Atentados de Farc en Cauca son parte de operación 'Octubre Negro': Ejército

Octubre 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Atentados de Farc en Cauca son parte de operación 'Octubre Negro': Ejército

En este puente en Mandivá, a doce kilómetros de Santander de Quilichao, guerrilleros de las Farc detonaron un carro bomba que además de destruir parcialmente la construcción, causó daños a más de treinta familias de la zona.

Según el comandante de la Brigada Móvil 37 del Ejército, 'Octubre Negro' es una escalada terrorista de las Farc que tiene como propósito demostrar que no están debilitadas militarmente.

Hacia la madrugada de de este martes, un carro que había sido cargado con 70 kilos de explosivo R1 fue detonado en el puente sobre el río Mandivá,a 12 kilómetros de la cabecera municipal de Santander de Quilichao, norte del Cauca. La explosión, que dejó a nueve personas heridas, fue a la 1:30 a. m. Según varias de los habitantes de la zona, se oyó un fuerte estruendo que dañó ventanas y puertas y averió las paredes de barro de las casas. Doña Carmen Guzmán se levantó gritando, su casa está a menos de cien metros del lugar de la explosión y en ella viven dos de sus hijas y dos nietos. Luego del estruendo todo quedó en silencio, hasta que sus nietos empezaron a llorar de miedo, viendo los vidrios rotos sobre las camas y con la puerta principal abierta y destrozada por la explosión. Luego doña Carmen, que vive en la vereda Mandivá, se enteró de que el lugar de su trabajo estaba medio destruido: el techo averiado, las puertas, las ventanas. Ella se dedica a sacar el ripio de las yucas para hacer alimento de animales. No sabe durante cuántos días estará sin trabajo. En Mandivá, la economía es movida por los cultivos de yuca industrial y piña. Cerca de treinta personas denunciaron que varias ramadas donde almacenaban los productos quedaron en el suelo.Según los reportes oficiales de la Gobernación y la Policía, entre los heridos, siete pertenecen a una misma familia. Dos menores de 5 y 3 años, permanecen en un centro asistencial de Santander de Quilichao a la espera de una valoración médica para determinar el grado de daño que habrían sufrido en sus oídos, como consecuencia de la onda expansiva. El atentado dejó también sin escuela a 48 niños del corregimiento de Mandivá y afectó en un 70 % el puente vehicular, que quedó con paso por un solo carril.Con la afectación del puente sobre el río Mandivá, suman ya tres los atentados de las mismas características en menos de un año y medio. Aún se espera el avance de las obras en los puentes sobre los ríos Piendamó y Ovejas, afectados a mediados del año pasado y en donde también se mantiene el paso restringido a un solo carril. El ataque viene a sumarse a los atentados contra cuatro torres de energía en el municipio caucano de El Patía y en el sector de Remolinos, fronterizo con Nariño, que dejó sin energía por más de cuatro días la costa pacífica nariñense. El ataque, hace parte de una ofensiva de las Farc que, entre el primero y el quince de octubre, suma más de quince atentados contra puentes, oleoductos y torres de energía en Colombia. 'Octubre Negro' Según el comandante de la Brigada Móvil 37 del Ejército, una fuerza creada para combatir a la Columna Móvil Jacobo Arenas de las Farc, la guerrilla está ejecutando una operación llamada 'Octubre Negro', que tiene como propósito "desestabilizar el trabajo del Estado en todo el país". "Esa es la razón de la escalada terrorista que se ha venido viendo en los últimos días", agregó el coronel Jorge Vera, comandante de la Brigada Móvil 37. De acuerdo con Vera, las Farc buscan demostrar que están fortalecidas militarmente y que, a pesar de los duros golpes que han recibido, especialmente en el Cauca, son capaces de hacerle daño al país. Sin embargo, sostuvo el militar, es evidente el estado de debilitamiento de esa guerrilla en el Cauca. "Las bajas de alias Burro y alias Jaimito han debilitado mucho a la Columna Jacobo Arenas. De hecho, este domingo capturamos a diez integrantes de ese grupo, entre los que se encontraban cuatro niños. Hemos tenido información de que se disponían a llevar a cabo atentados contra torres de energía en Morales, Cajibío, el Tambo, Popayán". El 'Octubre Negro', sin embargo, deja un saldo, hasta ahora, de más de 27 mil habitantes afectados solo en Cauca, por las bajas en el suministro de energía, una situación que también ha afectado a Nariño y Antioquia. En el Chocó, las amenazas de paro armado de las Farc tienen incomunicados a Quibdó con Antioquia. Y en el norte del país, el oleoducto Caño Limón Coveñas ha sufrido más de tres atenados en solo octubre. Por ahora, en Santander de Quilichao, las familias afectadas por el más reciente atentado de las Farc, procuran reconstruir sus casas y seguir sus vidas. La secretaria de Gobierno, Edith Milena Cabezas, informó que se auxiliará a los damnificados con materiales para mejorar su viviendas. Inraestructura eléctrica Mientras se anuncia por parte de las autoridades el refuerzo en la presencia tanto de militares como de policías, para garantizar la seguridad de los usuarios de la carretera Panamericana, aún avanzan las labores para restablecer por completo la red energética en el Cauca, afectada también por atentados terroristas la semana anterior. Contratistas de la Interconexión Eléctrica ISA son escoltados por la fuerza pública para reconstruir las torres que fueron derribadas en el sur del departamento. Las labores se concentran en las veredas Pan de Azúcar, en límites entre los municipios de Argelia y El Patía, El Cocal, en El Tambo y Matacea en Mercaderes, en donde por aire y tierra son acompañadas las labores de los técnicos. “Estamos interviniendo las torres 213 y 214 que fueron derribadas. En este momento ya se hizo lo que fue desmontar la estructura que ya fue dañada y vamos a montar la estructura nueva, no podemos decir cuándo terminamos porque hay más torres dañadas”, dijo Miguel Moreno, contratista de ISA. Desde Popayán son enviados los helicópteros que a su vez son escoltados por aeronaves del Ejército para tratar de avanzar en las tareas de reparación, cuyo restablecimiento significaría la normalización del servicio de energía para las poblaciones del pacífico nariñense. Mientras avanzan las labores, se espera que al finalizar la semana se restablezca de manera continua el fluido eléctrico a las zonas rurales de los municipios de Bolívar, Almaguer y Argelia en donde por la reparación de la subestación eléctrica El Saque, destruida con explosivos, también han sufrido cortes en el suministro de electricidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad