Así opera la banda de atracadores que azota la Vía al Mar

Agosto 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así opera la banda de atracadores que azota la Vía al Mar

Detrás de los hurtos hay bandas de atracadores y miembros de pandillas, operan a la menor 'papaya' del ciudadano. Este año van 22 hurtos reportados en esta vía. Investigación.

Desde la iglesia San Ignacio de Loyola hasta más arriba del CAI Forestal, responden los habitantes de Terrón Colorado cuando se les pregunta: ¿dónde suceden los robos a los viajeros que transitan por la vía al mar? Javier tiene una tienda sobre la carretera donde vende chorizos, arepas y gaseosas. Nunca ha sido víctima de un atraco, pero cuenta que a cada rato llegan personas a pasar el susto en su negocio. “Antes escuchaba historias en las que los ladrones atravesaban cuerdas a lado y lado de la carretera o tiraban piedras para que la gente frenara, pero ahora los clientes me dicen que aprovechan los trancones que se arman por el puente amarillo. No es algo nuevo, la cosa lleva años”, dice. El puente amarillo al que se refiere Javier queda en la Avenida 6 Oeste con Calle 30 Oeste. De lunes a viernes, el puente es tan solo un puente. Una estructura que los vecinos del sector parecen ignorar; pero los fines de semana, y especialmente los días festivos, el puente se convierte en un lugar de reunión, en un nido de buitres, según lo comenta un agente de Policía del sector. “Desde las 4:00 p.m. se pueden ver a un poco de pelados sentados por allí, esperando a que el trancón empiece, aguardando el ‘papayazo’”. Lea también: ¿Por qué siguen atracando en la Vía al Mar?  Y cada fin de semana, en muy poco tiempo, el trancón cobra vida. La vía angosta que baja hacia Cali empieza a congestionarse cada vez más, dando la apariencia de que los carros están estacionados en la carretera. Buses intermunicipales, automóviles, motos y camionetas se detienen por buen rato: es allí cuando los delincuentes empiezan su recorrido entre el tumulto. “Caminan entre los carros, mirando quien lleva los vidrios abajo. Pelan bien el ojo para ver al descuidado que va con el celular en la mano, con el bolso en las piernas y le mandan el raponazo”, dice el policía. Si la víctima se resiste, los delincuentes estallan en insultos y empiezan con amenazas. Casi siempre, si van en moto, llevan armas de fuego, pero si se mueven a pie, dice el agente, prefieren cargar navajas y cuchillos para intimidar. Una vez asegurado el robo, huyen hacia los escalones, faldas y calles que los meterán en los distintos sectores que conforman a Terrón Colorado,  “y dígame usted, ¿qué civil se va a poner a perseguirlos hasta allá?”, cuenta el uniformado. Hace un par de meses, Martha decidió llevar a su nieta hasta los juegos infantiles del supermercado Galerías. Había empezado a oscurecer, y como de costumbre, el trancón empezó a formarse en la avenida. Fue entonces cuando vio a un joven, “que no tenía más de 17 años”, forcejear con una mujer que estaba montada en una camioneta, le arrebató algo de las manos, y pasó a su lado corriendo, perdiéndose por unas escaleras que lo llevaron hasta el sector conocido como Palmas 1, en Terrón Colorado. “Muchos de los que vienen a robar  son de esos lados, Palmas 1 y Palmas 2. Son muchachos de galladas que pelean con los de Mateguadua o Patio Bonito, y que salen a conseguir plata robando a los viajeros y a la gente del barrio”, comenta Martha. Lea también: Estos son los controles de seguridad para la Vía al Mar tras denuncia de hurto. Para el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Nelson Ramírez, los responsables de los robos en la vía al mar van desde pandilleros hasta miembros de bandas de atracadores. “Estas personas hacen parte de bandas organizadas dedicadas al microtráfico, el hurto y el asesinato”, explica el general. El pasado lunes festivo, a las 10:00 p.m., Kees Stapel  regresaba de viaje con su familia por la vía al mar cuando fue asaltado por cuatro jóvenes. “Estaban armados con un revólver y con cuchillos. Nos hicieron bajar, a los gritos”, denunció en esa ocasión el hombre, quien al momento del atraco se movilizaba por el kilómetro 7. “Los responsables de este hecho ya están identificados. Hacen parte de una de las cuatro bandas dedicadas a varios delitos y que están afincadas en distintos sectores de Terrón Colorado”, dijo el general Ramírez. Dichas bandas, según las autoridades, operarían desde los sectores conocidos como las Palmas 1 y 2, El Realengo, La Estatua y Villa del Mar, en Terrón Colorado.   “Ellos no tienen jurisdicción. Así como asaltan en la vía, pueden ir en moto hasta la comuna 2 o 3 a robar”, dice el general Ramírez. También han identificado que grupos asentados en Siloé han cometido asaltos en la vía al mar. Precisamente, los ladrones señalados del hurto de La Arepería habían sido capturados en flagrancia cuando asaltaban un restaurante de esta carretera. En lo corrido de 2016, se han presentado 22 denuncias por hurto en ese corredor vial, siendo las zonas más afectadas     Palermo, La Herradura, Los Hornos, Las Fresas, Baracas y Puente Amarillo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad