Autoridades aún no inspeccionan presunto carro bomba en zona montañosa de Tuluá

Diciembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Autoridades aún no inspeccionan presunto carro bomba en zona montañosa de Tuluá

Los habitantes de Puerto Frazadas, Santa Lucía y Barragán, en la zona montañosa de Tuluá, se han visto afectados por el camión cisterana que fue atravesado en la vía que comunica a sus veredas y que presuntamente está cargado con explosivos.

Las autoridades no han llegado a la zona en la que el pasado martes las Farc atravesaron un camión cisterna, que al parecer está cargado con explosivos.

Luego de tres días de la instalación, por parte de las Farc, de un presunto carro bomba en una vía de la zona montañosa de Tuluá, la tensión entre los habitantes continúa pues las autoridades no han llegado al sitio de los hechos. El vehículo, que aparentemente está cargado con explosivos, fue atravesado en la tarde del pasado martes por hombres armados, que serían de la columna móvil Alirio Torres, y quienes obligaron al conductor del vehículo a bajarse y abandonarlo. Se trata de un camión cisterna Chevrolet Kodiak y de placas ZDA-122 de Andalucía, que quedó en la mitad de la carretera que comunica a los corregimientos de Puerto Frazadas, Santa Lucía y Barragán. Precisamente, en estas poblaciones se producen más de 12.000 litros de leche diariamente, así como papa, curaba, fresa y cebolla, que los campesinos no han podido trasportar hacia el casco urbano. Lo más preocupante es que los subversivos dejaron instalada una supuesta carga explosiva entre el chasis y la cabina del vehículo, de donde sobresalen unos cables de color naranja. “No sabemos bien si ese paquete sea una bomba de verdad. Lo cierto es que nos toca arriesgar la vida porque obligatoriamente tenemos que pasar por esta carretera”, manifestó Óscar Ramírez, un habitante de la región. El supuesto carro bomba fue ubicado muy cerca de dos viviendas y a escasos 200 metros de la vereda La Veranera, entre los corregimientos de San Rafael y Puerto Frazadas, en donde la guerrilla tiene izada una bandera de Colombia con el escudo de las Farc y un pendón de alias Alfonso Cano. “Hasta ahora por acá no ha venido ni el Ejército ni la Policía a revisar ese carro”, indicó una habitante de esa vereda. Por su parte, el coronel Julián Alegría, comandante del Batallón Vencedores, indicó que primero se tienen en cuenta unos protocolos de seguridad, como es asegurar el área e inspeccionar el vehículo “por unidades especializadas en el manejo de explosivos”, y ese procedimiento podría demorar dos o tres días más. Es de recordar que el pasado 23 de octubre, milicias de las Farc detonaron en ese sector un artefacto de fabricación artesanal, que le costó la vida a un soldado regular, de 19 años, perteneciente al Batallón Vencedores y heridas a un sargento viceprimero de esa guarnición militar que hace presencia en esa zona del centro del Valle del Cauca.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad