Asonada en el oriente de Cali por presunta desaparición de niños

Abril 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La asonada se presentó porque la Policía no permitió que los habitantes del barrio Desepaz lincharan a un joven a quien señalan de estar robando y asesinando niños.

Una asonada tuvo lugar en el barrio Desepaz, oriente de Cali, en donde más de 500 personas atacaron la Estación de Policía con el ánimo de agredir a una persona que supuestamente estaría desaparición niños de la zona. Según informó un líder comunal del barrio, la asonada comenzó hacia las 6:00 p.m., luego de que varios habitantes intentaran linchar a un joven inculpándolo de ser el responsable de una supuesta serie de desapariciones de niños. Ante la situación, la Policía procedió a detener al joven y a llevarlo a la Estación de Desepaz, en donde un numeroso grupo de personas se reunió con el fin de sacarlo del lugar. Según indicó el líder, uniformados del Esmad tuvieron que llegar a prestar refuerzos para evitar que la turba se enfrentara con los policías. Por otra parte, la Policía de Desepaz informó que no tienen ninguna denuncia de niños desaparecidos en el barrio por lo cual, no hay razón para mantener detenido al joven. El señalado por los habitantes de robar y asesinar niños permaneció en la Estación de Policía de Desepaz con el propósito de evitar ser agredido. Además se conoció que el señalado es un sacerdote que estaba realizando catequesis en el sector, y había parado en una cafetería para tomar una gaseosa, cuando fue amenazado por algunas personas, quienes dijeron que se parecía al presunto hombre que estaría hurtando niños en el Valle.Durante la asonada fue atacado a piedras un bus del MÍO que pasaba por sector. El vehículo terminó con los vidrios rotos.La Policía informó que nueve personas fueron capturadas por estos desórdenes.Cabe recordar que durante esta semana se han recibido numerosas denuncias por el presunto hurto de menores de edad en diferentes municipios del Valle, como Palmira, Florida, Cerrito, Guacarí y Buga.Ante estos rumores, el coronel Ludwing Jaimes Riscanevo, comandante del Primer Distrito de Policía Palmira, precisó que aunque ha recibido varias llamadas alertando sobre la supuesta presencia del vehículo, "en ninguna parte se ha visto", ni se han recibido denuncias sobre desaparición de menores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad