Aumenta el número de mujeres que hacen parte de bandas de ladrones

Aumenta el número de mujeres que hacen parte de bandas de ladrones

Enero 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La sagacidad, sensualidad, intuición y meticulosidad hacen que las mujeres sean indispensables para las bandas de atracadores. Un informe de la Policía de Cali señala que el número de capturadas por hurto aumentaron en 73 casos entre el 2009 y el 2010, pasando de 227 a 300.

La sagacidad, sensualidad, intuición y meticulosidad hacen que las mujeres sean indispensables para las bandas de atracadores. Un informe de la Policía de Cali señala que el número de capturadas por hurto aumentaron en 73 casos entre el 2009 y el 2010, pasando de 227 a 300. De las de 993 mujeres detenidas en la ciudad el año pasado, el 30% de ellas fueron arrestadas por hurto. El año pasado diez mujeres acompañadas de varios menores de edad recorrían a diario las calles del centro de Cali. ‘Las Comino’, ‘Las Manos de Seda’ o ‘Las Lisas’ eran los nombres con los que se identificaba este grupo que hurtaba a los transeúntes desprevenidos.La Policía decidió infiltrar la banda, tomar fotografías y grabarlas. Establecieron que cada día las mujeres robaban entre 15 y 20 personas. ‘Las Comino’ se aglomeraban en grupos de tres o cuatro alrededor de la víctima para despistarla, utilizaban una cuchilla de afeitar para romper los bolsos y extraían billeteras de los bolsillos de la parte trasera con sus manos. Aunque evitaban la violencia, ante reacciones agresivas de las víctimas utilizaban puñales o botellas quebradas.IndispensablesLas mujeres detenidas por el hurto a personas el año pasado fue de 191, la modalidad de robo con el mayor número de arrestos. En el 2009 fueron 140 capturas. Un investigador de la Policía de Cali comentó que durante el 2010 esta fue la única banda integrada por mujeres que fue desmantelada, pero advirtió que las bandas delincuenciales dedicadas al hurto “siempre necesitan una o dos mujeres, eso depende cuántos integrantes la conformen”. Óscar Diaz, psiquiatra forense del instituto de Medicina Legal en Cali, expresó que las mujeres son más indispensables para las organizaciones criminales por “la misma constitución física, hace que sean más atractivas a los hombres y cuando se acercan a las víctimas generan menos temor y más confianza. Por eso son pocos los casos en los que las mujeres utilizan la violencia y el riesgo disminuye”.Diaz explicó que “el hombre es más dado a planificar, pero la sutileza de las mujeres les permite ejecutar de manera más efectiva los planes”.Seduciendo a los guardasLas autoridades buscan a alias La Negra, quien integra la banda de ‘Ramiro’, una agrupación criminal que ha cometido millonarios robos a entidades bancarias, bodegas y residencias. El hecho que sea atractiva, bien vestida y que ande en carros lujosos le ha permitido a la mujer seducir a guardas de seguridad de los bancos para sacarles información. A raíz del aumento de la presencia de la Policía en las entidades bancarias de Cali, las últimas víctimas de ‘La Negra’ han sido los celadores y los residentes de los barrios El Limonar y El Lido.Las investigaciones indicaron que ella entró a la banda cuando era novia de ‘Ramiro’, por lo que adquirió experiencia coordinando la logística antes de ejecutar los delitos. El uniformado la describió como “una buena negociante” y como su hermano fue policía, ella ha tenido relación con uniformados para reclutarlos en su banda delincuencial.Evitando la justiciaLas mujeres que son utilizadas para los ‘fleteos’ y el robo a entidades bancarias son las encargadas de señalar a las víctimas, ‘campanean’ o dan aviso de la llegada de las autoridades y llevan ocultas las armas para luegos pasarlas a los hombres que van a consumar el robo. El coronel Wilson Barón, subcomandante de la Policía de Cali, expuso que cerca del 10% de los integrantes de la institución son mujeres. “La proporción de que una mujer llegue a ser requisada es menor con relación a los hombres. Inclusive, muchas veces no hay mujeres disponibles para que hagan esos procedimientos”. “Ellas levantan menos sospechas. Un agente no va a desconfiar tan fácil de un hombre y una mujer que están parqueados en un vehículo o de una mujer que está sola al frente de un establecimiento. A ellas les queda más fácil hacer el papel”, indicó uno de los investigadores.Los casos de mujeres que toman las armas para perpetrar robos escasean en los registros de la Policía. Una de las delincuentes que ha hecho uso de la violencia es alias La Gorda, miembro de la banda R-15. Las investigaciones señalan que la mujer, quien ya fue capturada, inició con varios disparos el robo de un carro de valores en el barrio La Alameda en el 2008.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad