Así se cometió el hurto a un apartamento del oeste de Cali

Julio 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Lo que inicialmente se reportó como el hurto de una camioneta resultó ser un asalto muy bien preparado.

Los investigadores de la Policía presumen que la banda que asaltó un apartamento en un edificio de Centenario, oeste de Cali, llevaban varios meses haciéndole inteligencia a su víctima. Según la denuncia, la mujer se desplazaba con su escolta desde Dagua hacia Cali en una camioneta Ford 150 cuando cerca a Bitaco la pararon tres policías en un retén. Ella aseguró que le quitaron el celular, el arma del escolta, los bajaron del carro y los dejaron abandonados allí. Pero antes, la amenazaron para que le diera la clave de su caja fuerte. “Nunca le preguntaron dónde vivía ni cual era su número de apartamento. Ella ya había dudado de que eran policías porque dijo que estaban muy mechudos. Ellos tenían todo los datos. En la camioneta llegaron al edificio y el portero les abrió”, relató uno de los investigadores. “Entraron al edificio, porque el portero les abrió al creer que era la mujer”, dijo el comandante de la Policía, general Nelson Ramírez. Sin embargo,  cuando ingresaron al parqueadero dejaron  el carro en un sitio diferente al asignado a la señora. Una vecina que llegaba en ese momento le avisó al portero y le manifestó que eran dos hombres. “A la vigilancia le faltó una reacción más rápida porque no dieron aviso de inmediato a la Policía, sino que cuando la camioneta iba a salir de nuevo, el portero  no les abrió la reja por lo que  se la llevaron por delante”, relató el investigador. En la huida los delincuentes chocaron dos taxis que se encontraban sobre la Avenida 4N con Calle 7. El reporte de las autoridades indicó que de la caja fuerte se llevaron joyas, avaluados en $200 millones, 1000 euros y US$7500. El mes pasado en una unidad de Valle del Lili irrumpieron dos camionetas al parqueadero y asaltaron un apartamento de una de las torres. Los delincuentes desarmaron a los vigilantes.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad