Así operaba la desmantelada banda sicarial de ‘La Pradera’

Junio 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así operaba la desmantelada banda sicarial de ‘La Pradera’

Los operativos se llevaron a cabo en los barrios Calimío Decepaz, Brisas de Guabito y Potrero Grande, de la capital vallecaucana. También en Santa Marta.

El grupo, que delinquía desde el oriente de Cali, cometía crímenes en diferentes partes del país, ordenados por los ‘Urabeños’.

La banda sicarial denominada los de ‘La Pradera’, que delinquía desde el oriente de Cali, le cobraba entre $5 millones y $10 millones a la banda criminal ‘los Urabeños’ por cada uno de los crímenes selectivos en diferentes departamentos del país, entre ellos Valle, Cauca, Cundinamarca y Magdalena.De acuerdo con un investigador de la Policía, alias Pecas o Mono, quien lideraba el grupo, era el encargado de recibir el dinero de la banda criminal para luego encargar el trabajo a sus mejores hombres. Incluso, dice el investigador, ‘Pecas’ también organizaba los viajes cuando los homicidios eran encargados fuera de la capital del Valle.“Entre los 50 homicidios en el país que se le atribuyen a los sicarios de este grupo, están, especialmente, el de integrantes de la banda criminal de los ‘Rastrojos’, por retaliaciones entre las bacrim”, dijo el agente de la Policía, quien explicó que hasta el momento solo están comprobados 24 crímenes. Tanto ‘Pecas’, como otras diez personas entre ellas un menor de edad, fueron detenidas en una operación especial de la Policía denominada ‘Tornado’, que se realizó esta semana en Cali y Santa Marta.El viernes, la Fiscalía dictó medida de aseguramiento contra diez integrantes de la banda. Mientras que al menor de 17 años se le definirá su situación jurídica la próxima semana. El general Fabio Alejandro Castañeda, comandante de la Policía de Cali, explicó que esta banda de sicarios trabajaba directamente con el capturado alias Moneda, jefe de sicarios de alias Chicho Urdinola, cabecilla de ‘los Urabeños’.El investigador de la Policía contó que los integrantes de los de ‘La Pradera’ tenían una especie de oficina en el barrio Decepaz, en el oriente de Cali, desde donde también se encargaban de varias de las extorsiones y desplazamientos internos de los habitantes de la Comuna 21.En el operativo de la Policía, a la banda se le logró incautar un arma de fuego, once cartuchos de diferentes calibres, doce equipos celulares, 20 memorias USB, dos agendas con información, $1.150.000 en efectivo y un vehículo que fue inmovilizado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad