Atracan bus con alumnos del Instituto para Niños Ciegos y Sordos de Cali

Atracan bus con alumnos del Instituto para Niños Ciegos y Sordos de Cali

Septiembre 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

En menos de una semana dos rutas han sido víctimas de atracos.

En menos de una semana dos rutas escolares que transportan a alumnos del Instituto para Niños Ciegos y Sordos de Cali han sido víctimas de atracos.Ayer, luego de recoger al primer menor del recorrido, un grupo de delincuentes interceptó una de las busetas del Instituto en el barrio El Vallado. “Los ladrones salieron por el lado del polideportivo, se atravesaron y el carro tuvo que frenar. Después entraron al bus, sacaron lo que pudieron y salieron corriendo”, relató la auxiliar del vehículo, a quien le hurtaron su teléfono. Asimismo, el pasado jueves, en el barrio Las Orquídeas, delincuentes intimidaron con armas blancas al conductor de otra buseta, después de que dejara a uno de los menores en su casa. Los asaltantes se llevaron dinero y un celular. Doris García de Botero, directora del Instituto para Niños Ciegos y Sordos, manifestó que su preocupación va más allá de los atracos. “Si los transportadores no pueden recoger a los niños, entonces ellos no van a poder venir al centro, lo que les quita el derecho a su rehabilitación”.A raíz de los hechos de la semana pasada, el menor que vive en el barrio Las Orquídeas tuvo que dejar de asistir a sus clases, pues el conductor de la buseta que se encargaba de esta zona renunció por temor a su seguridad.La trabajadora social del Instituto, Patricia Morales, explicó que en la mayoría de los casos el transporte que brinda la Asociación de Padres de Familia es la única opción para los menores, debido a su crítica situación económica. Las rutas escolares del Instituto benefician a 60 niños, de los cuales 56 viven en el Distrito de Aguablanca. La trabajadora social agregó que “hace 20 días, a las 6:00 a.m., cuando la ruta iba a recoger a un menor, se desató un tiroteo entre dos pandillas en el barrio Manuela Beltrán. El niño tuvo que volver a su casa para esconderse”. Ese día, el transporte fue suspendido y los menores del sector no pudieron acudir a sus clases en el Instituto. Aunque las víctimas de los atracos no denunciaron el hecho ante la Policía, la directora del Instituto hizo un llamado a las autoridades “para que nos ayuden a que estos niños puedan asistir seguros a su centro educativo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad