de 16 mujeres cada día. Ahora bien, además de la violencia intrafamiliar, la Personería ha denunciado que en Cali las mujeres son cada vez más victimizadas por las pandillas. De acuerdo con el mismo consolidado del Observatorio Social, cerca del 45% de las muertes de mujeres en la ciudad tienen que ver con la violencia ejercida por estructuras delincuenciales, principalmente las pandillas. De acuerdo con una líder comunitaria que trabaja con niñas víctimas de la violencia entre pandillas en el oriente de la ciudad, quien prefirio omitir su nombre, uno de los fenómenos más crueles del abuso a las mujeres tiene que ver con la incorporación obligada de niñas a grupos delincuenciales y pandillas en muchos barrios del oriente de la ciudad. De acuerdo con la mujer, las niñas son obligadas a hacer parte de las pandillas como novias de los jefes y, en caso de negarse, los pandilleros suelen tomar represalias que van desde los golpes hasta las violaciones en grupo. “Mire, en todo lo que es Puertas del Sol, Sector 5, Manuela Beltrán y Potrerogrande, las pandillas asesinan y golpean a las mujeres que no quieren andar con los pandilleros. Por ejemplo, un pandillero se enamora de una mujer, y si ella no está con él, pues la golpean, la matan, golpean a sus familiares. Lo peor es que no se denuncia, por miedo y por desconocimiento de la ley”, afirma la líder. Las cifras de la Fiscalía indican que, en lo que va de este año se han denunciado 964 casos de agresiones sexuales contra mujeres, de los cuales 407 tuvieron que ver con niñas menores de 14 años, es decir, más del 35%. Ante tal situación, el personero de la ciudad, Andrés Santamaría, ha pedido a las autoridades que tomen las medidas necesarias para controlar la creciente ola de violencia debida a las pandillas en la ciudad y para que el sistema judicial atienda con mayor celeridad cada uno de los casos de violencia contra la mujer denunciados, pues, indica el funcionario, más del 80% terminan archivados.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad