Bandas de sicarios al servicio del narcotráfico montaron 'sucursales' en España

default: Bandas de sicarios al servicio del narcotráfico montaron 'sucursales' en España

En los últimos dos meses se han presentado varias capturas de colombianos relacionados con el crimen organizado y el narcotráfico en España. Los tentáculos de los traficantes de drogas siguen llegando a Europa.

Bandas de sicarios al servicio del narcotráfico montaron 'sucursales' en España

Abril 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Diego Muñoz y Redacción de El País Cali
Bandas de sicarios al servicio del narcotráfico montaron 'sucursales' en España

La Policía de España decomisó 165 kilos de cocaína en el operativo en el que arrestó a nueve presuntos integrantes de una banda narcotraficante.

En los últimos dos meses se han presentado varias capturas de colombianos relacionados con el crimen organizado y el narcotráfico en España. Los tentáculos de los traficantes de drogas siguen llegando a Europa.

En diciembre pasado Rubén* salió para Madrid con su familia. Tenía un contrato de trabajo en el que le iban a pagar once millones de pesos al mes durante un año. El contrato no estaba escrito, era solo de palabra, pero la misión de este hombre era clara: entrenar a otro grupo de personas como sicarios o cobradores de cuenta y si era necesario hacer varias ‘vueltas’ que le encargarían sus jefes. Él es un miembro de una ‘oficina de cobro’ del oriente de Cali, una de las bandas sicariales que trabajaban para los hermanos ‘Comba’ (Luis Enrique y Javier Antonio Calle Serna). Desde hace más de una década, dicen las autoridades colombianas y españolas, cuando los narcos colombianos establecieron una ruta de droga que pasaba por Marruecos y otros países de África y usaba España como la entrada de la coca hacia Europa, cada cartel enviaba sus delegados. Un investigador de la Fiscalía colombiana explica que primero empezaron a llegar enlaces, pero “cuando los compradores les empezaron a fallar en los pagos, entonces debieron establecer sus propias bandas sicariales”. “Muchas de las organizaciones del tráfico de drogas montaron en España sucursales, no solo para activar el mercado, ya que España es puerta de entrada a Europa, sino también para arreglar cuentas, deudas de todo tipo y para ejercer a través de la violencia la autoridad”, dice el periodista Eloy Cancedo, quien cubre temas de narcotráfico en ese país. En los últimos dos meses se han presentado varias capturas de colombianos relacionados con el crimen organizado y el narcotráfico en España. Ayer la Policía de ese país desarticuló en Madrid una banda de narcotraficantes de origen colombiano, con la detención de nueve personas y la intervención de 165 kilos de cocaína.El cabecilla es Giovanny F.O., conocido como el ‘Negro’ o el ‘Papa’ , de 37 años, con antecedentes en Holanda por tráfico de drogas y blanqueo de capitales y residía desde hacía poco tiempo en Madrid.Los integrantes de la banda, siete hombres y dos mujeres, compraban la droga, la adulteraban y la distribuían por diferentes ciudades españolas desde Madrid en carros con dobles fondos.La investigación comenzó en mayo de 2012, en febrero la Policía española detuvo a dos de los miembros del grupo cuando trasladaban droga a la ciudad de Zaragoza y la pasada semana la operación culminó con siete detenciones más.En uno de los pisos de la capital se hallaron 137 kilos de cocaína, empaquetada en bolsas de plástico de las que se utilizan para guardar cds y camufladas con trozos de radiografías para evitar su detección en los escáneres de los puertos.En otro piso de la localidad madrileña de Móstoles los agentes encontraron 27 kilos de esta droga oculta en un zulo (escondite) habilitado tras una estantería en un garaje.Tres semanas atrás, arrestaron a catorce personas, ocho de nacionalidad colombiana y seis española, miembros de una organización dedicada al tráfico de drogas en la provincia de Albacete, en el sureste de España.El caso con más repercusión fue el desmantelamiento de una oficina de sicarios que tenía su centro de operaciones en la población de Leganés, cerca a Madrid.“Era una oficina de sicarios que se estaba formando en Madrid dirigida por el Conejo (Luis David García Quintero) y el Monstruo (Sergio Moreno). Ellos se encargaban de contratar a otros para encargarles el ajuste de alguna cuenta, por lo general, el resultado de operaciones fallidas dentro del mundo del narcotráfico, incluyendo acciones en Colombia”, dijo la Policía española. En total fueron seis capturas, cinco de ellos oriundos de Palmira.A diferencia de Rubén*, alias Conejo, oriundo de Palmira, llevaba más de 20 años viviendo en Madrid. Fuentes de inteligencia de la Policía colombiana explican que las bandas sicariales de colombianos en España funcionan de varias maneras. Por un lado, están las personas como Rubén* que son enviadas por un tiempo corto, solamente se dedican a entrenar a los otros sicarios y luego se devuelven. Otros se refugian un tiempo allá, al ser perseguidos por las autoridades o por sus enemigos en Colombia. Eso fue lo que sucedió con alias Martín Bala, señalado como el jefe de ‘los Urabeños en la región, quien era un miembro del Cartel del Norte del Valle y en el 2006 durante la guerra interna de este grupo sufrió un atentado en Cali y huyó del país. Se refugió en España, donde continuó manejando su rutas de narcotráfico. Además, dicen fuentes de ese país, allí tuvo su red criminal. Luego, regresó a Colombia. En otros de los casos sucede como ‘Conejo’, quien tenía ciudadanía española. A pesar de que llevaba muchos años en España, él tenía contactos con Palmira, donde su hermano presuntamente delinquía con la banda de ‘la 25’, señalada de ser una de las agrupaciones delincuenciales más poderosas del municipio.*Nombre cambiado

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad