Bandas criminales siguen reclutando a la fuerza a jóvenes en Buenaventura

Bandas criminales siguen reclutando a la fuerza a jóvenes en Buenaventura

Septiembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura
Bandas criminales siguen reclutando a la fuerza a jóvenes en Buenaventura

Obispo de Buenaventura, Monseñor Héctor Epalza.

Obispo denuncia que intentaron sacar un grupo de jóvenes de un colegio de la Comuna 12 del Puerto.

El obispo de Buenaventura, monseñor Héctor Epalza, denunció un nuevo caso de reclutamiento forzado en un colegio de la Comuna 12, donde un grupo de hombres querían llevarse a la fuerza a varios estudiantes.“Afortunadamente, la comunidad impidió esta acción y evitó que esto sucediera, pero no sabemos cuántos otros jóvenes han sido captados por los violentos, de forma obligada o voluntaria, atraídos por los dineros fáciles en medio del desempleo que golpea la ciudad”, dijo el prelado.Según vecinos del barrio La Dignidad, donde ocurrió este hecho, los sujetos, al parecer de la banda la ‘Empresa’, intentaron ingresar a la institución educativa, sembrando el pánico en los estudiantes y padres de familia. Precisamente, de la Comuna 12, partió el jueves una marcha en la finalización de la Semana por la Paz.Sobre estos hechos el coronel Óscar Gómez, comandante de la Policía, señaló que estaba de acuerdo con el Obispo con las preocupaciones que ha venido expresando sobre este tema y “que requieren soluciones integrales tanto de la Policía, el Municipio y la Nación”.El oficial explicó que la situación se presentó en las afueras de la institución y se contó con la participación de la comunidad y la oportuna intervención de la Policía para evitar que se concretara esta acción criminal. “A estos jóvenes se les ha brindado protección especial”, dijo.Por su parte, la Personería Municipal ha calificado de muy preocupante la situación de la desaparición forzada indicando que de ante mano las cifras que se tienen, 31 casos este año, no corresponden a la real situación que se vive en los barrios y en especial en la comuna 12.“Por todo insistó en la necesidad de una declaratoria de emergencia humanitaria en Buenaventura, donde no haya solo respuestas de más policías, sino de ayudas integrales a la comunidad, hay que brindar ayuda a muchas familias que viven el drama diario del temor que algo les pase a sus hijos”, precisó Monseñor Héctor Epalza.“Me tocó irme para que no me mataran”Uno de los testimonios que se han recogido por parte de algunas ONG y de los mismos sacerdotes en los barrios, y que han servido al Obispo para hacer las denuncias, es el de un joven joven que tuvo que huir a Medellín.Actualmente, La Empresa -que se creía acabada pero han aparecido nuevos integrantes que quieren hacerla resugir- y algunos mandos medios de Los Urabeños, que trás las capturas se sus jefes, buscan generar sus propios liderazgos, están reclutando jóvenes.“A mi me toco irme, pues me querían llevar a la fuerza, luego regresé, pero a los dos días ya me estaban buscando, me tocó volverme a ir para Medellín”, relató el joven. Otros han tenido que cambiar de barrios y practicamente no salen a las calles.Marcha por la paz La Marcha denominada: “Muévete al ritmo de la fraternidad camino a la paz”, partió desde la Parroquia la Guadalupe, ubicada en el barrio Nuevo Amabecer y culminó en la Cancha del Barrio el Bolívar.”Allí escuchamos el clamor de las mujeres, de las madres, preocupadas por esta violencia, este dolor de ellas nos conmueve y merece nuestra atención”, dijo monseñor Héctor Epalza.En esta zona los jóvenes y hasta los adultos no pueden pasar de un barrio a otro, por ejemplo, del Nuevo Amanecer a la Campiña, el barrio vecino, porque son amenazados, además se les ha intimidado a los jóvenes de estos barrios, por parte de estos actores armados, que les dicen que no pueden estar en las calles, después de las nueve de la noche.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad