Autoridades en alerta por roces entre 'parches'

Febrero 25, 2011 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co

xxxxxxxxxxx

Los disturbios protagonizados hace ocho días por estudiantes de dos colegios públicos de Cali prendieron las alarmas entre las autoridades sobre la problemática de la violencia juvenil en la ciudad.Fenómenos como los llamados 'Parches' y las manifestaciones violentas de alumnos de los planteles Santa Librada y Antonio José Camacho pusieron sobre la agenda pública de las autoridades la urgencia de intervenir estos sectores poblacionales. Aunque ambas expresiones juveniles son claramente diferenciadas entre las autoridades, lo mismo que las motivaciones de sus protagonistas, las dos guardan conectividad en el sentido de que una puede incidir sobre la otra. De hecho, algunos integrantes de los parches 'La Alianza' y 'La Contra' ('Contralianza'), grupos que protagonizaron violentos enfrentamientos hace dos años, estudian en las dos instituciones educativas. Pese a que desde el año pasado en la ciudad no se observan monumentales peleas entre los dos parches como las registradas en el 2009 y 2008, donde cientos de muchachos se peleaban en parques o en los alrededores de centros comerciales, las autoridades reconocen que el problema está latente. Este fenómeno social comenzó a ser detectado por las autoridades en el 2007, tras una pelea entre alumnos de colegios bilingües. Luego se fue transformando, de manera que los parches de 'gomelos' se asociaron a pandilleros de sectores populares, armados con navajas y pistolas para atacar a sus rivales. En una de esas peleas registradas en septiembre del 2007 un joven de 16 años de un parche llamado 'Los Amelios' asesinó con un arma blanca a un estudiante de 21 años durante una gresca en una discoteca frente a la Torre de Cali. El año pasado, un equipo de elpais.com.co realizó una investigación sobre los dos parches, conociendo sus orígenes, las motivaciones y los conflictos de los jóvenes, y allí se evidenció el pobre sustento de las rivalidades, pero, al mismo tiempo, el enorme peligro que ronda a la población juvenil caleña. Los parches de 'La Alianza' y 'La Contra' se declararon una guerra a muerte, y en varias ocasiones las autoridades intentaron que firmaran la paz, pero sólo hasta mediados del 2010 se logró un acuerdo en ese sentido. Sin embargo, las rivalidades están presentes y las riñas se forman de un momento a otro en diferentes sectores de la ciudad. Hace quince días, jóvenes del sector de Calima se enfrentaron contra un grupo de Salomia en los alrededores del Cementerio Central, indicó el sargento Percy Ramírez, de la Policía Comunitaria. La pelea se originó porque la novia de uno de ellos se entendía con otro joven. Y el viernes pasado, 25 de febrero, dos parches intentaron enfrentarse en la Loma de la Cruz. La razón del conflicto es macabra: miembros de 'La Contra' del barrio Siloé abrieron la tumba de un joven de 'La Alianza' de Meléndez que fue asesinado hace ocho días por una 'oficina de cobro' en ese sector. "Los de 'La Contra' abrieron la tumba para llevarse un trapo del joven muerto", aseguró una fuente policial. "Los parches han mermado, están minimizados, los 'gomelos' se han ido saliendo de los mismos, pero ahora quedan jóvenes de estratos 1 y 2 que programan peleas por bobadas", añadió la fuente. El coronel Ramiro Castrillón, comandante operativo de la Policía Metropolitana, indicó que la institución está haciendo un permanente monitoreo de los parches a través de las redes sociales de Internet, que es el nuevo escenario por el que se atiza la rivalidad y se pactan los enfrentamientos."Estamos alerta controlando a los jóvenes, porque ellos se citan para agredirse los unos a los otros", aseveró el coronel Castrillón. Peleas contra la Fuerza PúblicaAunque también se trata de una manifestación de violencia juvenil, los disturbios protagonizados hace una semana por estudiantes de los colegios Santa Librada y Antonio José Camacho reflejan una evolución del problema. En este caso, los jóvenes de ambos planteles acordaron, a través de redes sociales de la web, enfrentarse de manera conjunta a la Policía, al considerar que son víctimas de agresiones de la Fuerza Pública en las estaciones del MÍO. El conflicto inicial fue contra contra auxiliares bachilleres que -según ellos- agredieron e hirieron a ocho colegiales. Pero las más recientes manifestaciones van dirigidas contra los miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad. “Los jóvenes estudiantes estaban haciendo fila frente a las puertas del MÍO y llegaron tres auxiliares quienes empezaron a empujar a los estudiantes, iniciándose una serie de insultos entre ambas partes hasta que uno de los policiales le pegó una bofetada en la cara a uno de los estudiantes lo que provocó la reacción de más policiales quienes habían acabado de desembarcar de los buses del MÍO y que entre otros alcanzaron a golpear a los estudiantes", señalan los jóvenes en una página de la red social Facebook. En este sitio web, los jóvenes involucrados convocarono a otros para marchar mañana martes desde el Parque del Estudiante hasta el CAM, en rechazo a la actuación de la Fuerza Pública. 'Marcha contra el maltrato estudiantil, exijiremos nuestros derechos' es el nombre de la convocatoria. El subsecretario de Educación Municipal, José Darwin Lenis Mejía, señaló que el comportamiento de los estudiantes lo dejó sorprendido, dado que el año pasado alumnos de ambos colegios firmaron un pacto de no agresión y se vincularon al proyecto de la Alcaldía denominado 'Paz Arte a Calibra'. Esta iniciativa, que tiene la dirección de la Universidad del Valle, pretende disminuir la violencia entre los muchachos a través de la música y otras actividades artísticas. "Les conseguimos instrumentos musicales, hicimos encuentros lúdicos y deportivos, la Administración les cumplió y estamos esperando respuestas de parte de ellos. No sabemos quiénes se puedan involucrar entre ellos y provocar los disturbios", añadió Lenis Mejía. Una fuente judicial aseguró que personas infiltradas en las universidades públicas estarían llevando a que los jóvenes se enfrenten con las autoridades policiales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad