Aumenta incautación de cocaína y marihuana en el aeropuerto Bonilla Aragón

Aumenta incautación de cocaína y marihuana en el aeropuerto Bonilla Aragón

Octubre 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Aumenta incautación de cocaína y marihuana en el aeropuerto Bonilla Aragón

Los traficantes, intentan evadir los controles policiales escondiendo la droga en tarros de talco, zapatos con doble suela y maletas de doble fondo.

Mientras que en 2014 fueron incautados 84,75 kilogramos de las drogas, en lo corrido de 2015 esa cifra ha llegado hasta los 89,33 kilogramos.

Un aumento considerable de las incautaciones de cocaína y marihuana así como de extranjeros detenidos como ‘mulas’  en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, han registrado las autoridades en 2015. 

Según cifras de la Policía Aduanera y Antinarcóticos, mientras que en 2014 fueron incautados 84,75 kilogramos, en lo corrido de 2015 esa cifra llega hasta los 89,33 kilogramos. Respecto a las incautaciones de marihuana, en 2014 se incautaron 75.5 kilogramos, y en lo que va de 2015, 120 kilogramos.

De acuerdo con el comandante de la Policía Valle, coronel Fernando Murillo, el aumento en las incautaciones se debe al reforzamiento de los controles para evitar la salida de droga a través del aeropuerto. “Los controles se han vuelto más estrictos, tenemos más herramientas tecnológicas y mayor capacidad de análisis, de ahí que los resultados operativos mejoren” afirmó Murillo.

No obstante, indicó el oficial, ante el aumento de controles los narcotraficantes han desarrollados otros métodos para evadir a las autoridades. Entre las nuevas formas de envío de droga fuera del país, se encuentra la utilización de extranjeros, cuyas detenciones entre 2012 y 2010 han aumentado casi el doble. 

Las cifras indican que 45 personas han sido capturadas este año tratando de sacar cocaína y marihuana a través del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón. De ese número, 10 son ciudadanos extranjeros de Venezuela, España, Alemania, Lituania, EE. UU. y Portugal.

“Esta práctica ha venido en aumento, tal vez porque las bandas criminales piensan, que por ser extranjeros, van a pasar los controles aduaneros más fácil”, explicó Murillo.

En 2012 la Policía capturó a dos venezolanos, un español, un norteamericano, un británico y un portugués, que intentaban llevar droga fuera del país. 

Dos años después, en 2014, la cantidad de extranjeros capturados por este delito ascendía  a nueve, cifra que aumentó hasta llegar a los diez capturados en lo corrido de este año.

El último caso conocido es el de un español de 52 años que transportaba siete kilos de cocaína, avaluados en $50 millones. 

Lea también: Capturan a ciudadano español con siete kilos de cocaína en el aeropuerto de Palmira

El español se disponía a realizar el chequeo ante la aerolínea, cuando  las autoridades notaron una serie de actitudes sospechosas en él. Los miembros de la Policía llevaron al hombre hasta la sala de inspección y una vez  registrado el equipaje, encontraron el estupefaciente  adherido a unas láminas de material sintético, que estaban ocultas dentro de la maleta.

Fuentes policiales indicaron además que las prácticas para sacar la droga del país siguen siendo camuflándola en objetos como lociones, tarros de talco, cepillos de cabello, zapatos con doble suela y maletas de doble fondo.

 No obstante, aún se siguen presentado casos donde las personas ingieren la droga, estrategia muy utilizada cuando la droga pretende ser llevada al extranjero.  

Más capturas

A principios de octubre, una organización que se dedicaba al tráfico de cocaína en pequeñas cantidades desde las ciudades de Cali y Bogotá hacia Centroamérica y Europa, fue desmantelada.

Dentro de los capturados había un ciudadano Australiano, quien era investigado en su país por posesión y uso no permitido de armas de fuego.

Los destinos de las mulas son especialmente Europa, España y Holanda con conexiones por Panamá. Aunque también se presentaron casos menores donde las ‘mulas’ pretendían ir a Guatemala, Salvador y México, informó el oficial.

San Andrés, dice un investigador, también se ha convertido en un destino para los traficantes. Llegan allí por medio de vuelos nacionales, entregan la droga a las organizaciones criminales, y estas, posteriormente, la envían vía marítima hasta centroamérica, de allí a Estados Unidos y después hacia Europa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad