Brasil dispuesto a participar en operativo para liberar a periodista francés

Mayo 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co y agencias AP y EFE
Brasil dispuesto a participar en operativo para liberar a periodista francés

El ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorin, señaló que su país podría participar en una misión humanitaria para la liberación del periodista francés Romeo Langlois.

El Gobierno Nacional también ha hecho varios llamados para que los jefes de la organización guerrillera cumplan con su promesa de no más secuestros y que además dejen en libertad al comunicador.

El ministro brasileño de Defensa, Celso Amorim, dijo este miércoles en Bogotá que si se confirma que el periodista francés, Roméo Langlois, está secuestrado por las Farc y el Gobierno de Colombia lo pide, Brasil estaría dispuesto a participar en una misión humanitaria para liberarlo."Habría que saber si está secuestrado o no, y Brasil, como en otras ocasiones, si el Gobierno colombiano lo pidiera, estaría dispuesto a participar en una operación humanitaria como en las anteriores", indicó Amorim al término de una reunión con su colega colombiano, Juan Carlos Pinzón.El titular colombiano reconoció que "hay indicios" de que Langlois puede estar en poder de las Farc desde el sábado 28 de abril, cuando desapareció en medio de combates entre policías y militares con guerrilleros en el sureño y selvático departamento de Caquetá."Si es así, si las Farc realmente lo tienen en su poder , estarían atentando contra la libertad de prensa, contra un periodista, contra un civil y contra todas las normas del Derecho Internacional Humanitario", declaró, por su lado, Pinzón.Los ministros de Defensa de Colombia y de Brasil se reunieron hoy en Bogotá en vísperas de una reunión de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) en Cartagena de Indias para examinar asuntos de la agenda bilateral y regional en materia de seguridad, cooperación militar e integración.Tanto Brasil como Colombia defienden la creación de una instancia de lucha contra la delincuencia organizada trasnacional en el ámbito de la Unasur, uno de los temas a debate desde mañana en Cartagena.Unión Europea pidió la liberación del extranjeroLa Unión Europera, a través de la representante Catherine Margaret Ashton, pidió la liberación inmediata e incondicional del comunicador.La alta representante de la Unión Europea para asuntos exteriores y Política de Seguridad sostuvo que Langlois es un civil y por ello las Farc deben dar muestras de buena voluntad dejando en libertad al periodista.Entre tanto el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) desconoce si las Farc tienen en su poder al extranjero. A través de un portavoz, el Comité señaló que este organismo no cuenta con una información de los ilegales o una prueba que le permita decir que las Farc tienen a Langlois.Por eso aclaró que no puede confirmar o negar la autenticidad del comunicado que una supuesta subversiva leyó por teléfono a periodistas en la zona de los hechos, en el que indicó que el informador es un "prisionero de guerra" de las Farc. Desconfianza hacia las FarcEl caso del reportero francés, radicado en Colombia desde hace más de una década, "es una muy mala señal de su capacidad (la de las Farc) de cumplir con lo ofrecido", dijo el ex alto comisionado de paz, Camilo Gómez. Gómez sostuvo que aunque todos los procesos de paz tienen inconvenientes, el secuestro de Langlois aumenta "la desconfianza de la gente en las Farc". "La guerrilla no sólo tiene que ganarse la confianza del Gobierno, sino de la sociedad" colombiana, añadió.Entre tanto, Víctor G. Ricardo, ex alto comisionado de paz a fines de los años 90 y que abrió negociaciones en esa época con los ilegales, manifestó que: "Estoy seguro de que (las Farc) van a negar que lo secuestraron y que por lo tanto van a decir que no están violando sus promesas (de poner fin a los secuestros) por las circunstancias en que lo cogieron: en una acción militar". Agregó que en el caso de que "se convierta en un secuestro... eso puede complicar un ambiente" para iniciar los diálogos de paz que buscan activistas y organizaciones de derechos humanos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad