Barrios de estrato 4 y 5, los más afectados por apartamenteros en Cali

Octubre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Los ladrones se hacen pasar por plomeros, albañiles y empleadas domésticas para entrar a las casas. En lo que va del 2010 van 967 casos y las autoridades están preocupadas por los cada vez más sofisticados métodos utilizados por estas bandas.

El hurto a residencias en Cali es uno de los delitos con mayor crecimiento en los últimos cinco años y, según la Policía, el que más ha evolucionado en sus modalidades. Mientras en el 2005 hubo sólo 304 casos en toda la ciudad, para el 2009 la cifra se elevó a 2.044. En lo que va del 2010 van 967 casos, aunque ha disminuido frente a 1.161 casos del año pasado, las autoridades están preocupadas por los cada vez más sofisticados métodos que utilizan las bandas para robar viviendas, especialmente en estratos 4 y 5. Según el comandante de la Policía Metropolitana, general Miguel Ángel Bojacá, uno de los sistemas más usados en la actualidad es que los delincuentes se hacen pasar por empleados de empresas de servicios públicos domiciliarios. “Usan los distintivos y hasta vehículos con los logotipos de empresas para engañar a la gente. Una vez que alguien los deja ingresar a la residencia lo amenazan con armas y se llevan lo que encuentren: desde cajas fuertes y joyas hasta dinero en efectivo”, dijo el general Bojacá. Sin embargo, otras dos modalidades están poniendo en jaque a las autoridades. Una consiste en que los delincuentes identifican la vivienda tras hacer seguimiento a sus dueños; llegan dos personas, hombre y mujer bien vestidos, preguntan si la casa está en venta o si saben dónde venden una, y cuando les abren, amenazan con armas al residente y lo obligan a entrar. “Mientras tanto el resto de la banda espera la señal desde un taxi o un automóvil para terminar el trabajo”, explicó un investigador de la Policía. Esta manera de robar se ha puesto de moda en barrios como Vipasa, La Merced, La Flora, Ciudad Jardín, El Caney y El Limonar (ver gráfico). Estos barrios son los más afectados este año con los robos a residencias, según el Observatorio Social y la Policía.Un caso de estos se registró hace una semana en la Calle 47AN con Avenida 2A, en el barrio La Merced. Según Jair Llanos, líder de la Comuna 2, un hombre y una mujer, muy bien vestidos, llegaron a una casa. “Hicieron una pregunta y, al ver que el vecindario se alertó, se fueron y dijeron que regresaban luego. Ambos estaban muy bien vestidos y la mujer era joven y muy elegante. Lo que nos hizo dudar fue la presencia de un taxi, dos motos y otro carro que llegaron a la cuadra justo cuando la pareja estaba en el lugar”, dijo Llanos, quien agregó que en el último mes se han registrado al menos diez intentos de robo con esta modalidad en el sector. Ante esta situación los dueños de viviendas han tenido que tomar medidas extremas para evitar que les desocupen sus inmuebles. “Hemos comprado cámaras de seguridad o alarmas porque las alarmas comunitarias no funcionan y los policías no son suficientes. Varias cámaras de seguridad, entre ellas la ubicada en la Calle 44 con Avenida 2, están fuera de servicio”, señaló Martha Lucía Peña, presidenta de la JAL de la Comuna 2. Los fines de semana son los preferidos por los delincuentes para desocupar viviendas. 289 fueron asaltadas entre enero y julio de este año, entre viernes y domingo. Hace cuatro días, en pleno fin de semana, dos hombres llegaron hasta una casa situada en la Avenida 3CN con Calle 47C del barrio Vipasa, amordazaron de pies y manos a cuatro personas y se llevaron algunos objetos de valor avaluados en $2.500.000. Sin embargo, tras una llamada de los vecinos a la Línea 123 de la Policía, los delincuentes fueron capturados. Con esta detención se puso al descubierto otra modalidad: “Los asaltantes se hacen pasar por albañiles, vigilantes, plomeros y hasta por empleadas domésticas para ingresar a las casas y planear los robos. Cuando éste se comete se hacen pasar por víctimas y hasta se hacen golpear”, reveló un investigador de la Sijín. En el hurto a la casa de Vipasa la Policía descubrió que una de las personas que fue amordazada hacía parte de la banda y trabajaba como constructor. Las autoridades le seguían la pista a estos delincuentes, señalados de robar casas en El Ingenio, Ciudad jardín, El Lido y en el norte de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad