Atentado en Inzá, Cauca, pone en duda unidad de la guerrilla de las Farc

Atentado en Inzá, Cauca, pone en duda unidad de la guerrilla de las Farc

Diciembre 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López | Reportero de El País
Atentado en Inzá, Cauca, pone en duda  unidad de la guerrilla de las Farc

Pese a los hechos ocurridos en Inzá, Cauca, el Gobierno y las Farc anunciaron que la próxima ronda de diálogos se inicia el 17 de diciembre.

Analistas dicen que no es claro si el acto se ordenó desde Cuba o fue realizado por un grupo que no oye al Secretariado.

El colofón de la decimoséptima ronda de negociaciones entre el Gobierno y las Farc en La Habana, donde se intenta ponerle fin al conflicto armado, no pudo ser peor: horas antes de finalizar la ronda, el grupo guerrillero asesinó a seis uniformados y tres civiles en el municipio de Inzá, Cauca.Un hecho con el que, según los analistas consultados, el grupo ilegal también le ha puesto una bomba a la credibilidad y la confianza de los colombianos hacia un proceso de paz que de por sí avanza a un ritmo lento y que con estos hechos disparan las dudas y el pesimismo sobre los resultados.Porque si bien este atentado puede tomarse solo como un acto terrorista de las Farc en el marco del conflicto, en el ambiente surge una vez más la duda sobre si hay facciones guerrilleras que no responden a sus jefes en La Habana y tratan de torpedear las negociaciones.Entre otras cosas porque el ataque en Inzá es solo el último eslabón de una cadena de acciones terroristas en el Pacífico que dejó durante 19 días a la población de Tumaco sin energía y luego mantuvo a Buenaventura en tinieblas durante tres días más, entre otros hechos.El analista Juan Carlos Flores aseguró que estos “hechos infames” tienen en común que se han registrado en el suroccidente colombiano y que han afectado a los sectores más vulnerables, comunidades de indígenas y afros, “que las Farc cínicamente dicen defender”.“Lo que yo me pregunto es si estas no son provocaciones de un sector de las Farc que de un lado dice estar con el grupo negociador y al tiempo intentan socavar con este tipo de hostigamientos tan crueles las negociaciones en La Habana”, aseguró Flores.Aunque el experto en seguridad John Marulanda ha insistido en que las Farc están divididas, dijo que no está claro hasta qué punto lo de Inzá pudo haber sido coordinado desde La Habana o si obedece a un acto de un grupo que no responde órdenes del Secretariado.“Yo vi a la gente de las Farc en Cuba muy compungidos con este hecho y lo que creo es que han tenido que salir con un comunicado a sostener el cañazo de que fue un acto de guerra porque lo que menos les conviene hoy es reconocer ante el mundo que están divididos”, dijo Marulanda, al agregar que una vez más las Farc están haciendo gala de su conocido cinismo al asesinar nueve personas y tomarlo como algo normal.El cese el fuego Pero por más que este tipo de actuaciones por parte de las Farc afecte la confianza y la credibilidad de los colombianos en el proceso, también son conscientes los analistas de que este acto no va a llevar al Gobierno ni a las Farc a pararse de la mesa de diálogos.El director del Instituto para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), Camilo González, indicó que el acto perpetrado por las Farc en Inzá no va a tener efecto inmediato en las negociaciones porque el mismo Gobierno ha insistido en que no se haga un cese bilateral del fuego y se hable de paz en medio de la guerra.“Pero si bien este ataque no tiene efecto en Cuba, sí tiene un efecto muy fuerte en la opinión pública porque la gente cada vez está presionando más para que cesen las hostilidades y los actos de guerra. Para el país es un contrasentido tener la expectativa de paz y de otro lado ver estos hechos”, dijo González.Marulanda tampoco cree que este hecho tenga más efecto en la mesa que el generado ayer, cuando la delegación del Gobierno se negó a salir para la lectura del comunicado conjunto sobre el cierre del ciclo y los logros del segundo punto.“Sobre el cese el fuego creo que es una manera de quitarse la presión de las tropas y lo que pasó en Inzá no es un éxito por su poderío militar, sino fallas de las propias tropas que bajan la guardia y eso lleva a que las Farc traten de mostrar un poderío que ya no tienen”.Rechazo a la propuestaEste domingo el presidente Santos ordenó a la Fuerza Pública no darles un minuto de descanso a las Farc para que no tengan capacidad de perpetrar acciones como las del municipio caucano de Inzá. “Tenemos que seguir la ofensiva, no darles un minuto de descanso, no darles un minuto de tregua para que no tengan la capacidad de cometer actos como los que acabamos de ver infortunadamente”, dijo. Así mismo, indicó que “si las Farc creen que con actos como este nos van a llevar a un cese el fuego, que es lo que también están diciendo, se equivocan, se equivocan de cabo a rabo”. “No podemos bajar la guardia ni un solo minuto y reitero: la ofensiva militar se mantiene hasta el momento en que lleguemos a un acuerdo, ahí pensaremos en dar el paso al cese el fuego”, concluyó. Este pronunciamiento sirvió de respuesta a pedido de los jefes guerrilleros de las Farc, quienes en un comunicado desde La Habana anunciaron un cese unilateral del fuego.“Creemos con toda sinceridad que el país no se merece este derramamiento de sangre”, leyó en un comunicado ‘Pablo Catatumbo’ y dijo que “así sea de manera unilateral, procedemos a ordenar a todas nuestras unidades guerrilleras y milicianas un cese de fuego y hostilidades por 30 días a partir de las cero horas del próximo 15 de diciembre, correspondiendo así a un hondo clamor nacional”.‘Catatumbo’ también advirtió que permanecerán alerta a cualquier operación militar y se mostró esperanzado en que el Gobierno “corresponda a nuestro gesto ordenando un alto en su ofensiva”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad