Así operaba banda dedicada al robo de motocicletas en Cali

Así operaba banda dedicada al robo de motocicletas en Cali

Julio 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así operaba banda dedicada al robo  de motocicletas en Cali

Varias de las motos recuperadas por las autoridades esta semana, fueron sometidas a una marcación especial para evitar que vuelvan a ser hurtadas y además generar un registro de las mismas.

‘Los Gatos’ eran expertos en el halado de motos. Esta semana fueron capturados.

Entre 300 y 600 mil pesos eran vendidas las motocicletas que eran robadas por los ‘los Gatos’, una banda delincuencial dedicada al hurto de estos vehículos en Cali y que fue desarticulada esta semana por las autoridades.Desde hace un año, la Estructura de Apoyo de la Fiscalía y la Sijín de la Policía le seguían la pista a los integrantes de esta banda, los cuales hurtaban las motos mediante la modalidad de halado. De acuerdo con un investigador de la Estructura de Apoyo de la Fiscalía en Cali, ‘los Gatos’, conformada por ocho personas (todas capturadas y judicializadas), en un año se alcanzaron a robar 200 motocicletas, entre una y dos diarias, que después eran vendidas y a veces utilizadas para extorsionar a los propios dueños de los vehículos. “Las motos eran hurtadas mientras estaban estacionadas. Las denuncias recibidas y las investigaciones arrojaron que los miembros de este grupo tenían su accionar en zonas como Versalles, San Vicente, Avenida Sexta, La Campiña, Calima, Villacolombia y San Fernando, entre otros lugares”, explicó el investigador.A los capturados, liderados por alias ‘el Gato’, un hombre de 43 años de edad, se les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario acusados de los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y agravado, extorsión y uso de menores de edad en la comisión de delitos.Así se hurtaban las motocicletasLuego de un año de interceptar las líneas telefónicas de varios de los integrantes de esta banda, en especial la del líder, se logró establecer que lo primero que hacían era ubicar sitios como parqueaderos de centros comerciales, de instituciones universitarias y de unidades residenciales, donde se encontraran diferentes variedades de motos. Una vez ubicado el lugar, llegaban dos personas en moto para escoger la candidata a hurtar, las cuales hacían varias rondas alrededor para verificar que no hubiera presencia de policías.Los ladrones, antes de actuar, hacían una llamada al posible comprador de la moto para entregarle todas las características posibles y de alguna manera definir si la robaban o no. Tras pactar el negocio, una sola persona, en varias ocasiones una mujer, se acercaba a la moto como si fuera propietario y con un gancho dañaba el sistema de seguridad, la encendía con el mismo elemento y se la llevaba, escoltado de lejos por la otra persona. Las motocicletas eran llevadas principalmente, según la información de la Estructura de Apoyo de la Fiscalía, a tres talleres ubicados en el centro de la capital del Valle, donde ‘los Gatos’ vendían las motos a sus clientes y también donde las desguazaban. En ocasiones, cuando la banda no lograba vender las motos, extorsionaban a los dueños de éstas para que les dieran uno y dos millones de pesos para recuperarla. Las víctimas eran contactadas por medio de los papeles que se quedaban en la moto o por el voz a voz de una recompensa que se daba tras el robo. Esta banda delincuencial también estaba hurtando motocicletas, con la misma modalidad, en diferentes barrios del municipio de Palmira.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad