Ataque de las Farc en el norte del Cauca deja dos muertos y decenas de desplazados

Ataque de las Farc en el norte del Cauca deja dos muertos y decenas de desplazados

Febrero 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Andrés Felipe Becerra y Elpais.com.co
Ataque de las Farc en el norte del Cauca deja dos muertos y decenas de desplazados

Las Farc detonaron un vehículo cargado con explosivos a escasos metros de un retén militar. El ataque del grupo subversivo causó la muerte de un civil y un soldado.

A esta hora, los combates continúan y la guardia indígena intenta evacuar a un grupo de niños que se refugian en una escuela cercana.

Un soldado y un miembro de la comunidad indígena del norte del Cauca murieron y otras tres personas resultaron heridas durante un ataque de las Farc, registrado este martes en el corregimiento de El Palo, Cauca. La incursión guerrillera incluyó la explosión de dos carros bomba sobre la vía que conduce de Caloto a Toribío. Aunque la explosión del primer vehículo se presentó hacia las 12:45 del mediodía, a esta hora la situación en la zona es delicada, pues los combates continúan y han causado el desplazamiento de por lo menos 200 personas. Además, la guardia indígena de Caloto y Toribío bloqueó un tramo de la carretera, mientras intenta evacuar a un grupo de niños que se encontraban en una escuela cercana cuando iniciaron los enfrentamientos. Este día de terror en El Palo fue el último de Jorge Arias, el cerrajero. Un hombre de 50 años y cuatro hijos que murió cuando viajaba en su moto y fue alcanzado por varias esquirlas provenientes de una explosiónSegún el comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, general Jorge Humberto Jerez, la explosión del primer carro bomba se produjo a aproximadamente cuatro kilómetros de la zona urbana de El Palo, cerca de un retén militar. "Gracias a los controles que hemos adelantado logramos evitar que la tragedia fuera mayor, aunque lamentamos la muerte de un civil y de uno de nuestro hombres", señaló el alto oficial. Habitantes de el sector narraron que los subversivos iniciaron el ataque al lanzar 'tatucos' y explosivos contra el puesto de control del Ejército. Esta acción provocó la muerte del soldado Jonier Hoyos Galindez, de 22 años, y de Jorge Arias.El general Jeréz explicó, además, que en medio de los enfrentamientos un integrante del Sexto Frente de las Farc intentó llevar el carro bomba hasta la zona urbana de El Palo, pero debido a la acción de los militares detonó el vehículo en la vía. Esta explosión ocasionó heridas en otros dos soldados, según han confirmado las autoridades. "Los cilindros quedaron en el mismo vehículo pero no fueron lanzados y estallaron en el cruce hacia el municipio de Toribío", dijo Andrés Sarria uno de los líderes de la zona. Otro vehículo, cargado con por lo menos siete cilindros bomba, fue detonado a pocos metros de la primera explosión, en la ribera del río de El Palo.Volvió la guerraFueron dos meses de aparente tranquilidad en El Palo, Cauca. Dos meses, decía la gente del pueblo, que coincidieron con la tregua de las Farc. 60 días y un poco más que estuvieron casi en calma hasta el martes, cuando volvieron a escucharse entre los habitantes palabras repetidas en medio de ese miedo tan conocido por ahí: guerra, tatucos, balacera, combates.El Palo se fue quedando solo desde el mediodía. Minutos después de las explosiones, una parte de la población corrió. Corrió la gente que compraba las cosas del almuerzo. La señora que iba a pagar los servicios. Corrió Liseth, que siembra tomate y café y a esa hora andaba tomando algo en la tienda. Corrieron los buscadores de oro que todos los días buscan fortuna en el río. Muchos corrieron. Solo hubo tiempo de buscar a los niños y salir para lo que queda de la Hacienda El Nilo, donde ya es costumbre que campesinos y pobladores se refugien en casos como este. La campana que marca el fin de clases en la escuela, entonces, no sonó a la hora acostumbrada. Sonó antes para que los papás, que se veían corriendo por las calles, se llevaran a sus hijos lejos de ahí. Seguramente en El Nilo, justo ahí donde hace 23 años se perpetró una masacre de indígenas Nasa, habrán vuelto a escucharse lamentos de guerra.Estos nuevos ataques de las Farc se registran en el marco de los diálogos de paz que adelantan el Gobierno Nacional y esa guerrilla en La Habana, Cuba, y en una época donde las acciones del grupo insurgente han aumentado.Estas acciones incluyen secuestros y atentados contra la Fuerza Pública en varios sitios de Colombia, que han dejado al menos seis uniformados muertos, además de las víctimas de la explosión de este martes en El Palo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad