Atrocidad de crímenes en Tuluá se asemeja a la utilizada por carteles mexicanos

Agosto 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Tuluá.
Atrocidad de crímenes en Tuluá se asemeja a la utilizada por carteles mexicanos

Operativos. La Policía desde hace un mes aumentó el pie de fuerza en Tuluá, considerado uno de los 20 municipios más violentos de todo el país

Tan solo en agosto, 26 personas han sido asesinadas en este municipio ubicado en el centro del Valle del Cauca.

Colombia tiene 1.123 municipios. A dos horas de Cali queda uno de los 20 más violentos del país. Se llama Tuluá y sólo en lo corrido del mes de agosto van 26 homicidios. Este año ya se cuentan 112. En este mes que aún no termina, casi se ha registrado un muerto por día. De acuerdo con los datos policiales, ya van 26 muertos más que en el mismo periodo del año anterior.Pero el asunto no solamente se trata de muertes, sino de cómo han ocurrido. Cada día son más atroces, los métodos más bárbaros. En algunas ocasiones, con ciertas similitudes a las atrocidades cometidas por los carteles de México en Sinaloa o Michoacán.Los casos más recientes lo demuestran: varias víctimas han sido torturadas con torniquetes, con quemaduras en diferentes partes del cuerpo; sus cráneos, destrozados con armas contundentes. Algunos cuerpos han sido abandonados en sitios concurridos. Así pasó con un hombre que dejaron envuelto en una cobija, la madrugada del sábado pasado, en un andén del barrio Tomás Uribe Uribe.Los homicidas, al parecer, cometieron el hecho en un sitio distante de la ciudad y luego abandonaron el cadáver. El lugar del abandono tiene una particularidad: es a una cuadra de la Fiscalía. A mediados de la semana pasada, en un lote del corregimiento de Aguaclara, aparecieron en costales de fibra dos adolescentes de 16 años, oriundos del municipio de Trujillo, amarrados de pies y manos, que fueron asesinados a garrote y en sus rostros y cuello presentaban múltiples heridas de arma blanca.Al lado de estos cuerpos, los criminales dejaron pintado un letrero en donde un grupo autodenominado ‘Chagualo y Los Paisas’ se atribuían el doble homicidio.Las autoridades no descartan que la banda criminal ‘Los Rastrojos’ esté detrás de estas muertes.Uno de los hechos que mayor conmoción causó en la comunidad, fue el hallazgo el pasado 7 de agosto del cadáver de un hombre de 35 años, aproximadamente, a quien descuartizaron: sus brazos, piernas, tronco y cabeza, aparecieron en diferentes sitios, arrastrados por las aguas del río Tuluá.Según el secretario de Gobierno de Tuluá, Jhon Gómez, la guerra de pequeños carteles, especialmente en las comunas 3 y 7, podría ser una de las razones que explique, en parte, todo esto. “Ahí están barrios como Farfán, Las Américas, La Inmaculada, San Antonio, La Trinidad y el corregimiento de Aguaclara, los sectores más críticos”.Varias fuentes de la Policía Valle y de Tuluá, coinciden en afirmar que este fenómeno se debe a múltiples ajustes de cuentas entre bandas criminales dedicadas, principalmente, al microtráfico.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad