Balas perdidas, un flagelo que toca a los niños caleños

Abril 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Balas perdidas, un flagelo que toca a los niños caleños

La niña víctima de bala perdida era la mayor de tres hermanos. Vecinos del sector dicen sienten que los niños no se encuentran seguros debido a las pandillas.

La última víctima fue una menor de 10 años, quien murió en el barrio Llano Verde, oriente de Cali, la noche del sábado.

Una niña de diez años murió por una bala perdida en medio de una presunta disputa entre dos pandillas en el barrio Llano Verde, oriente de la ciudad.  De acuerdo con la subgerente científica de la ESE Suroriente hospital Carlos Carmona, Lady Vanessa Pabón, la niña "llegó al hospital sin signos vitales con una herida en el cuello por arma de fuego, sin que la pudiéramos reanimar". La madre de la menor, quien la llevó al centro asistencial, le manifestó a los médicos que la menor había sido herida en la noche del sábado por una bala perdida en medio de una balacera en el barrio Llano Verde.  "Cuando suceden estos casos (pacientes llegan sin signos vitales) se ingresan los datos a la historia clínica y se llama al CTI para el levantamiento", dijo la Subgerente Científica. De acuerdo con versiones policiales, la balacera se registró luego de una riña entre vecinos del sector, cuando uno de los habitantes, a bordo de una motocicleta, disparó contra otros que se encontraban cerca a la menor. La Policía informó que ya hay una persona sospechosa como autora del crimen y que se espera realizar la captura en los próximos días.  El hecho se suma al homicidio de un menor de tres años que se presentó el pasado 17 de abril en el Sector 9 del Barrio Potrero Grande, en lo que sería   ataque sicarial.  Según reporto la Personería, el  menor de tres años murió cuando su padre, Mariano Potes Rentería, de 35 años, resulto herido por varios impactos de arma de fuego. De acuerdo con el Observatorio Social de la Alcaldía, en los primeros tres meses de este año se han registrado un total de 363 homicidios, de los cuales 46 corresponden a casos de menores de edad.  Esas estadísticas implican que a pesar de la disminución del 12 % de los homicidios en el primer trimestre de 2015 respecto al mismo periodo del 2014, los niveles de asesinatos de menores de edad se siguen manteniendo. La estadísticas oficiales de la Alcaldía indican que en 2014 fueron asesinados en Cali un total de 207 menores de edad, es decir, en promedio cada mes se registraron 17 homicidios de niños y adolescentes, registro que se ha mantenido en los tres primeros de este año.   Niños, víctimas de balas perdidasEn 2014, según el Observatorio Social, se registraron un total de 10 muertes por balas perdidas en la ciudad.  Para el personero de Cali, Andrés Santamaría, se trata de una cifra alarmante, teniendo en cuenta que en 2013 solo se registró una muerte por esa causa y que la mayor parte de las víctimas son menores de edad. De los casos de muertes por balas perdidas registradas el año pasado, tres correspondieron a adultos y siete niños y adolescentes.  Entre ellos se encuentra el de una niña de un año que recibió un impacto de bala en el barrio Potrerogrande en marzo de 2014, en medio de un ataque sicarial.  Asimismo, en noviembre del año pasado, Lizeth Dayana Castillo, una adolescente de 16 años de edad que había ganado una de las becas otorgadas por el Gobierno a los mejores estudiantes de bachillerato de todo el país, murió por una bala perdida en medio de enfrentamientos entre pandillas de Siloé.  En 2014 fueron asesinados en Cali un total de 7 niños menores de 10 años, de los cuales 4 estaban entre los cero y cinco años de edad. Según el Informe Anual sobre la Situación de Derechos Humanos en Cali de la Personería, los menores más afectados por la violencia en la ciudad son aquellos que tienen entre 15 y 17 años de edad.   Las zonas más afectadasDe acuerdo con la personería de Cali,  del total de 46 homicidios de menores de edad que se han registrado este año en Cali, 40  lo fueron con arma de fuego y seis con arma blanca. Las comunas en las cuales se presentó mayor  número de homicidios de menores de edad en 2014 son la 13, 14  15, 16 y 21. Según la Personería,  una de las principales causas de muertes de menores  son los enfrentamientos entre pandillas, bien sea porque las víctimas pertenezcan a este tipo de grupos o por quedar en medio de los enfrentamientos.Palmira es uno de los municipios  del Valle más afectado por las balas perdidas, según la Policía. 

  

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad