Autoridades le siguen los pasos a los que se escudan en la web

Autoridades le siguen los pasos a los que se escudan en la web

Julio 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Autoridades le siguen los pasos a los que se escudan en la web

La injuria es la ofensa genérica al honor ajeno, que puede ser a la honra de la persona, y en este caso es una lesión del derecho al respeto que tienen todos los ciudadanos.

Un investigador del grupo de delitos informáticos de la Estructura de Apoyo de la Fiscalía Valle afirmó que Internet y otras tecnologías se han convertido en medios aptos, para dar una gravedad mayor a una injuria y calumnia.

Las personas que se escudan en el anonimato en Internet para decir improperios e insultos podrían estar cayendo en un delito que es fácil de rastrear para las autoridades. La condena de 18 meses y 20 días de prisión, más una multa, impuesta esta semana a una persona que hizo un comentario en una noticia publicada en la página web de este medio, y que la justicia calificó de injuria, es un ejemplo de lo que ello podría implicar. Un investigador del grupo de delitos informáticos de la Estructura de Apoyo de la Fiscalía Valle afirmó que Internet y otras tecnologías se han convertido en medios aptos, por ejemplo, para dar una gravedad mayor a una injuria y calumnia, pues por estos medios el impacto público de los comentarios resulta más fuerte.Ante casos como este, las autoridades se han especializado en seguirle las huellas en la red a aquellas personas que por diferentes motivos son denunciadas por estar, aparentemente, implicadas en algún delito. Un ingeniero informático de la Fiscalía explicó que cuando se presentan casos como el mencionado, se inicia una investigación que incluye identificar el servidor que almacena los datos de la página web desde donde se hizo el comentario. Luego, el grupo de investigadores se remite donde los administradores del sitio, con una orden de un juez de garantías, para que allí puedan realizar una búsqueda selectiva de datos biográficos de una persona natural o jurídica y asimismo poder adjuntar la dirección IP, que es como decir la dirección de nuestra casa, que cada computador tiene.“Cuando tenemos esta información vamos al operador que le brinda el servicio de Internet al lugar desde donde se originó el comentario. Se realiza un allanamiento, donde se puede decomisar el equipo para poder recopilar información relacionada con lo que se busca”, dijo el ingeniero.Estos procedimientos se logran a través de un software o un programa especial que manejan las autoridades y que el año pasado, por lo menos, permitió resolver tres casos de este tipo. Uno de los casos, explicaron en la Fiscalía, fue el de una empresa ubicada en Cali, que denunció a un usuario de una página web porque hizo un comentario en una nota bajo un seudónimo. “El comentario se refería a que los dueños de la empresa eran malas personas y hacían negocios poco fiables, entre otras acusaciones”, según informó el ente de investigación.Por este comentario, aseguraron en la empresa, se perdieron dos licitaciones que en ese momento estaban a punto de concretarse. Tras realizarse todo el procedimiento de seguimiento en Internet, la Fiscalía pudo llegar hasta la persona que hizo el comentario y llevarlo a un juicio, que terminó en una conciliación de carácter económica. Andrés Gutiérrez, experto en sistemas y quien ha sido consultado varias veces por las autoridades para tratar de resolver este tipo de casos, expresó que ahora existe la facilidad de demostrar por medio de programas, cuántas personas ingresan diariamente a las páginas web, a sus noticias, a sus comentarios, y esto permite medir el impacto, por dar un ejemplo, de una injuria.Gutiérrez indicó que es necesario, sin embargo, que las personas estén enteradas del riesgo que pueden correr por realizar un comentario en la web. También es necesario que las empresas, como medios de comunicación, dejen claro lo que podría implicar un mensaje de este tipo.Este delito, que es prácticamente nuevo, no es el único que combaten a nivel informático las autoridades. Existe la clonación de tarjetas electrónicas, transferencias de dinero, interceptación de información ilegal y hasta venta por Internet de drogas, entre otros delitos en donde, en muchos casos, hay expertos en sistemas involucrados.De acuerdo con datos de la Policía Nacional, durante el 2013 fueron capturadas 422 personas por delitos informáticos, una cifra que indica un aumento de detenciones, pues en el 2012 se contaron 323 y en el 2011, 252.Las autoridades recomendaron a la ciudadanía tomar precauciones para no ser víctimas de estos delitos y a su vez hicieron un llamado, pues muchas personas, bajo un seudónimo en la web y sin saberlo, pueden ganarse un problema jurídico por sus comentarios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad