Autoridades buscan combatir altos índices de extorsión en Palmira

Autoridades buscan combatir altos índices de extorsión en Palmira

Noviembre 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
El País I Redacción Palmira

El no pago de 'vacunas' o extorsiones en Palmira es el común denominador de los homicidios presentados recientemente.

Varios de los homicidios presentados últimamente en la Villa de las Palmas estarían relacionados con el no pago de 'vacunas' o extorsiones a delicuentes  en la ciudad.La situación  fue puesta al descubierto por el secretario de Gobierno Municipal, Fabián Giraldo Seguro, quien advirtió que las autoridades están adelantando las investigaciones pertinentes para dar con los responsables de estos hechos delictivos.Dijo que por esta situación hay  gran preocupación por parte de  la Administración Municipal,  por lo que el tema se tratará en un consejo de seguridad conjuntamente con miembros de la Fiscalía,  Sijín y demás organismos de la Fuerza Pública.Uno de los casos sería el que se presentó  el pasado 29 de octubre en el sector de Las delicias, en inmediaciones de las plazas de mercado, donde sicarios asesinaron al comerciante Gustavo Hernando Zuñiga, de 52 años de edad. El propietario de una bodega mayorista de papa fue ultimado por dos hombres que se desplazaban en una moto de alto cilindraje. Otra de las víctimas fatales de los extorsionistas sería el comerciante de licores Jhonatan Edison  Martínez Acosta, de 37 años, quien fue ultimado a bala por sicarios el pasado 11 de noviembre  en su negocio ubicado en el barrio Las Américas.Según el funcionario, la situación se está generando porque alguna  gente quiere conseguir el dinero fácilmente y recurre a exigir plata a los comerciantes bajo presiones y amenazas.No obstante, dijo que se requiere más información y mayor confianza para que la gente denuncie y se tomen las medidas del caso por parte de las autoridades.De manera alterna,  expresó que se exigirá que se realicen más planes de choque de la mano de inversión social para los estratos más vulnerables.Pero la preocupación por la extorsión también tocó otros sectores de la ciudad palmirana como el Concejo y la Cámara de Comercio donde también hubo pronunciamientos sobre el tema.El concejal Juan Carlos Luna señaló que hoy los comerciantes de la ciudad se sienten asustados con la extorsión o la llamada vacuna. Argumentó que la situación se está presentando especialmente con la gente que genera empleo.“Las personas se tienen que ir y cerrar las puertas de sus negocios o acomodarse a lo que les están pidiendo”, subrayó el edil,  tras destacar que debe haber mayor presencia de la Policía y de recursos estatales en materia de seguridad.A su turno, Guillermo Arturo Lizarazo, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio, dijo que la situación es casi copia de ocurrido en  los años 30, 40 y 50 y luego en el 70 en países Estados Unidos,  “donde todo el mundo en el conjunto empresarial, inclusive de la construcción, tenía que pagar dádivas y estar extorsionado disque para su propia seguridad”.Lizarazo dijo que las autoridades deben estar pendientes de Palmira porque es la segunda ciudad del departamento.Aseguró que es hora que la Alcaldía, secretaría de Gobierno y la propia Cámara de Comercio se pronuncien sobre el tema.“Hay que denunciar porque si nos quedamos callados lo que nos puede pasar al vecino y eso florece como un negocio ilícito que acaba con la tranquilidad y economía de una ciudad como Palmira, agregó el directivo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad