Así pidió perdón Iván Márquez a Constanza Turbay en La Habana

Agosto 17, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Argemiro Piñeros | Colprensa
Así pidió perdón Iván Márquez a Constanza Turbay en La Habana

Constanza Turbay, víctima de las Farc.

Constanza Turbay hizo parte de la delegación de las víctimas que viajó a Cuba para encontrarse con las Farc. La guerrilla asesinó a varios miembros de la familia de Turbay.

La Habana, Cuba. Ellas representaban dos de las tragedias más dolorosas y recordadas que ha dejado las Farc en sus más de 50 años de existencia. A las dos la guerrilla prácticamente les acabó sus vidas tras haber vivido la violencia de este conflicto armado, en dos formas cruentas del mismo: el secuestro y el ajusticiamiento. Pero su sufrimiento al parecer ya fue enterrado más no olvidado y así lo resume una frase de Constanza Turbay Cote, “yo ya lo perdí todo, pero podemos hacer mucho en honor de estos seres queridos que perdimos para reconstruir la paz y la reconciliación en Colombia”. Su familia era una de las más reconocidas en el Caquetá por estar dedicada a la política, pero en diversos hechos las Farc asesinaron a toda su familia. Su hermano Rodrigo, representante a la Cámara, murió secuestrado en 1997, su otro hermano, Diego, presidente de la comisión de paz de la Cámara de Representantes, fue asesinado junto a su madre y cinco personas más en el año 2000. La otra historia es la de Ángela María Giraldo, a quien el país la recuerda por haber liderado a mediados de la década pasada el acuerdo humanitario para la liberación de los secuestrados por la guerrilla. Ella es la hermana de Javier Giraldo, uno de los once diputados del Valle, secuestrado y asesinado por las Farc en pleno cautiverio. El encuentro más importante de mi vida: Turbay En un principio fue una experiencia quizás difícil con mucha carga de emotividad de sentimientos, de recuerdos, después este ha sido el encuentro más importante y trascendental de toda mi vida. En el primer intervalo Iván Márquez se acercó con sentimientos de sinceridad, me pidió perdón. No fue un perdón mecánico, fue un perdón de corazón. Me dijo que fue una equivocación lo que cometieron con mi familia y que contara con que irían a esclarecer toda esa verdad. Como les digo ha sido el encuentro más trascendental en toda mi vida y que grato que a través de un diálogo podernos encontrar, buscar caminos, de claridad, de reconciliación. Yo ya lo perdí todo, pero podemos hacer mucho en honor de estos seres queridos que perdimos para reconstruir la paz y la reconciliación en Colombia. Es imposible presentar el dolor del otro, solamente la persona que lo ha experimentado y vivido lo puede hacer. Fue tan valioso este encuentro que ojalá todas las víctimas tuvieran la oportunidad de hacerlo. Hoy nos presentamos como unidad En principio fue muy duro estar con la guerrilla de las Farc, no quise estar en esta delegación pero me llamaron y siento un compromiso de la paz de Colombia. No vengo en representación de las familias de los diputados ni siquiera por mi familia porque en todas hay sentimientos encontrados. Hay muchos que no quieren ser parte del proceso y que no desean entrar en un diálogo directo con las Farc. Mi compromiso lo legitima los años que luché por un acuerdo humanitario cuando era un herejía hablar del tema en Colombia. Siento que es importante venir a estos espacios porque sólo escuchándonos, sólo presencia el dolor que el conflicto ha ocasionado en millones de colombianos podemos construir paz. Nosotros, las víctimas, hemos quedado en medio del fuego cruzado, nosotros no decidimos hacer parte del conflicto. Es importante escuchar a las partes y decirles de manera franca y sincera por qué le hicieron esto a Colombia. Las Farc deben decir por qué utilizó los mismos mecanismos que repudiaba, por qué las Farc continuó el conflicto, por qué si le están haciendo un reclamo al Estado utilizó las armas para aumentar la posibilidad de hubieran más víctimas. Hoy nos presentamos como una unidad, no nos interesa quién ha sido nuestro victimario, nos interesa es que estamos dispuestos a la paz, la reconciliación y el perdón para que no haya más personas que vivan lo que nosotros vivimos. Nuestro compromiso real es con la no repetición de estos hechos atroces.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad