Así operaba el sofisticado laboratorio de cocaína desmantelado en el norte de Cali

Enero 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

En la residencia del barrio La Merced procesaban 6.000 dosis diarias. El laboratiorio llevaba al menos 40 días en funcionamiento.

Un promedio de 6.000 dosis de alucinógenos se procesaban a diario desde una vivienda de dos pisos del barrio La Merced, en el norte de Cali. La residencia, que tiene un antejardín con cinco materas y que el mes pasado fue adornada con luces navideñas, escondía en su interior un moderno laboratorio de fabricación y empaque de estupefacientes. De acuerdo con la Policía Metropolitana de Cali, que ayer a la madrugada desplegó un operativo para desmantelar este sitio, se trata del laboratorio más grande que se ha descubierto en una ciudad.En el lugar fueron hallados 47 kilos de base de coca y otros cinco kilos de clorhidrato de cocaína.“Desde hace unos 40 días se procesaban drogas en esta vivienda de La Merced, pero se tomaron varias medidas para engañar a las autoridades como decorar la casa de Navidad y encender el equipo de sonido cuando hacían mucho ruido”, declaró el general Fabio Alejandro Castañeda, comandante de la Policía de Cali.El oficial explicó que el operativo se logró gracias a la llamada de un ciudadano que denunció movimientos extraños en dicha vivienda. Con la incautación del estupefaciente, según la Policía, se evitó la circulación de al menos un millón y medio de dosis en la capital del Valle.Las autoridades presumen que cuatro personas trabajaban en el lugar, pero en el momento del operativo lograron huir.Distribución organizadaAdemás de los kilos de base de coca, utilizada como materia prima para la fabricación de cocaína, en este laboratorio se encontró basuco en proceso. “A esta base de coca le adicionaban cal (insumo agrícola), con el fin de tener mayor rendimiento, y así convertirlo en basuco, que es una droga que por todo lo que le mezclan su efecto dura sólo el tiempo que se consume”, explicó un investigador de la Sijín de la Policía. Lo que más sorprendió a las autoridades fue la infraestructura de este laboratorio, pues tenía máquinas para empacar hasta 16 paquetes personales de estos alucinógenos. “Nunca habíamos encontrado un aparato con un diseño tan organizado. Echaban la base de coca en una licuadora y luego la pasaban por una plancha para sellar cada sobre de manera hermética”, indicó un investigador. Esta modalidad de distribución parece ser nueva en Cali, pues en la mayoría de los expendios de droga la base de coca se vende en papeles improvisados. El laboratorio rotativo -pues fabricaba la droga y la distribuía de inmediato- también contaba con sistemas de extracción para disimular los olores. “Vecinos fantasmas”Aunque los habitantes de La Merced se sorprendieron al descubrir que en su barrio funcionaba el laboratorio urbano más grande del país, algunos comentaron que en los últimos días sí vieron movimientos sospechosos en la casa. “Siempre nos pareció raro que los inquilinos nunca hicieran un trasteo. La vivienda se ocupó hace seis meses, pero sólo se veía a una pareja de noche”, dijo un habitante de la zona. Según los vecinos, un hombre y una mujer parecían ser los arrendatarios. “Algunos decían que tenían una marranera. Andaban en una camioneta, pero en los últimos días empezamos a ver unos carros lujosos. Siempre fueron como vecinos fantasmas”, dijo otro residente.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad