Aumentan los ataques contra las misiones médicas en Colombia

Aumentan los ataques contra las misiones médicas en Colombia

Abril 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y agencias
Aumentan los ataques contra las misiones médicas en Colombia

Christophe Beney, jefe de la delegación del Cicr en Colombia

Comité Internacional de la Cruz Roja, Cicr, denunció que en el 2010 hubo 65 casos.

El Comité Internacional de la Cruz Roja, Cicr, denunció que durante el 2010 se registraron 65 casos de ataques a ambulancias y personal médico. Asimismo hubo 768 infracciones al Derecho Internacional Humanitario. Christophe Beney, jefe de la delegación del Cicr en Colombia, señaló que esos ataques impidieron el desarrollo de actividades médicas, la judicialización o formulación de cargos por parte de las autoridades competentes e imposibilitó acceder a un territorio por causa del conflicto armado. Igualmente manifestó su preocupación por la existencia de bandas criminales y sus efectos sobre la población civil. "Lo que más nos preocupa a nosotros, más allá de la calificación que se da a estos grupos, es justamente las consecuencias humanitarias que conlleva el actuar de estos grupos y el enfrentamiento que tienen con los otros actores (armados)", expresó Beney en Bogotá. "Consideramos que estas consecuencias son agravadas por el hecho de que se superponen consecuencias de estos grupos (las bacrim)", insistió.Con el lema de "Todas las víctimas merecen una atención oportuna", el informe de la Cicr resalta que el año pasado se atendió un total de 870.000 personas, tanto de manera directa como indirecta.De ellas, 38.000 fueron desplazados, problema del que atendió 35 casos masivos, así como 170.000 en brigadas móviles de salud, 172 víctimas de violencia sexual y 1.031 amenazados.La asistencia también alcanzó a familiares de 79 civiles muertos a manos de actores armados, de 92 desaparecidos y de 42 menores reclutados, lo mismo que a 434 víctimas de minas antipersonal y restos de explosivos de guerra, entre otros casos.Beney resaltó que estas víctimas y otras están dentro de 768 casos de "presuntas violaciones del derecho internacional humanitario y otras normas fundamentales" de protección a civiles en situaciones de violencia que fueron documentadas por sus delegados en el terreno.Desplazamiento en el suroccidenteEntre tanto el desplazamiento sigue siendo la principal consecuencia del conflicto armado en el suroccidente del país. Durante el 2010 la entidad atendió a 18.186 personas afectadas por esta problemática en los municipios del Valle y el Cauca. De esos casos, 15.509 eran habitantes del municipio de Jambaló (Cauca), 1.388 de Caloto y otros 923 de Toribío. Por su parte, el municipio del Valle con mayor número de desplazados atendidos fue Buenaventura, donde se presentaron 366 casos. Benno Kocher, jefe de la subdelegación de Cali, que cubre Valle, Cauca, Nariño, Quindío y Chocó, explicó que el desplazamiento de las víctimas del conflicto armado en estos departamentos estuvo ligado a situaciones de violencia sexual, enfrentamientos de los grupos armados ilegales, reclutamiento forzado, contaminación por armas, secuestros y desapariciones. “También atendimos a 3.000 indígenas en el norte del Cauca, en las asambleas permanentes donde se instalan cuando se registran combates. Allí entregamos dotaciones que cubrieron las necesidades básicas de la población”, señaló el delegado del suroccidente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad