Banda La Inmaculada habría ordenado asesinato de guardián del Inpec en Tuluá

Banda La Inmaculada habría ordenado asesinato de guardián del Inpec en Tuluá

Abril 17, 2017 - 12:05 p.m. Por:
Elpais.com.co

Las autoridades en Tuluá ya tienen indicios de que el asesinato de un dragoneante del Inpec, en hechos sucedidos el pasado miércoles en el barrio El Bosque de Tuluá, habría sido ordenado al interior del centro penitenciario de esta ciudad.

Es de recordar, que el pasado 12 de abril, hacia las 5:15 p.m. a la altura de la carrera 28C con calle 12G del sector de la Villa de Céspedes, el dragoneante Édison Montenegro Cardona, de 30 años, fue sorprendido por un sicario, quien recientemente había cumplido sus 18 años y que le propinó tres disparos en el maxilar inferior y en la espalda.

Media hora después, el funcionario falleció en la clínica San Francisco cuando iba a ser intervenido quirúrgicamente.

Gracias a la reacción oportuna de la policía del cuadrante, el presunto agresor fue capturado varias cuadras más adelante, en el barrio Santa Rita del Río con un revólver Smith & Wesson calibre 38 largo, con el que le habría causado la muerte al uniformado.

Aunque este joven no registra antecedentes judiciales, el mayor Julio Fernando Mora Escobar, comandante del Segundo Distrito de policía, dijo que hacía parte de la estructura delincuencial La Inmaculada y de acuerdo con la investigación, recibía órdenes de algunos cabecillas de esa banda que se encuentran presos en la cárcel de Tuluá.

Asimismo, se supo que en un consejo de seguridad local que se realizó en el despacho del alcalde hace varias semanas, se conoció a conocer que 20 miembros de la guardia de la cárcel de Tuluá eran amenazados por parte de la banda delincuencial La Inmaculada, por lo que ya se había oficiado al Ministerio de Defensa y a las directivas del Inpec a nivel nacional para que se ordenara el traslado a otras cárceles del país de esos delincuentes y para que se tomarán medidas que garantizaran la seguridad de los funcionarios.

Precisamente, el sindicato del Inpec, tras repudiar el homicidio de Montenegro Cardona, indicó a través de un comunicado que este funcionario habría sido asesinado por denunciar presuntos hechos de corrupción en el centro carcelario de Tuluá.

"Sabemos de la excelente hoja de vida de este funcionario que fue asesinado por denunciar y evitar actos de corrupción al interior de la cárcel de Tuluá”, expresó Óscar Robayo, uno de los líderes del Sindicato del Inpec.

Con este homicidio se sumarían diez casos de asesinatos de guardianes del Inpec pertenecientes a las cárceles del Pedregal, en Montería; en Buga, La Unión, Nariño, en Cali, Villavicencio y ahora en el municipio de Tuluá, asesinados por cuenta de las bandas criminales que tienen el control de esos centros penitenciarios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad