Así operaba banda delincuencial que estafaba con falsos viajes en Cali

Enero 17, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así operaba banda delincuencial que estafaba con falsos viajes en Cali

En uno de los allanamientos las autoridades decomisaron $85 millones. Las capturas de las siete personas fueron en Cali, Buga y Ríonegro, Antioquia.

Así operaba banda delincuencial que estafaba con falsos viajes en Cali

En uno de los allanamientos las autoridades decomisaron $85 millones. Las capturas de las siete personas fueron en Cali, Buga y Ríonegro, Antioquia.

Según las autoridades, vendían económicos paquetes al exterior, pero adquirían los hoteles y los vuelos con tarjetas robadas.

La banda delincuencial ‘Los Guettways’, liderada por un ingeniero de sistemas y desmantelada  en Cali, estafó a 63 personas en todo el país con falsos planes de viaje. Según las autoridades, vendían económicos  paquetes al exterior, pero adquirían los hoteles y los vuelos con tarjetas robadas. Cuando los dueños de estas reportaban que las transacciones no eran de ellos, a los clientes de la falsa agencia  les cancelaban sus viajes en las aerolíneas. Lea también: Vacaciones de pesadilla: los planes turísticos con los que estafan a cientos de caleños. Tras casi un año de investigación, los miembros de la Sijín, el CTI y la Estructura de Apoyo de la Fiscalía, capturaron a siete miembros de esta banda, cuatro hombres y tres mujeres. Entre los detenidos  se encuentran estudiantes universitarias y una modelo, que según las autoridades, se dedicaban a reclutar víctimas de las estafas. Las capturas se realizaron en Cali, Buga  y Ríonegro, Antioquia. De acuerdo con los investigadores, el líder, alias Diego, ‘hackeaba’ la información de bancos de otros países, como Suiza, Noruega, Canadá o Turquía, y se robaba la información de tarjetas de crédito. Con estos datos realizaba las compras de los tiquetes y planes vacacionales. “Diego, su hermano Cristian y Camilo (tres de los detenidos) hablaban inglés, entonces llamaban a las aerolíneas y hoteles en el exterior haciéndose pasar como los propietarios de las tarjetas para realizar las compras. Suplantaban a los dueños de estas como compradores y adquirían los planes”, explicó uno de los investigadores. Una vez los dueños de las tarjetas se enteraban de esas transacciones denunciaban al banco las compras, por lo que las entidades las cancelaban. La investigación  contra  ‘Los Guettways’ se inició  el 22 de enero de 2016 tras la denuncia de un hombre  que relató que había sido víctima de esta estafa. Contó que por referencias de uno de sus amigos compró un plan vacacional a Estados Unidos con su familia. Cuando estaban de regreso no los dejaron abordar el avión porque la tarjeta con la que habían comprado sus pasajes había sido reportada como robada. “Al señor le dijeron que iban a llamar a las autoridades y él llamó a quienes le habían vendido ese plan, pero nunca le contestaron. Cuando pudo volver a Colombia denunció el caso y nosotros al cotejar los datos descubrimos que de esa forma habían estafado a otras 63 personas que denunciaron en todo el país. Logramos contactar a 21 de ellas para entrevistarlas”, agregó el investigador. Los investigadores de la Estructura de Apoyo de la Fiscalía establecieron que esta banda buscaba a sus clientes en universidades, gimnasios y otras zonas. “Ellos primero contactaban a personas a quienes sí les cumplían y les pedían que los referenciaran con amigos. Todas las comunicaciones eran por celular y por Whatsapp”, explicó el investigador. Los planes turísticos eran a Miami, Los Ángeles, New York y  Orlando en Estados Unidos; México; Toronto, en Canadá; China; Madrid y Barcelona, en España.  Entre las denuncias se encuentra la del propietario de una agencia de viajes de Cali, quien relató que una amiga le contó que le habían vendido unos tiquetes a Cancún muy baratos,  se contactó con Diego y este le vendió un plan a Estados Unidos con su familia. Como le fue muy bien, lo convenció para que trabajaran juntos y en su agencia vendiera los planes, pero a las personas que le compraron los planes les quedaron mal. Él tuvo que pagar esas deudas por $50 millones  y la agencia quebró. Otra de las víctimas fue una estudiante de Medicina en  Cali, que vive en Santander de Quilichao. La joven adquirió un plan al exterior y Diego la convenció para que vendiera paquetes turísticos. Uno de sus clientes fue otro médico, que le compró un viaje a Cancún para ocho personas por $15 millones.   “La joven los llevó al aeropuerto, pero una vez allí no dejaron subir al avión al médico y a sus familiares. Él la denunció inmediatamente a la Policía del aeropuerto. Ella llamó a Diego, quien le dijo que se trataba de un error del banco y que él lo iba arreglar. Para que se tranquilizara le aseguró que como prenda le iba a enviar un carro para que ella lo tuviera hasta que él le devolviera el dinero”, contó el investigador del CTI. El problema se agravó para la médica, pues días después allanaron su casa porque el carro era robado. Lo habían alquilado en una agencia y reportaron el robo. Como estaba monitoreado, la Sijín de la Policía llegó hasta su casa. Aparte de esto, sus padres debieron pagarle los $15 millones al médico para que desistiera de la denuncia. Cuando la joven le contó a la Fiscalía lo ocurrido, los investigadores unieron su caso con otras denuncias contra los hermanos Diego y Cristian.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad