Autoridades atribuyen a venganzas personales el triple asesinato en Santa Elena

Agosto 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Autoridades atribuyen a venganzas personales el triple asesinato en Santa Elena

Los hechos se presentaron el lunes pasado a las 11:30 p.m. Una llamada al policía del cuadrante permitió la captura de los responsables.

La Policía investiga tres ataques a bala realizados el lunes pasado en horas de la noche de forma simultánea en diferentes sectores de la Galería Santa Elena, que dejaron como saldo tres personas muertas y una más herida.

A venganzas personales entre bandas del microtráfico atribuye la Policía de Cali el triple asesinato que tuvo lugar en Santa Elena el pasado lunes en la noche. Hacia las 11:30 p.m. se oyeron varios disparos en diferentes puntos de la plaza de mercado, según informó la Policía. Ante los ruidos, los agentes fueron alertados por vecinos del sector y pudieron detener a dos presuntos responsables de los hechos: un joven de 16 años y un hombre de 38, a quienes se les decomisaron dos armas de fuego. Las víctimas, de acuerdo a la información dada por las autoridades, son Javier España Quiñonez, de 30 años, y Cristhian Andrés Cervera, de 20 años. El tercer muerto y el herido, quien fue trasladado al Hospital Universitario del Valle, HUV, aún no han sido identificados. El comandante de la Policía Cali, general Fabio Alejandro Castañeda, anotó que se trata de trabajadores informales de la galería y que el motivo de su asesinato no está esclarecido. Las primeras hipótesis sugieren que detrás del ataque estarían de venganzas personales entre bandas que trafican con drogas. “Es difícil atribuir estos hechos a represalias por el no pago de extorsiones puesto que no se trata de comerciantes”, agregó el general Castañeda.Santa Elena, aquejada por el crimenLos homicidios que tuvieron lugar el pasado lunes en la noche en Santa Elena vuelven a llamar la atención sobre la situación de orden público que se vive en el interior de la galería. Santa Elena se ha convertido en un territorio de complejos problemas de criminalidad. Tráfico y venta de drogas, extorsión a vendedores, hurto y homicidios son delitos que se presentan en niveles alarmantes en la plaza de mercado más importante de Cali.Los informes de inteligencia de la Policía han revelado que en Santa Elena operan bandas de extorsionistas, que están dedicadas a cobrar dinero por lo que ellos llaman “alquiler” del espacio o por la “seguridad” que prestan a los comerciantes. Las sumas que exigen a los vendedores, y en ocasiones a los transportadores de alimentos, oscilan entre los $5.000 y $30.000 diarios. El no pago de estas ‘vacunas’ tiene como consecuencia el desalojo del lugar, la prohibición de la venta o hasta la muerte. Otra de las modalidades de extorsión practicada por los delincuentes consiste en llamar a los distribuidores mayoristas para exigir sumas que pueden llegar hasta los $100 millones. El control de la Policía ha permitido el desmantelamiento de algunas redes de extorsionistas, entre los que se cuentan ‘Los cebolleros’ y ‘Los vigilantes del Planchón’; no obstante, afirman las autoridades, las bandas se reorganizan o son reemplazadas por otras organizaciones. Los grupos de extorsionistas, según reportes de la Policía, son los responsables del aumento de los homicidios en la zona. Los datos del Observatorio Social muestran que Santa Elena es uno de los barrios con mayor densidad de muertes violentas, siendo el que más homicidios presenta en la Comuna 10. Pero la extorsión es apenas un aspecto de la criminalidad que existe en la plaza de mercado. Los operativos llevados a cabo por la Policía durante las últimas dos semanas revelaron que en Santa Elena existen pequeñas redes dedicadas al microtráfico de drogas, que pueden llegar a mover más de 7000 dosis de estupefacientes al día. Además de que, según testimonios de los vecinos del lugar, la zona se ha vuelto un refugio para personas dedicadas al hurto callejero. Según cifras oficiales, en las últimas dos semanas se logró la detención de 174 personas, 17 por orden judicial y el resto en flagrancia, entre las que se destaca: tres por homicidio, once por lesiones personales, 45 por hurto, 34 por porte ilegal de armas y 47 por tráfico de estupefacientes. Al tiempo que han sido decomisadas 57 armas de fuego y 1.162 armas blancas. Ante la situación, el Comandante de la Policía de Cali anunció que se trabajará con la misma intensidad de los últimos días. “Seguiremos pidiendo antecedentes, recuperando el espacio público, buscando a los delincuentes, extorsionistas y traficantes. Todo esto se desarrollará dentro del Plan Cuadrante y esperamos el apoyo de toda la comunidad”, declaró el general Castañeda.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad